Díaz afirma que su Gobierno es el "reflejo" de la gente en Andalucía

Susana Díaz (Archivo)

nacional

| 18.06.2015 - Actualizado: 15:49 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha manifestado, en el acto de toma de posesión de los nuevos consejeros, que este Gobierno es el "reflejo" de la gente en Andalucía, "diversa y plural", y ha garantizado que se va a trabajar con "rigor y austeridad".

Durante su intervención una vez que los trece nuevo consejeros han tomado posesión del cargo en el salón de los espejos del Palacio de San Telmo, Díaz ha señalado que hay una gran tarea por delante "que nos tiene que llevar a asegurar la eficiencia y el buen funcionamiento de los servicios públicos en Andalucía", y ha indicado que se trata de dar un gran salto adelante en esta legislatura para que esta comunidad ocupe el lugar que merece y el que está en condiciones de hacer por su capacitación, talento y por el compromiso de los andaluces.

Ha manifestado que este acto de toma de posesión debe ser sencillo, pero tiene toda "la carga simbólica" en un momento en que echamos a andar después de un periodo demasiado prolongado de gobierno en funciones.

Ha indicado que lo que va a definir la acción de este Gobierno van a hacer sus hechos, el compromiso y el trabajo de cada uno de los consejeros. "Los hechos van a ser las varas de medir con las que nos van a juzgar los ciudadanos a partir de este momento", ha apostillado.

En las tareas que hay por delante, la presidenta ha situado como prioritario el gran salto en la creación de empleo, reduciendo drásticamente una cifras de paro que son "inasumibles" para nuestra tierra, y que el empleo que se cree sea de calidad, de manera que devuelva la dignidad a miles de personas sin empleo y a los que, pese a tener un trabajo, no llegan a fin de mes.

Asimismo, se ha referido a la necesidad de reorientar el modelo económico para hacerlo más innovador, abierto y competitivo. Para Díaz, la mejora de la calidad de la educación pública también tiene que ser un objetivo y que la formación profesional se convierta en el "gran aliado" de nuestra economía, para progresar más y mejor.

Ha apuntado que la sanidad pública, de la que nos sentimos tremendamente orgullosos los andaluces, va a seguir siendo una prioridad del Gobierno y ha deseado que Andalucía siga siendo una en el ámbito nacional e internacional en la investigación biomédica.

La presidenta también ha mencionado "grandes retos" en los servicios sociales, como la dependencia y la atención a las situaciones de emergencia social, como las relativas a vivienda y desahucios.

En su opinión, lo fundamental es poner toda la administración andaluza al servicio de las necesidades de los ciudadanos, "con rigor y con austeridad", de forma que se va a mantener al mismo tiempo la "calidad de los servicios públicos con la estabilidad presupuestaria con la que Andalucía está comprometida".

"Es imprescindible que se demuestre una vez más que es sostenible el sistema público al mismo tiempo que cumplimos con la estabilidad presupuestaria", ha señalado.

Ha indicado que siempre, por encima de todo, este Gobierno va a defender a Andalucía, a su gente y sus necesidades: "los andaluces deben saber que tienen un Gobierno que siempre va a poner las necesidades y aspiraciones de Andalucía en el centro de sus preocupaciones".

Para Díaz, en estos momentos hay que afrontar los retos "con coraje y con determinación", y con mucho trabajo y cercanía a los ciudadanos, de manera que éstos perciban en el día a día que su Gobierno está al servicio de sus demandas y necesidades. "Un trabajo incesante y cercanía van a ser las señas de identidad de este nuevo Gobierno", ha expresado.

MUCHO DIALOGO

Asimismo, ha considerado prioritario el diálogo, como la mejor manera de aunar voluntades, de sumar talento y esfuerzo y que el conjunto de los ciudadanos salgan ganando. Se ha referido, por ejemplo, al diálogo social, con la comunidad educativa y la sanitaria, con el tejido social y con todos los referentes que en Andalucía quieren contribuir a que esta tierra avance de manera más rápida.

Ha agregado que todos somos conscientes del momento tan importante en el que estamos, de cambios de todo tipo, "que tenemos que saber liderar y que se traduzcan en lo mejor para los ciudadanos y para nuestra tierra".

Ha asegurado que para esos cambios, este es un Gobierno "sólido, potente, con capacidad y con fuerza". Susana Díaz ha agradecido a los nuevos consejeros su disposición y que hayan aceptado la tarea encomendada con ilusión, responsabilidad y compromiso.

Ha manifestado que su nuevo Gobierno es el reflejo de la "gente en Andalucía, gente distinta, diversa y plural" y ha apuntado que además de reflejo, tiene que ser la aspiración de los andaluces. También ha tenido palabras de agradecimiento a los consejeros salientes.

Para la presidenta, estamos ante un nuevo tiempo en el que los andaluces necesitan un gobierno que les dé respuesta, que atienda sus necesidades y que abra esperanzas en el "presente y en el futuro". Se ha mostrado convencida de que este nuevo Ejecutivo está en condiciones de abrir, junto a los andaluces, "los mejores años de nuestra tierra, para lo que vamos a dar lo mejor de nosotros mismos".

OCHO CARAS NUEVAS

El nuevo gobierno se amplía de 11 a 13 consejerías, mantiene a Manuel Jiménez Barrios como hombre fuerte como vicepresidente e incorpora ocho 'caras nuevas', entre ellos el fichaje de los rectores de las universidades de Sevilla, Antonio Ramírez de Arellano, y de Málaga, Adelaida de la Calle, y a la exministra Rosa Aguilar al frente de la recuperada Consejería de Cultura.

Díaz afronta en esta décima legislatura una profunda renovación de su gabinete, de composición paritaria con mayoría masculina --ocho hombres por seis mujeres-- en el que, además de Jiménez Barrios, también repiten María Jesús Montero en Hacienda y Administración Pública; María José Sánchez Rubio, ahora en Igualdad y Políticas Sociales; José Sánchez Maldonado, ahora en Empleo, Empresa y Comercio; y Emilio de Llera en Justicia e Interior.

Entre las novedades del Ejecutivo destaca el retorno de Rosa Aguilar al Gobierno andaluz ahora como consejera de Cultura tras ocupar su etapa en la Junta bajo la presidencia de José Antonio Griñán y la incorporación de dos independientes, el rector de la Hispalense, Antonio Ramírez de Arellano, como nuevo consejero de Economía y Conocimiento, y la rectora de la Universidad de Málaga (UMA), Adelaida de la Calle, como consejera de Educación.

El resto de caras nuevas son el hasta ahora viceconsejero de Salud, Aquilino Alonso, que asume la titularidad de este departamento; el senador del PSOE por Jaén Felipe López como consejero de Fomento y Vivienda; el exdelegado de la Junta en Sevilla y actual parlamentario andaluz, Francisco Javier Fernández, como consejero de Turismo y Deporte; la presidenta del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera de Andalucía (Ifapa), María del Carmen Ortiz Rivas, como consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural; y el delegado del Gobierno de la Junta en Huelva, José Fiscal, como consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio.

13 CONSEJERIAS

La ampliación de 11 a 13 consejerías provoca que sólo queden fuera del último Ejecutivo de Susana Díaz el malagueño Luciano Alonso, la jiennense Elena Víboras y la cordobesa María Jesús Serrano. Por su parte, cambian parcialmente de competencias Sánchez Rubio, que mantiene Igualdad y Políticas Sociales sin Salud, y Sánchez Maldonado, que cede las áreas de Economía y Conocimiento para gestionar Empleo, Empresa y Comercio.

El nuevo gabinete de Susana Díaz introduce cambios en la estructura de seis departamentos con los que recupera la Consejería de Cultura en exclusiva, de acuerdo con el compromiso asumido en su programa electoral y en su discurso de investidura, y asigna consejerías más específicas a tres áreas que considera prioritarias, Economía, Educación y Salud, y que cambian de titular en esta nueva etapa.