Detienen en Madrid al último implicado en el "caso Mérida"

Son quince los implicados en el suceso ocurrido el 3 de agosto en Mérida

Se han realizado detenciones en Mérida, Madrid y Sevilla

nacional

| 13.10.2011 - Actualizado: 15:10 h
REDACCIÓN

Noticias relacionadas:

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Agentes del Grupo Especial de Operaciones (GEO) de la Policía Nacional, junto a policías de la Comisaría de Mérida y del Grupo de Homicidios de Madrid, detuvieron en la capital de España al último de los presuntos autores del tiroteo ocurrido en la ciudad de Merida, en el que murieron una mujer de 71 años y su hijo.

Con esta última detención, son 15 los implicados en el sangriento suceso, el cual tuvo lugar el pasado 3 de agosto, en Mérida. Según informaciones de la policía esta detención se llevo a cabo el 6 de octubre cuando arrestaban a F.M.V., de 36 años de edad. Éste era detenido como presunto autor de un delito de homicidio y tenencia ilícita de armas. Los investigadores creen que han logrado identificar y detener a todos los que tuvieron participación en el citado tiroteo.

Al detenido en Madrid se le intervino una pistola de la marca Glock, con dos cargadores, además de 11.400 euros y un chaleco antibalas. El detenido y todo lo incautado ha sido puesto a disposición del Juzgado de Instrucción Número 3 de Mérida, responsable de la investigación.

ANTECEDENTES

Los arrestos realizados hasta la fecha se han producido en Mérida, Madrid y en la barriada de las 'Tres mil viviendas' de Sevilla. Los agentes investigan ahora la muerte de una mujer en el mes de septiembre en el Puerto de Santa María, vinculada con los clanes investigados.

Los arrestos se han producido a lo largo de estos dos meses tras una minuciosa investigación en la que han participado agentes de Jefatura Superior de Policía de Extremadura, en colaboración con las Jefaturas Superiores de Policía de Madrid y Andalucía Occidental.

Esta investigación ha supuesto "un enorme despliegue de medios y agentes" ante la dificultad que entraña obtener información en este tipo de sucesos, y más cuando se encuentran enfrentados dos clanes rivales y, sobre todo, teniendo presente que tras la comisión de los hechos, varios de los implicados emprendieron la huída a diversas ciudades del territorio nacional.