Detienen a 24 personas que robaban a turistas haciéndose pasar por policías

nacional

| 23.05.2011 - 11:49 h
REDACCIÓN
Más sobre: robosSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Los Mossos d'Esquadra han detenido a 24 personas como presuntos miembros de un grupo organizado que robaban a turistas norteamericanos y asiáticos en Barcelona haciéndose pasar por policías, y a los que se imputan al menos unos 80 hechos de este tipo. En rueda de prensa, el subjefe del Área Territorial de Investigación de los Mossos d'Esquadra, Pere Guillén, ha explicado hoy en Barcelona que los ladrones habrían sustraído a sus víctimas al menos unos 80.000 euros a través del robo de billetes y de sus tarjetas de crédito.

SÓLO UNO INGRESA EN PRISIÓN

Además de los 24 detenidos, de los que sólo uno ha ingresado en prisión y el resto está en libertad con cargos por orden judicial, la policía catalana busca a otros 14, todos de nacionalidad rumana, que formarían también parte del mismo grupo organizado. Los detenidos acostumbraban a actuar en los alrededores del Camp Nou, el Estadio Olímpico, el Palau Sant Jordi, en las fuentes de Montjuïc, Parc Güell y los lugares más emblemáticos de los distritos de Ciutat Vella y el Eixample de Barcelona.

El hecho de que los presuntos ladrones vivieran en hoteles, pensiones y en pisos realquilados y que cambiaran de domicilio muy a menudo ha dificultado la actuación de los mossos, que investigaba este tipo de robos a turistas desde noviembre del pasado año. Los presuntos ladrones actuaban de forma coordinada en grupos de tres o cuatro personas, que se intercambiaban a menudo, y que utilizaban incluso coches alquilados de marcas iguales o parecidas a las que suelen usar la policía catalana, ha indicado Guillén.

Uno de los miembros de la banda, caracterizado cuidadosamente como un turista, establecía conversación con verdaderos turistas utilizando cualquier excusa, como pedir consejo para llegar a algún sitio o lo que fotografiaran. Entonces, otros dos integrantes de la misma organización se acercaban y pedían la documentación a todos los turistas, a la vez que se acreditaban como policías sin utilizar falsas acreditaciones policiales pero sí de un conocido gimnasio barcelonés. Rápidamente, el falso turista obedecía las instrucciones de los otros miembros de la banda, con lo que inducía al resto de turistas a colaborar también con los falsos policías.

Cuando las víctimas entregaban sus carteras, los ladrones aprovechaban para hurtar varios billetes y también pedían las tarjetas de crédito para comprobar que los documentos de identidad eran auténticos, según decían a los turistas. Guillén ha indicado que reclamaban incluso a las víctimas que teclearan el número pin de sus tarjetas en un teléfono móvil y posteriormente simulaban que realizan gestiones telefónicas para verificar los datos.

INTIMIDABAN A LOS TURISTAS

En las denuncias, los turistas robados han declarado que se sentían intimidados y obligados a dar su número secreto hasta dos o tres veces y que no era hasta más tarde cuando se daban cuenta de que les habían robado la tarjeta. Cuatro de los 24 detenidos, todos con antecedentes policiales, ya habían sido detenidos en una anterior operación similar de un grupo también de ciudadanos rumanos que se hacían pasar por policías y que fue desarticulado el año 2009 en Barcelona.

Los mossos han indicado que en alguna ocasión las personas que se hacían pasar por policías tuvieron un comportamiento amenazador, llegando a mostrar en alguna ocasión un arma de fuego y otros elementos intimidatorios, como esposas y también realizando cacheos a las víctimas.

La policía ha actuado coordinadamente con la Fiscalía de Cataluña para imputar a los detenidos el artículo 570 del Código Penal, que incluye el delito de organización criminal, una nueva figura que entró en vigor a finales del pasado 2010.