Detenidos nueve miembros de una célula del Estado Islámico de Melilla y Nador

El jefe de la célula es un melillense y hermano de un hombre que sirvió en el Ejército español

La Policía sospecha que varios de los detenidos pueden haber estado en Siria o Irak

El cabecilla, español, ha sido detenido en Melilla, y los otros ocho, marroquíes, en Nador

nacional

| 26.09.2014 - Actualizado: 15:08 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presunto líder de la célula terrorista vinculada al Estado Islámico (EI) detenido hoy por la Policía Nacional en Melilla ha sido trasladado a los calabozos de la Jefatura Superior de Policía de la ciudad autónoma en medio de un fuerte despliegue de seguridad. Más de una decena de agentes han sacado sobre las 10.40 horas al detenido de la vivienda, tras cuatro horas de registros, mientras otro grupo de policías antidisturbios controlaba los accesos a la calle Osa Mayor en el barrio de la Cañada de Hidum, uno de los barrios más deprimidos de Melilla y cuya población es mayoritariamente musulmana.

Minutos antes de la salida del detenido se han vivido momentos de tensión en la zona, donde los agentes han sido diana del lanzamiento de piedras desde una de las viviendas próximas a la registrada, algunas de las cuales ha impactado contra furgones de policía y otras han caído muy cerca de los agentes, que han tenido que protegerse en los escudos que portaban.

Estos incidentes han obligado a la Policía a entrar en el inmueble desde donde se estaban lanzando las piedras e incluso se ha escuchado una detonación. Otro de los vecinos ha increpado a los periodistas y operadores de cámara que estaban presentes exigiéndoles que se marcharan porque no querían prensa en el barrio, lo que ha obligado a uno de los policías a intervenir.

La Policía Nacional ha trasladado a Madrid al presunto líder de la célula terrorista vinculada al Estado Islámico (EI) para su puesta a disposición del Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, que supervisa esta operación. El detenido salió de los calabozos de la Jefatura Superior de Policía de Melilla esposado y custodiado por varias patrullas en torno a las 12:30 horas, una hora y 40 minutos después de su llegada, para su traslado al aeropuerto de la ciudad autónoma.

HERMANO DE UN MILITAR

El jefe de la célula desmantelada es un melillense, hermano de un hombre que sirvió en el pasado en el Ejército español, según fuentes cercanas al operativo. El detenido, que había viajado a Mali y también a otros lugares para practicar la yihad, se encargaba de captar adeptos en Marruecos, especialmente en la zona de Nador, en el noreste del país magrebí.

Al parecer, el trato con su hermano le había permitido ejercitarse en el manejo de armas y técnicas de combate, y de algún modo esto le facilitó convertirse en líder de esta célula transfronteriza que supuestamente se había declarado fiel a la organización Estado Islámico (EI).

Por su parte, el hermano del detenido sirvió en el ejército español y también está actualmente relacionado con el yihadismo, aunque se desconoce su paradero y se cree que puede estar en algún escenario del conflicto, según las fuentes.

NUEVE DETENIDOS

La operación conjunta de la Policía Nacional española y la Dirección General de Vigilancia del Territorio marroquí ha permitido detener a 9 personas, ocho en Marruecos y una en Melilla, y recuperar documentación que está siendo estudiada, añadieron las fuentes.

Las fuentes recalcaron el carácter "conjunto y cronometrado" de la operación policial de hoy, fruto de la estrecha colaboración policial entre los dos países, que tiene además un importante componente preventivo gracias al continuo intercambio de información.

El pasado marzo, otra operación conjunta y simultánea hispano-marroquí, similar a la de hoy, permitió detener a siete yihadistas residentes en España y Marruecos, que estaban dirigidos por el español Mustafa Maya Amaya, también desde la ciudad de Melilla.

Dos meses antes, en enero, Marruecos desmanteló otra célula activa de veinte personas en varias ciudades del norte del país y que estaba dirigida por un hispanomarroquí, ex militar del Ejército español y establecido en la ciudad de Nador para captar a simpatizantes del yihadismo.

VINCULADOS AL GRUPO TERRORISTA ESTADO ISLÁMICO

Entre los nueve detenidos este viernes en Melilla y Nador (Marruecos) por integrar una célula que el Ministerio de Interior vincula al grupo terrorista Estado Islámico (EI) hay varios desplazados y los investigadores sospechan que podrían haber estado a las órdenes del grupo yihadista en Irak y Siria, según han informado fuentes de la lucha antiterrorista. En estos dos países es donde el grupo liderado por Abu Bakr Al Baghdadi ha declarado su 'califato' llevando a cabo numerosos crímenes contra occidentales y contra grupos rivales.

Entre los detenidos en esta nueva operación, llevada a cabo por la Comisaría General de Información de la Policía Nacional y la Dirección General de Vigilancia del Territorio de Marruecos, hay un español y ocho marroquíes.

A lo largo de 2014 se han intensificado las operaciones contra estas células. Según los datos recogidos por Europa Press, sólo entre marzo y agosto de este año, la Policía y la Guardia Civil han detenido a 24 personas, la mayoría de ellas pertenecientes a células destinadas a reclutar y enviar terroristas a zonas de conflicto. Además hay tres casos que ya habían retornado de esos lugares. Estos constituyen la principal preocupación de los gobiernos occidentales.

Los arrestos a lo largo de este año han tenido lugar en Ceuta Melilla, Málaga, Almería, Madrid y Avila. El último caso en territorio español era hasta ahora el arresto de dos jóvenes, una de ellas menor de edad, que fueron detenidas cuando ya estaban dispuestas a cruzar la frontera con Marruecos y desde ese lugar viajar a Siria o Irak.

Además, el pasado agosto también, las autoridades marroquíes en colaboración con la policía española desarticularon una célula de captación y envió de yihadistas a Irak y Siria para Estado Islámico. Fueron arrestadas otras nueve personas que actuaban en las ciudades de Castillejos (vecina de Ceuta), Tetuán y Fez, en el centro de Marruecos.

Según un balance de Interior de principios de septiembre, la cifra detenciones por actividades relacionadas con el terrorismo yihadista ha crecido significativamente, ya que desde 2013 se ha detenido a 44 personas --una cifra que incluye a los arrestados en territorio español--, mientras que desde 2001 hasta 2013 se había detenido a un total de 78.