Detenidos los tuiteros que amenazaron al presidente de SOS Racismo

Instaban a los internautas a realizar una puja para "cazarle"

Amenazas en Twitter

nacional

| 15.04.2017 - 11:07 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Policía Nacional ha detenido en Madrid y Málaga a cuatro tuiteros que amenazaron y simularon la "subasta" del presidente de SOS Racismo Madrid, Mohamed Gerehou, que había denunciado los hechos.

Según recuerda la Policía en una nota, los tuiteros arrestados, todos de ideología nazi y de extrema derecha, instaban a los internautas a realizar una puja para "cazarle".

Además, los detenidos provocaron otros comentarios xenófobos de especial dureza en la red social que hicieron que la víctima temiese por su vida.

En un principio, el activista alertó de las amenazas que estaba recibiendo a través de la cuenta de la Policía Nacional en Twitter, @policia, cuyos agentes se pusieron en contacto con él para que denunciase los hechos.

Los investigadores especializados en delitos tecnológicos rastrearon cientos de conexiones y analizaron numerosos perfiles en varias redes sociales para identificar a los autores.

Al parecer, el hilo de comentarios xenófobos se inició en respuesta a la publicación de un tuit por parte del denunciante -en su cuenta personal- que mostraba su apoyo a una campaña contra la discriminación por razones de color de piel.

Desde ese momento, se sucedieron numerosos tuits por parte de los arrestados entre los que, entre otros, proponían la "subasta" de la víctima instando a los internautas a realizar una puja para "cazarle", lo que justificaban porque se trataba de una persona de raza negra.

"El menoscabo que supuso esta situación para su integridad moral y su honor se sumaba a la vejación y humillación pública que supuso el hacerlo a través de las redes sociales", subraya la Policía.

Según explicaba el activista, se había producido un importante incremento de los comentarios racistas vertidos contra su persona a raíz de lo sucedido, lo que motivó además una ampliación de su primera denuncia.

El tono de los mensajes fue creciendo, hasta el punto de que incorporaron imágenes amenazantes que llevaron a la víctima a temer por su propia seguridad.

Gerehou aportó algunos ejemplos de esos tuits, como el que decía: "Oye simio de mierda, eres el próximo en la lista. Abandona España comienza a despedirte de tu familia, negro basura".

Los agentes especializados en delitos tecnológicos rastrearon cientos de conexiones y analizaron numerosos perfiles en varias redes sociales para identificar a los autores, quienes compartían también en las redes contenidos con simbología nazi y de extrema derecha.

Plenamente identificados, los agentes detuvieron a tres de los autores en Madrid -de 18, 20 y 26 años- y a un cuarto en Málaga, éste último menor de edad.

La Policía recuerda que si una persona se muestra hostil hacia otra por su raza, orientación e identidad sexual, religión, creencias o discapacidad, ha cometido un delito de odio.

Desde sus propios perfiles, la Policía anima a las víctimas de este delito a que lo denuncien y aconseja: "No obvies los mensajes u ofensas recibidos en tus perfiles en redes sociales, tu correo electrónico o tu teléfono móvil" o "Cuando denuncies los hechos, no omitas los comentarios y palabras concretas empleadas por el autor".

Y aconseja contactar con la Policía para comunicar todo lo que pueda ser importante como anagramas, símbolos, tatuajes o vestimenta del autor.