Detenida la banda de atracadores más buscada, presuntos asesinos de la cajera de Cambrills

La banda asaltaba un banco al mes pero paró tras matar a cajera de Cambrils

La banda estaba organizada y siempre actuaba en pareja y armada

Cometían un robo al mes de media aunque tras el homicidio de la cajera pararon su actividad

Coche de la Guardia Civil

nacional

| 29.03.2011 - 07:45 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El grupo activo especializado en atracos más importante de España, desarticulado en la cornisa cantábrica, está acusado de asaltar unas cincuenta entidades bancarias desde 2005, a razón de una al mes, si bien pararon en seco su actividad tras matar a una cajera en Cambrils (Tarragona).

En rueda de prensa en Barcelona, el conseller de Interior, Felip Puig, ha destacado la importancia de la operación policial conjunta que ha permitido detener a cinco supuestos miembros de la banda, entre ellos el supuesto autor material del disparo mortal de la cajera -en octubre pasado-, ya que cree que demuestra que "ningún crimen queda impune y sin respuesta".

EN LA CORNISA CANTÁBRICA

Según fuentes policiales, la organización actuaba sobre todo en la cornisa cantábrica y se le atribuyen desde el año 2005 unos cincuenta atracos a entidades bancarias, de los que unos 25 los efectuaron desde el año 2008 siguiendo siempre un mismo patrón, ya que los ladrones entraban en las entidades armados y disfrazados.

Sin embargo, tras la muerte de una cajera en una sucursal del Banco de Santander de Cambrils, el 25 de octubre del pasado año, al recibir un tiro en el cuello, la red paró en seco su actividad y no ha vuelto a delinquir. Según Puig, han hecho una "parada preventiva" al temer lo que "se les avecinaba" porque ya no les perseguían por robo sino por homicidio.

De los dos atracadores que participaron en el asalto de la entidad de Cambrils, la operación policial conjunta ha permitido detener hoy en Castro Urdiales al supuesto autor material del disparo, conocido como "Bravo", de 49 años de edad. Al hombre, que en las imágenes grabadas por la cámaras de seguridad de la sucursal aparecía con barba postiza y peluca, se le imputa el robo a 23 entidades -porque no todos los miembros de la red participaban en todos los asaltos- y un delito de homicidio.

Sin embargo, su acompañante aún no ha podido ser apresado, por lo que la operación policial sigue abierta y esta mañana se siguen efectuando registros en el País Vasco y Cantabria.

En las pocas incursiones que hicieron fuera de la cornisa cantábrica, las fuerzas de seguridad también atribuyen a esta organización criminal el asalto en Cataluña a una entidad de Ibercaja de Reus (Tarragona) -población situada muy cerca de Cambrils- el 14 de julio de 2009.

EL LÍDER DE LA BANDA

Entre los cinco detenidos hoy -que en principio el jueves pasarán a disposición del Juzgado de Instrucción número 3 de Reus-, figura el supuesto líder de la banda -apodado "Johnny"-, el supuesto autor del crimen de Cambrils -"Bravo"- y otros miembros, como "Robert" y "Loren".Otros dos supuestos miembros de la red ya hace tiempo que están en prisión, tras ser detenidos hace meses por otros delitos.

El grupo seguía siempre un mismo patrón: los asaltantes entraban en las entidades bancarias disfrazados y blandiendo armas de fuego para atemorizar a los trabajadores, aunque hasta el crimen de Cambrils nunca habían disparado. Puig ha explicado que tras el crimen de Cambrils -que provocó una gran alarma social-, los Mossos se pusieron en contacto con las unidades centrales de la Guardia Civil y la Policía Nacional, con las que descubrieron la existencia de un mismo patrón delictivo en atraco a bancos, lo que les llevó a seguir el hilo de la organización, activa desde 2005.

Los Mossos, según Puig, pidieron entonces que en el dispositivo conjunto también participara la policía autónoma vasca, la Ertzaina. Desde hace unos tres meses, agentes de los Mossos d'Esquadra permanecen en la cornisa cantábrica colaborando con el dispositivo policial conjunto.

El conseller Puig, que hoy ha hablado con los familiares de la cajera fallecida y con el alcalde de Cambrils para anunciarles la detención del supuesto autor del disparo mortal, ha destacado que la buena coordinación policial supone "más eficacia" y que esta investigación ha demostrado que los Mossos tienen vocación de policía integral y están preparados para actuar "donde haga falta".