La Policía detiene a dos de los criminales más buscados en Reino Unido

nacional

| 27.02.2011 - 12:36 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Agentes de Policía Nacional han detenido en Puerto de la Cruz (Tenerife) y en Málaga a dos de los criminales más buscados por el Reino Unido después de haber sido difundidas su fotos, según ha informado el Ministerio de Interior.

Los arrestos se han producido en menos de 48 horas muy poco tiempo después de que Interior y la organización británica Crimestoppers difundieran las imágenes de presuntos criminales que podrían encontrarse en España.

El último de los detenidos es Dean Lawrence Rice, de 49 años, natural de Exeter (Reino Unido) y considerado "extremadamente peligroso" por las autoridades británicas. Este ciudadano británico tiene pendientes dos condenas a cadena perpetua por delitos de secuestro y detención ilegal.

Rice se había desplazado a la Costa del Sol y permanecía recluido en una urbanización rural, apartada del núcleo urbano, de donde no salía para evitar se reconocido por sus vecinos. Su localización ha sido posible gracias a la investigación del Grupo de Respuesta Especial al Crimen Organizado (Greco) de la Costa del Sol y su detención se ha efectuado por agentes del Grupo de Operaciones Especiales --GOES-- de Málaga. En el registro de su vivienda se han encontrado 6.000 euros en efectivo y un pasaporte falso.

Asimismo, esta semana, pocas horas después de la difusión de la 'Operación Captura', era detenido en Puerto de la Cruz (Tenerife) Everardus Wijtvliet, de 29 años, ciudadano de nacionalidad holandesa y reclamado por narcotráfico.

Wijtvliet era uno de los diez fugitivos más buscados por Reino Unido, cuya imagen había sido publicada por Crimestopper este mismo lunes. Los hechos por los que el ahora arrestado era buscado se remontan al año 2009.

En el mes de julio de ese año, un hombre que trabajaba para el fugitivo fue interceptado en el puerto de Dover, al sureste de Inglaterra, cuando conducía un camión con remolque. En el registro del vehículo se descubrió un escondite que albergaba cerca de 100 kilos de una sustancia en polvo que contenía heroína y otros seis con cocaína.

El estupefaciente se encontraba oculto en unos tubos de metal. Su detención se llevó a cabo por el Greco de Tenerife, coordinados por el Grupo de Localización de Fugitivos, adscritos a la Comisaría General de Policía Judicial.

La Agencia contra el Crimen Organizado británica ha calificado de "éxito" estas dos capturas por la rapidez con que se han producido tras la difusión de las fotografías de los delincuentes mas buscados.

Por su parte, la Policía Nacional mantiene en 'www.youtube.com/policia' un vídeo con los fugitivos más buscados por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que ya ha alcanzado las 90.000 visitas.