Detenidas dos personas por matar a tiros a un hombre, por encargo, en Ávila

Vehículo de la Guardia Civil (conner395 (flickr))

nacional

| 31.01.2012 - 13:23 h
REDACCIÓN
Más sobre: crímenSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Guardia Civil de Ávila ha detenido a un hombre como supuesto autor material del crimen a tiros de un varón de 42 años, cometido el 30 de abril de 2011 en Piedralaves (Ávila), y ha arrestado también a otro hombre que, al parecer, encargó su muerte por rivalidades vinculadas con el tráfico de drogas. Según ha informado hoy en nota de prensa el Instituto Armado, la identidad de los detenidos corresponde a las iniciales P.L.G.J., de 33 años, natural de Ávila y vecino de Mejorada del Campo (Madrid), y E.C.M., de 45 años, natural y vecino de Madrid.

Al primero se le considera supuesto autor de un delito de inducción al asesinato y al segundo supuesto asesino de un vecino de esta localidad abulense del sur de la provincia, que la madrugada del pasado 30 de abril apareció muerto en el interior de un vehículo tras haber recibido varios disparos. Tras las investigaciones desarrolladas por la Unidad Orgánica de Policía Judicial de Ávila, ambos fueron detenidos el pasado sábado en Mejorada del Campo (Madrid) y Navalcarnero (Madrid), respectivamente.

El lunes, los dos detenidos pasaron a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Arenas de San Pedro (Ávila), donde el juez les tomó declaración y ordenó el ingreso en prisión de E.C.M., mientras dejó en libertad con cargos a P.L.G.J.. Aunque la Guardia Civil no descartó ninguna hipótesis, desde el inicio las investigaciones del crimen se centraron en un posible ajuste de cuentas relacionado con el tráfico de drogas, ya que el fallecido estaba supuestamente relacionado con este mundo y con el de la prostitución.

Según el Instituto Armado, las investigaciones se centraron en el entorno más próximo de la víctima, después de descartar cualquier línea de actuación vinculada a bandas organizadas en torno al mundo de la droga. Todo ello, teniendo en cuenta que en el lugar de los hechos se encontraron cinco casquillos de bala de un calibre propio de una pistola y con munición muy antigua, las pesquisas se centraron en la zona más próxima a la víctima, en el Valle del Tiétar, una comarca situada al sur de la provincia.

Allí localizaron a una persona con la que el hombre que resultó muerto mantenía "graves enfrentamientos" y de la que había recibido "amenazas en más de una ocasión", ya que los dos se dedicaban al tráfico de sustancias estupefacientes en el mismo entorno, llegando a ser socios con anterioridad, añade el escrito. Según los agentes, el supuesto inductor del asesinato se había asentado en la zona madrileña de la Cañada Real, donde se dedicaba al tráfico de drogas y se le relacionaba con "grupos de extorsionadores".

En el momento en el que se conocieron los hechos, la alcaldesa de Piedralaves (2.300 habitantes), María Victoria Moreno, expresó su "consternación" por unos hechos que nunca se habían producido en este pueblo abulense. Según comentó Moreno, esa noche varios vecinos dijeron haber escuchado algunos disparos, pero "nadie se imaginó que pudiera tratarse de eso", teniendo en cuenta que nunca había sucedido algo así en Piedralaves y que ante el inicio de un puente festivo podría tratarse de otra cuestión bien distinta.