Detenidas 22 personas e incautados unos 1000 kilos de cocaína en aceite de palma

Introducían en Europa la droga procedente de Colombia y Marruecos

Cocaína

nacional

| 31.05.2011 - 11:52 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
79.4%
No
20.6%

La Guardia Civil, en el marco de la operación SALONICA y bajo la coordinación de EUROPOL, ha desarticulado una organización criminal compuesta por ciudadanos españoles, marroquíes y albaneses, dedicada a la introducción y distribución en Europa de importantes partidas de cocaína y hachís procedentes de Colombia y Marruecos, ocultas en aceite de palma.

Según ha informado el Ministerio del Interior, se han incautado cerca de 1000 kilos de cocaína disuelta en 13 toneladas de aceite de palma que entraron en Europa por Bélgica y cuyo destino final era Albania, y 160 kilos de hachís. También han sido detenidos, en España, un total de 16 integrantes de la red, mientras que en el resto de países han sido detenidos otros 6.

INVESTIGADOS DESDE EL PASADO OCTUBRE

Las investigaciones se iniciaron el pasado mes de octubre cuando la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Tarragona tuvo conocimiento de la existencia de una organización dedicada al narcotráfico a nivel internacional. Fruto de estas investigaciones se pudo constatar que se trataba de una red con una estructura piramidal donde el responsable de la organización lideraba, dirigía y coordinaba varias ramas que suministraban distintos tipos de sustancias estupefacientes.

Una de estas ramas se dedicaba al cultivo de marihuana, otra a la obtención de hachís por distintas vías y, por otro lado, se negociaba con otra organización la adquisición de cocaína a gran escala. Asimismo, disponían de infraestructura para la distribución de estas drogas por diversos países de Europa.

Al comienzo de la investigación, el pasado mes octubre, se incautó un kilo de cocaína y 29 de marihuana, y se consiguió identificar y desarticular la rama encargada del cultivo y distribución de la marihuana, desmantelando varios invernaderos de esta droga. Fueron detenidos 6 componentes de la organización. Posteriormente, se pudo averiguar que la organización introducía importantes cantidades de cocaína procedente de Colombia oculta en contenedores, principalmente a través del puerto de Amberes (Bélgica).

En una de las diversas citas controladas en España por la Guardia Civil, los agentes pudieron comprobar cómo los jefes de las organizaciones, española y colombiana, preparaban el traslado de cocaína oculta en un contenedor de aceite de palma, que partiría desde Colombia hacia el puerto de Amberes (Bélgica), donde ultimarían los detalles de la compraventa. Con la información aportada por la Guardia Civil, gracias al control de mercancías de la aduana belga y a la colaboración del grupo de drogas de dicho país, pudo ser localizado uno de los contenedores que la organización pretendía introducir en Europa, el cual contenía 13 toneladas de aceite de palma, en el que iba disuelta una importante partida de cocaína.

MERCANCIA EN SIETE PAISES

Una vez localizado el contenedor agentes de la Guardia Civil se desplazaron a Bélgica donde, en colaboración con autoridades policiales de ese país, iniciaron un seguimiento exhaustivo de la mercancía, tras ser autorizada una entrega controlada de carácter internacional por el Juzgado número 2 de Tortosa (Tarragona). La organización articuló el transporte del contenedor por carretera hasta Albania, por lo que la Guardia Civil desde Tarragona dirigió un importante dispositivo internacional de seguimiento a su paso por Bélgica, Alemania, Austria, Croacia, y Serbia y, finalmente, por Macedonia y Albania, donde sendas Policías dieron cumplimiento a las correspondientes Comisiones Rogatorias a través de sus respectivos enlaces internacionales y fiscales.

La estrecha colaboración entre la Guardia Civil y las policías de los diversos países afectados por el dispositivo, materializó el éxito del operativo, que se saldó con la desarticulación en Albania de la organización criminal que iba a recibir la carga para su tratamiento químico para extraer la cocaína del aceite en que iba disuelta.

HACHIS EN ITALIA Y HOLANDA

En el contexto de las actividades delictivas a que se dedicaban los componentes de esta organización criminal también tenían articulado un sistema de envío de partidas de hachís desde España a Italia y Holanda mediante el transporte de mercancías por carretera ocultos en las cabinas de camiones, estableciéndose así un flujo continuo de abastecimiento en cantidades de dos o tres fardos.

Por estos hechos fueron detenidos en el mes de marzo dos componentes de la red, camioneros de profesión, en dos dispositivos distintos orientados a detectar sendos envíos, por lo que fue desarticulado otro de los brazos de la organización y cuyo rol en la misma era el de materializar* los transportes de hachís mediante la infraestructura logística de la que disponían. En dichos dispositivos se incautaron 67 y 99,5 kilos de hachís, respectivamente.

DETENCIONES

Durante la operación se ha procedido a la detención de D.G.D., A.B.V. y N.E.K todos ellos componentes de la rama encargada de la distribución de cocaína, de N.E.F., G.G.B. y M.E.F., los tres componentes de la rama encargada del cultivo y distribución de la Marihuana. También ha sido detenido J.A.M.Z., jefe de la organización que encargaba las tareas al resto de los componentes y "obsesionado" con la seguridad, organizaba y coordinaba detalladamente cada envío.

Otros de los detenidos ha sido J.C.J., encargado de la coordinación internacional del envío de cocaína, mano derecha del jefe de la organización, E.B.V, jefe de logística en el transporte internacional. J.V.A,, enlace con los grupos mafiosos en Italia, A.G.B, jefe en infraestructura de desembarcos de hachís en el litoral mediterráneo. A.M.M., enlace con los grupos marroquíes, J.G.G., distribuía tanto cocaína como hachís procedente de la organización y preparaba vehículos para envío de sustancia estupefaciente a países europeos. F.G.M., y C.P.L., transportistas de los envíos de hachís a países europeos, así como J.S.M., dedicado al blanqueo de capitales de la organización. Según ha informado Interior, la operación permanece abierta y no se descartan nuevas detenciones