Desmantelada una empresa burgalesa por fraude alimentario

Se ha detenido además a 14 personas que elaboraban productos de baja calidad y lo vendían como carne de vacuno

Comercializaban el producto ultracongelado por todo el territorio nacional

nacional

| 15.05.2017 - 19:32 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

La Guardia Civil ha detenido a catorce personas tras descubrir un fraude alimentario de alcance nacional en una empresa cárnica burgalesa que elaboraba productos de baja calidad alterando su composición y comercializándolo ultracongelado en toda España bajo el etiquetado de carne de vacuno.

Los agentes constataron que, al menos desde 2002, los diferentes elaborados en la planta, distribuidos generalmente como ultracongelados, podían llegar a contener menos del 25 % de carne vacuna.

Según ha explicado la Subdelegación del Gobierno, la naturaleza de estos productos, como hamburguesas o albóndigas, impedía descubrir el engaño, algo que sólo era posible mediante un análisis en un laboratorio especializado.

Fruto de esta operación, se han detenido y puesto a disposición judicial a 14 personas por los delitos de Estafa y Contra los Derechos de los Consumidores.

La investigación permitió comprobar que en esta planta de transformación cárnica se elaboraban productos en los que, a pesar de reflejar en su etiqueta una determinada proporción de vacuno, los análisis reflejaban que, en un porcentaje elevado, realmente contenía porcino e, incluso, otros componentes alimenticios como complementos panarios, grasas o soja.

El alcance de la comercialización parece situarse en "cotas muy elevadas", ya que la empresa denunciada fabricaba productos de marca blanca que distribuían en el mercado nacional.

La investigación ha determinado que las diferencias entre los precios correspondientes a la carne de vacuno y al resto de materias con las que se suplía la carne original proporcionaba importantes beneficios económicos a la empresa burgalesa.