Desarticulado un clan de origen serbio responsable de más de 100 robos en viviendas y estafas

nacional

| 21.05.2011 - Actualizado: 20:03 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado un clan de origen serbio responsable de más de 100 robos en viviendas y de numerosas estafas por el procedimiento del 'Rip Deal', en el que se hacían pasar por empresarios extranjeros interesados en un cambio de divisas entregando en el trueque billetes falsos.

Según ha informado la Policía Nacional, en la operación han sido detenidas 29 personas que, divididas en cuatro grupos, actuaban por todo el territorio nacional, Portugal, Italia y Francia. Entre los arrestados hay un joyero que, presuntamente, recibía el material sustraído por la organización.

La investigación, tutelada por la magistrada jueza del Juzgado de Instrucción número dos de Denia (Alicante), se centró inicialmente en un grupo de origen serbio detectado en la localidad, presuntamente dedicado a cometer robos en domicilios de la provincia de Alicante. Tras las primeras pesquisas se supo que también se dedicaban a estafar y que el clan gozaba de una gran movilidad geográfica.

Concretamente, los agentes averiguaron que el clan se dividía a su vez en cuatro grupos, cada uno de ellos con un ámbito de actuación delimitado. El primero, establecido en la localidad de Orihuela (Alicante), viajaba hasta las provincias andaluzas de Sevilla, Granada y Córdoba para perpetrar los robos. El segundo y más activo, localizado en Hondarribia (Guipúzcoa), extendía sus actividades criminales principalmente en el sur de Francia, y también, en menor medida, en Navarra y en el País Vasco.

El tercer núcleo, localizado en Castellón, variaba su ámbito delictivo constantemente cometiendo robos en Tarragona, Valencia, Murcia, Alicante y Albacete. Por último se determinó la existencia de un cuarto grupo establecido en Portugal y con un radio de actuación en dicho país.

En cuanto a su 'modus operandi', la Policía señala que las mujeres y en menores eran quienes materializaban los robos en viviendas por el método del resbalón -liberaban el pestillo de la cerradura con un trozo de plástico o una radiografía-, mientras los cabezas de familia se dedicaban a perpetrar estafas por el método del 'Rip Deal'.

En este sentido, explica que los varones del clan viajaban constantemente por diferentes lugares de España para localizar víctimas, a las que ofrecían supuestos negocios o inversiones con beneficios millonarios. Para consumar los fraudes se presentaban como inversores extranjeros interesados realizar en un cambio de divisa a cambio de suculentas comisiones.

Los delincuentes aprovechan el momento en el que se realizaba el cambio de moneda, siempre en lugares públicos muy concurridos, para entregar billetes falsos a cambio de la moneda de curso legal, apoderándose del efectivo incluso por la fuerza si surgía algún imprevisto o la víctima se percataba del engaño.

Las detenciones se realizaron durante los meses de marzo y abril y también se practicaron tres registros en los que se recuperaron joyas, material electrónico e informático y otros bienes procedentes de sus actividades delictivas.

Así se han incautado de 4 kilos de joyas, 2 lingotes de oro que habían fundido con un peso aproximado de 600 gramos cada uno, 70.000 euros en efectivo y moneda falsa para cometer las estafas, así como multitud de artículos de todo tipo -bolsos, perfumes, relojes y material electrónico-. Gran parte del material recuperado estaba en una finca de Vinaroz (Castellón) en la que, entre otros efectos, se encontró un móvil valorado en más de 7.000 euros.

La Policía ha informado que, hasta el momento, se les atribuyen un centenar de robos con fuerza en domicilios, cuatro estafas por el procedimiento del Rip Deal, y los delitos de amenazas y blanqueo de capitales.