Denuncian las amenazas de una política de la Junta a sus subordinados si no apoyaban al PSOE

En libertad los 4 primeros comparecientes ante Alaya por los cursos de Formación

El PP insta a la Fiscalía a investigar "la grabación del alto cargo "para hacer campaña"

nacional

| 25.03.2015 - 14:24 h
REDACCIÓN

El abogado Ángel Bordás ha denunciado en la Fiscalía de Sevilla las presuntas amenazas a sus subordinados de la exdelegada de Empleo en Jaén Irene Sabalete, que fue detenida por el caso de los cursos de formación, si no hacían campaña para que el PSOE ganara las elecciones autonómicas de 2012.

En la denuncia, el abogado se refiere a un audio que le llegó de forma anónima de una mujer que podría ser Sabalete, que quedó en libertad con cargos esta madrugada tras comparecer ante la juez Mercedes Alaya. En la grabación aportada en la denuncia, una mujer se dirige a un grupo de subordinados afirmando: "Os jugáis seguir trabajado aquí o que cada uno se busque la vida" si el PSOE no gana las elecciones de 2012.

El denunciante, que se presenta a la alcaldía de San Juan de Aznalfarache (Sevilla) por el Partido por la Libertad con las Manos Limpias, afirma que lo ocurrido también podría constituir un delito de tráfico de influencias.

Según el abogado, ese delito se habría cometido cuando la delegada les subrayó a sus subordinados: "El consejero nos dijo clarísimo que los directores y el personal que está en el consorcio está plenamente garantizado su continuidad, siempre y cuando ganemos las elecciones".

Tras presentar la denuncia, el abogado agregó a los periodistas que la ex delegada de Empleo también habría cometido un delito de abuso de autoridad y aseguró que es un ejemplo de la "red clientelar" que tiene el PSOE para ganar las elecciones. Según la denuncia, Sabalete se dirigía a los directores de los consorcios de empleo llamados Unidades Territoriales de Empleo, Desarrollo Local y Tecnológico (Utedlt) de la provincia de Jaén.

El denunciante pide que la dirigente política declare como imputada y en caso de que no se considere esta opción, que se mande oficio a la Policía Nacional para que averigüe lo que denuncia así como la identidad de la persona que habla en la grabación.

"Os quiero a todos en la calle, a las empresas que le hemos dado ayudas, a las que le hemos tramitado ayudas de formación, de prevención de riesgos laborales, podéis ir a visitarlos. Esto es lo que más se parece a los testigos de Jehová. Es verdad, que no lo digo de broma", concluía el audio.

ALAYA DEJA EN LIBERTAD A LOS CUATRO PRIMEROS DETENIDOS

La juez Mercedes Alaya ha dejado esta madrugada en libertad a las cuatro dirigentes políticas de la Junta de Andalucía detenidas en la operación relacionada con los cursos de formación que han pasado a disposición judicial, han informado a Efe fuentes judiciales.

Las otras doce personas detenidas en la operación Barrado, realizada dos días después de las elecciones andaluzas, están a la espera de ser conducidas ante el juzgado de Alaya, que investiga posibles delitos de prevaricación, malversación de caudales públicos y fraude de subvenciones.

Esta madrugada quedó en libertad con cargos la ex directora general de Formación Profesional para el Empleo de la Junta María José Lara, que se acogió a su derecho a no declarar y para la que la Fiscalía Anticorrupción ha pedido una fianza civil de más de un millón de euros.

Después pasó a disposición judicial la ex directora general de Formación Profesional para el Empleo Teresa Florido, acusada de prevaricación y malversación de caudales públicos y que declaró ante la juez tras hacerlo ante los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil. Florido negó que hubiera intervenido en las ayudas que recibió su familiar.

Tras las dos ex directoras generales, fueron conducidas ante la juez Irene Sabalete, ex delegada de Empleo en Jaén, y una cuarta ex delegada de Empleo, que también quedaron en libertad.

IRENE SABALAETE, LA QUE PONÍA LAS LAS PILAS

Es Irene Sabalete, llevada anoche a los juzgados, a la que señala como posible autora de las presiones a los trabajadores. En 72 horas, primero no ha conseguido el escaño para acompañar a Susana Díaz en el Parlamento andaluz, después detenida y ahora todo el mundo conoce cómo le ponía las pilas a la gente que dependía de ella para que hicieran campaña por el PSOE bajo amenaza de despido.

Los empleados de Sabalete, independientemente de su afinidad política debían dejar sus obligaciones laborales y ponerse a hacer campaña. Sabalete les decía muy gráficamente cómo hacer las visitas a los empresarios.

Sabalete les aseguró que sus puestos estaban garantizados. Pero aun así, hubo 800 despidos después de que Griñán consiguiera ganar las elecciones. Telemadrid ha obtenido una confirmación de que todo esto era así.