Del cabo de Gata al de Finisterre, los políticos se van de vacaciones

Rajoy, Feijoo y Pastor (Rajoy, Feijoo y Pastor)

nacional

| 02.08.2014 - 10:48 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Aunque España ya no se paraliza en agosto como antaño, lo cierto es que buena parte de la clase política, el Gobierno y el Parlamento siguen eligiendo el octavo mes del año para hacer un paréntesis, tomarse unos días de descanso y cargar pilas.

Este verano de 2014, preludio de un otoño caliente, con la consulta soberanista en Cataluña en el horizonte cercano y con las trascendentales elecciones municipales y autónomas importantes a la vuelta de la esquina, tampoco va a ser una excepción.

Prácticamente todos los dirigentes políticos se van de vacaciones estos días, repartidos desde el cabo de Gata al de Finisterre, aunque eso sí, casi ninguno confiesa alejarse mucho del despacho, por si las moscas.

Hay políticos de playa y de montaña, de familia y de amigos, pero casi todos con un denominador común: repiten en sus destinos y regresarán a Madrid como muy tarde la última semana de agosto, cuando poco a poco se vaya recuperando el pulso institucional.

Mariano Rajoy, fiel a sus costumbres estivales, estará estos primeros días de agosto en Doñana, en el Palacio de las Marismillas, un edificio del Estado que ha servido como lugar de descanso habitual para todos los presidentes del Gobierno.

Tras pasar unos días en Doñana, Rajoy y su familia viajarán a su tierra, Galicia, y se alojarán en la misma casa rural de la localidad pontevedresa de Ribadumia que ya eligieron para sus vacaciones del año pasado.

Rajoy tendrá que interrumpir sus vacaciones para mantener el habitual despacho de todos los meses de agosto con el Rey, el primero de Felipe VI como jefe del Estado.

El presidente del Gobierno deberá estar de vuelta en Madrid el 29 de agosto, fecha prevista para el primer Consejo de Ministros tras las vacaciones, antes de viajar ya el día 30 a Bruselas para participar en un Consejo Europeo de carácter extraordinario.

También repetirá destino la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, que al igual que el año pasado aprovechará estos días de descanso para visitar en Portugal a su familia política.

El titular de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, amante del mar, prevé salir a navegar unos días por el Mediterráneo y el resto lo pasará en su casa de Jávea (Alicante).

Pendiente de la anunciada reforma de la Ley del Aborto que se aprobará ya en septiembre, descansará unos días en Málaga el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón.

Andalucía también es el destino elegido por la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, que estará de vacaciones en El Puerto de Santa María (Cádiz), aunque vendrá de vez en cuando a Madrid por cuestiones de trabajo, según han explicado a Efe fuentes de su departamento.

Ha elegido montaña y un destino a tiro de piedra el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, que pasará unos días de descanso en la sierra de Madrid.

Entre quienes prefieren no desvelar su planes de vacaciones están la ministra de Empleo, Fátima Báñez; Defensa, Pedro Morenés, y Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert.

Fuentes de su departamento sí han comentado que Wert aprovechará para descansar un poco, además de seguir trabajando de cara al nuevo curso académico que comienza en septiembre.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, veraneará unos días en agosto en el mismo sitio en el que lo hace desde hace 30 años, aunque por razones de seguridad no se ha desvelado el lugar.

Más allá del Gobierno, el recién estrenado líder del PSOE, Pedro Sánchez, vuelve a elegir la playa de Mojácar (Almería), donde tiene una casa.

Allí pasará unos días de descanso junto a su mujer y sus dos hijas, después de las frenéticas semanas de carrera electoral antes de ser proclamado secretario general del partido en el congreso extraordinario del pasado fin de semana.

No obstante, fuentes del PSOE ya avanzan que serán unas vacaciones algo interrumpidas por cuestiones de trabajo y, de hecho, este mismo lunes asistirá a una reunión de la Ejecutiva socialista.

Su antecesor en el cargo, Alfredo Pérez Rubalcaba, que desde septiembre deja la primera línea política y su escaño en el Congreso, regresa como todos los años a Asturias, a una casa alquilada junto a unos amigos.

Tampoco innova el coordinador federal de IU, Cayo Lara, que pasará unos díez días en su pueblo de Argamasilla de Alba, en Ciudad Real, aunque antes estará una semana en la localidad gaditana de Conil.

Quien regresará en breve a Madrid es la líder de UPyD, Rosa Díez, que suele adelantar sus vacaciones a las últimas semanas del mes de julio para pasar la mayor parte de agosto en la capital.

Como Cayo Lara, ha visitado unos días la provincia de Cádiz y después ha estado en su casa del País Vasco.