Defensa y acusaciones discrepan sobre si el yerno de los Tous era el jefe de seguridad

Este detalle podría demostrar si Lluís Corominas tenía o no para afrontar el asalto

nacional

| 10.05.2011 - 13:40 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Fiscalía y acusación particular y defensa han discrepado este martes sobre si el yerno de los Tous, Lluís Corominas, ejercía como jefe de seguridad de la familia de joyeros. En el juicio por la muerte de uno de los asaltantes de la casa de la familia a manos del yerno en 2006, la defensa ha expuesto que Corominas tiene el título de jefe de seguridad, pero no ejercía como tal, mientras que las acusaciones han matizado que los Tous no tenían contratada a ninguna empresa más de seguridad y han propuesto a la juez incluir pruebas que demuestran que sí lo hacía.

Este detalle podría reflejar si el acusado tenía o no la experiencia y el temple necesarios para afrontar los hechos y podrían aclarar si los disparos se efectuaron o no en defensa propia, movido por el hecho de que la policía no había llegado y los asaltadores podrían ir armados.

Corominas se enfrenta a una condena de 11 años por presuntamente haber matado a uno de los hombres que asaltaron el domicilio de los Tous en Sant Fruitós del Bages el 9 de diciembre de 2006.

Según el escrito del fiscal, sobre las 18.45 horas, el acusado recibió una llamada del vigilante de seguridad, quien le informó de que a través de las cámaras de videovigilancia había visto cómo dos intrusos entraban en el jardín de la casa de la familia Tous.

Corominas, con una pistola semiautomática, fue con su coche a la vivienda de los joyeros y se acercó a un vehículo estacionado a unos 50 metros de la casa con dos hombres --desarmados, según el fiscal-- a bordo, que podían estar relacionados con el asalto, y les disparó dos veces.

El procesado dio en la cabeza al conductor, Sinani G., quien fue evacuado al Hospital de Manresa en coma, con pérdida de masa encefálica y sangrado masivo por impacto de bala, que le provocaron la muerte dos días más tarde.

El acusado encañonó al otro individuo, Dulji K., y le retuvo hasta que llegaron los Mossos d'Esquadra, mientras que los otros dos intrusos se daban a la fuga, aunque fueron detenidos posteriormente.