Decepción en policías de CEP por que Marruecos no pidió perdón a compañeras

nacional

| 24.08.2010 - 14:08 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El secretario general de la Confederación Española de Policía (CEP), Ignacio López, ha mostrado hoy su "decepción absoluta" por que el Gobierno de Marruecos no aprovechara la reunión de ayer con el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, para "pedir perdón a las compañeras de Melilla".

Así se ha pronunciado, en declaraciones a Efe, el secretario general de la CEP, sindicato que representa a 25.000 policías de todas las escalas, quien se ha referido a la reunión de ayer en Rabat de Pérez Rubalcaba y su homólogo marroquí, Taieb Cherkaui.

Para la CEP, "el Gobierno español acudió a Marruecos con el único fin de no desairar al marroquí y para tapar esta crisis como buenamente pudieran, sin aclarar nada al respecto", de ahí que esta situación les lleve, dice, a "la decepción".

"No han aclarado al pueblo español a qué es debido toda esta crisis y el Gobierno marroquí se tenía que haber retractado punto por punto de todo lo que ha acontecido en estos últimos días", según López, quien considera "absolutamente intolerable la presión a la que se ha sometido a la población melillense y al Cuerpo Nacional de Policía" (CNP).

López mantiene que "sigue habiendo una crisis institucional profunda" y le resulta "incomprensible" que, "cuando aún no se han aclarado estas cosas", ambos ministros "escenifiquen" la puesta en marcha de comisarías conjuntas.

Para que éstas funcionen, según este sindicato policial, tiene que haber un "cambio de relaciones entre las instituciones", "confianza" y mayor preparación de los agentes marroquíes, porque de lo contrario les augura "poco futuro".

Algo que no ocurre, según la CEP, con las unidades conjuntas que tiene España con Francia y Portugal, donde "hay un ambiente de cordialidad, la formación de las dos policías es muy similar y los principios que rigen las instituciones idénticos".

Según López, el Gobierno marroquí ha utilizado al CNP para "tensar la cuerda diplomáticamente hablando, como ha ocurrido otras veces", ya que le resulta "paradójico" que se queje de su comportamiento cuando "deberían tomar muy buena nota de cómo se comporta una Policía moderna y respetuosa con los derechos de los ciudadanos".

"A nadie se le oculta -concluye el representante sindical- que la intención del Gobierno marroquí es tener la soberanía sobre las ciudades españolas de Ceuta y Melilla; todo aquel que quiera olvidar esta condición se está engañando".