De Gispert defiende el "derecho a decidir" en su reelección COMOpresidenta del Parlament catalán

La presidenta abre la legislatura pidiendo un cambio en las relaciones con el resto de España

nacional

| 17.12.2012 - 12:39 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Parlament ha reelegido como presidenta a la democristiana Núria de Gispert y a la republicana Anna Simó como vicepresidenta primera, en la sesión de constitución que ha dado comienzo a la X legislatura catalana y que abre un plazo de díez días hábiles para la investidura del presidente catalán.

De Gispert ha sido elegida por 79 votos a favor, 52 abstenciones y 3 nulos, mientras que Simó ha obtenido 67 votos y el vicepresidente segundo, el convergente Lluís Maria Corominas, ha recibido 54, en una segunda votación en la que ha habido nueve votos en blanco y tres nulos.

De Gispert (Barcelona, 1949) se ha mostrado visiblemente emocionada durante las votaciones y en el momento en el que ha sido ratificada como presidenta del Parlament, cargo que ya ocupó durante los dos años escasos que duró la anterior legislatura.

CAMBIO EN LAS RELACIONES CON ESPAÑA

La presidenta del Parlamento catalán, Nuria de Gispert, ha abierto la X Legislatura autonómica defendiendo el 'derecho a decidir' de Cataluña y abogando por que en estos próximos años se alcancen "unas relaciones diferentes con España". "Nuestro país en el futuro reclama explorar nuevas vías", ha asegurado De Gispert este lunes, en su primera intervención tras ser reelegida en el cargo, que ya ocupó en la anterior Legislatura.

Ha apreciado que este mandato debe caracterizarse por el diálogo en el Parlament, indicando que entre los retos a abordar destacan la crisis económica y cómo afrontar la "agresión" que sufre el autogobierno catalán.

"Somos una gran nación", ha certificado De Gispert tras repasar la historia del autogobierno, aseverando que no es una consecuencia de la Constitución de 1978, sino que ya existía antes, y que sus precedentes están en la Edad Media.

"Cataluña no es un país derrotado, sino que es un país que se moviliza. Es un pueblo dispuesto a abrir caminos y vislumbrar nuevos horizontes", ha dicho, y en su discurso también ha aludido a la manifestación que hubo por la Diada en Barcelona.

De Gispert ha instado a los poderes públicos a trabajar para que haya verdadera igualdad de oportunidades, y ha resaltado el hecho de que, en esta legislatura, el 40 por ciento de los escaños los ocupan mujeres.

También ha indicado que el diálogo debe protagonizar la vida parlamentaria, que hay que trabajar para recuperar la confianza de la ciudadanía en sus representantes, y ha pedido que la Cámara ocupe un papel de "centralidad" en esta nueva Legislatura.