"Cuando yo sea presidente"

Juanma Moreno busca convencer de que tiene posibilidades en la carrera por la Presidencia de Andalucía

Le quedan 43 días para intentar movilizar el voto del PP y darle la vuelta a unos sondeos desfavorables

Moreno (PP): "Los dirigentes de la Junta están ridiculizando a la juez Alaya" (Archivo)

nacional

| 07.02.2015 - 19:25 h
REDACCIÓN

Juanma Moreno ha querido hoy convencer a propios y extraños de que tiene posibilidades en la carrera por la Presidencia de Andalucía, y en Torremolinos, ante Mariano Rajoy y cerca de 3.000 simpatizantes, ha gritado a los cuatro vientos que ha empezado su cuenta atrás.

Son 43 días los que quedan para los comicios, pero para él son 43 días los que le faltan para ser presidente. Así lo ha repetido una y otra vez en el primer gran acto celebrado por los populares andaluces desde que la presidenta autonómica, la socialista Susana Díaz, decidiese adelantar los comicios.

Moreno tiene 44 años, así que era bastante joven cuando triunfaba en televisión "Si yo fuera presidente", el programa de Fernando García Tola en el que los ciudadanos daban a sus gobernantes consejos sobre cómo hacer las cosas y les decían qué harían ellos si tuvieran el poder en sus manos.

Pero en el caso de Juanma Moreno, nada de condicionales. Nada de "si yo fuera".

"Cuando yo sea presidente" ha sido la frase más repetida por el candidato, la que ha usado para contar algunas de sus promesas electorales -como la bajada de impuestos- y para decir cómo piensa él gobernar.

Los sondeos no le son favorables, pero en el PP confían en que los votantes que les dieron la victoria -aunque no la mayoría suficiente- en Andalucía hace tres años vuelvan a acudir en masa a apoyarles el 22 de marzo.

Necesita pues Moreno que los votantes del PP se vuelvan a "ilusionar" y vayan a las urnas, y tal vez por eso buena parte de este acto se haya dedicado no tanto a criticar la gestión de Susana Díaz como a valorar la del Gobierno de Mariano Rajoy y los beneficios que, según han insistido unos y otros, ha traído a esta comunidad.

Vamos, que si en Andalucía ocurre como en el resto de España, donde muchos descontentos del PP se van a quedar en casa según las encuestas, el mensaje para ellos hoy era muy claro, el de que en estos años el que ha hecho cosas por Andalucía ha sido el Gobierno central del PP y no el autonómico de PSOE e IU.

En el acto de Torremolinos, Juanma Moreno no se ha olvidado en ningún momento de los resultados electorales de hace tres años y de que fue Javier Arenas -ahora uno de sus valedores para liderar el PP andaluz- quien consiguió la primera victoria autonómica del partido en esa comunidad.

Aquella fue una victoria histórica sí, pero muy agridulce para los populares porque no gobernaron. Por eso siempre que pueden espetan que el Gobierno andaluz ha sido un "pacto de perdedores".

Pero según Juanma Moreno, su partido vuelve a tener una "oportunidad histórica" y hay que aprovecharla. "¡Ahora sí! ¡Ahora sí que vamos a gobernar!", ha llegado a proclamar en el mitin de Torremolinos.

Desde que se adelantaron las elecciones, los análisis que ha hecho el PP apuntan a que es muy difícil que se repita un pacto como el del Gobierno andaluz de los últimos tres años ya que creen que el divorcio de los socialistas con IU es definitivo y que Podemos no piensa jugársela a pocos meses de las generales pactando con la "casta" del PSOE.

Y por eso confían en que esta vez sí es posible gobernar en minoría.

Pero no se fían. Y de todos ellos el que menos se fía es el candidato. Ya lo ha dicho hoy otra vez, que ve a Susana Díaz capaz de pactar con cualquiera con tal de mantener a los socialistas en los "sillones" en los que llevan 32 años.

Así que le quedan 43 días para intentar movilizar todo el voto que pueda y darle la vuelta a unos sondeos que nunca le han sido favorables.

No le va a faltar el apoyo de Mariano Rajoy. El presidente vuelve la semana que viene a estar con él, esta vez en Sevilla, y el partido ya ha prometido que sus dirigentes y miembros del Gobierno van a estar muy presentes en Andalucía de aquí al 22 de marzo.

Y es que todos en el partido, no sólo Moreno, se juegan mucho. Que a la vuelta de la esquina están también las municipales y cada vez queda menos para las generales.