CSI-F pide al Gobierno que adelante la extra de junio a enero como hará Extremadura

nacional

| 27.12.2012 - 20:08 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El sindicato de funcionarios CSI-F ha reclamado hoy al Gobierno que extienda a la Administración General del Estado la decisión adoptada en Extremadura de adelantar el abono de las pagas extraordinarias de junio y diciembre a la primera semana de enero y julio hasta el año 2015.

El vicepresidente nacional de CSI-F, Pepe Fernández, ha indicado que este "subterfugio" no vulnera el decreto ley que suprime la paga extra, pues en 2012 seguirá habiendo 13 pagas, y no elevará el déficit, ya que el año que viene habrá 14 desembolsos, como está previsto en los presupuestos.

Esta es una de las ideas que la delegación del sindicato de funcionarios ha expuesto a los subsecretarios de los ministerios de Hacienda y Presidencia, Pilar Platero y Jaime Pérez Renovales, en la reunión que han mantenido esta tarde en Moncloa.

Según Fernández, los comercios y la hostelería en Extremadura agradecerán la decisión de adelantar la paga extra, puesto que está previsto que se ingrese el 3 o el 4 de enero y los funcionarios podrán disfrutarla en los últimos días de las vacaciones navideñas, ha explicado.

No obstante, ha añadido que el Ejecutivo no ha garantizado que no vaya a impugnar la decisión acordada por el Gobierno extremeño y los sindicatos CSI-F, CCOO y UGT.

Fernández ha indicado que en 2015 se intentará "cerrar el círculo" con el abono de la paga restante, ya que el Gobierno expresó su voluntad de compensar la paga suprimida en "ejercicios futuros", mediante aportaciones a planes de pensiones, una vez que se cumplan los objetivos de reducción del déficit.

En la reunión también se ha hablado sobre la reforma de las Administraciones Públicas, para la que el Ejecutivo formó una comisión con el objetivo de analizar el funcionamiento del sector público.

Según Fernández, el Gobierno ha mostrado su voluntad de contar con los sindicatos presentes en la función pública antes de abordar la reforma.

Las propuestas de CSI-F en este ámbito consisten, entre otras cosas, en eliminar las duplicidades definiendo con exactitud las competencias de cada uno de los tres niveles de la administración, así como las funciones encomendadas a cada trabajador público.