Cospedal subraya la unidad del PP, sin personalismos y con sólo un líder

María Dolores de Cospedal

nacional

| 19.02.2012 - 14:54 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha defendido hoy la "unidad" de su partido, ha asegurado que no existen en su seno personalismos y ha concluido que sólo hay en la organización un líder, Mariano Rajoy.

Un día después de ver reforzado su papel como "número dos" del partido en la elección de la nueva dirección, Cospedal ha insistido en subrayar dicha unidad y la ha contrapuesto a la situación interna del PSOE tras su congreso federal y a la división que los socialistas tienen en la comunidad andaluza.

Además, en su discurso en el acto de clausura del XVII congreso del PP, ha asegurado que el partido es "plenamente consciente" del reto que tiene de evitar que la "herencia" dejada por el PSOE ponga "en peligro" la cohesión social y la "conquista de estos años".

La secretaria general del PP ha señalado que el suyo es un partido "de soluciones y no de eslóganes", de reformas en lugar de "componendas" y de militantes en lugar de "clanes generacionales".

Ha insistido en que la unidad de los populares les diferencia de otros a los que les gustaría ver un PP "separado" o "destrozado", y que no están contentos al observar que el partido del Gobierno es "fuerte y cohesionado"

"Sí lo estamos (unidos), sí lo estamos", ha insistido Cospedal en su discurso, en el que ha apuntado que, por contra, el PSOE tiene que hacer en Andalucía un "esfuerzo de disimulo tremendo" después de que su líder -José Antonio Griñán- "perdiera" en el congreso federal, en el que fue elegido Alfredo Pérez Rubalcaba frente a Carme Chacón.

También ha apuntado que no serán los populares quienes expliquen a los socialistas que el cambio supone "dar pasos adelante y no atrás" o que lo importante no son los problemas internos de un partido sino los de los españoles. "Y para solucionar los de los españoles estamos nosotros aquí", ha zanjado.

Cospedal ha parafraseado al político francés Robert Shuman, que dijo que "la peor responsabilidad ante la historia es la de las ocasiones que se han dejado pasar y las catástrofes que no se han querido evitar", para prometer que el PP nunca tendrá ese problema, porque nunca ha rehuido de sus responsabilidades y tampoco lo va a hacer ahora que ha llegado al Ejecutivo.

Tras asegurar que España cuenta ya con un Gobierno del que "se fían" los inversores dentro y fuera del país, ha defendido todas las reformas ya impulsadas o las que están por llegar, como la educativa.

Además ha puesto en valor la definición que el PP ha hecho de sí mismo en este congreso, con el humanismo cristiano como una de sus raíces, un principio que "consagra el valor de la vida humana y la dignidad de la persona, el valor de la libertad y el respeto a la plena autonomía personal cultural política y religiosa de todos los españoles".

También ha asegurado que el PP se ve como "el gran partido nacional de España", que tiene "muchas sensibilidades pero una única idea" de lo que es el país.