Cospedal: "Posiblemente Mas esté en la vía de encontrar una salida a la situación"

La confesión de Pujol ayuda a desmontar esa idea del España nos roba

María Dolores de Cospedal (Archivo)

nacional

| 03.08.2014 - 14:56 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La secretaria general del PP y presidente de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, considera que posiblemente el presidente catalán, Artur Mas, esté en esa vía de encontrar una salida tras la situación en la que se ha colocado el mismo y su partido, tras el rechazo del Gobierno a la consulta soberanista del próximo mes de noviembre. "Yo creo que es bueno, porque cuando uno tiene la responsabilidad de dirigir un gobierno tiene la obligación de ofrecer respuestas y no de crear problemas. Es la hora de dar alternativas a una situación que el mismo ha creado", argumentó.

En una entrevista concedida a Europa Press, la dirigente popular advirtió que si Mas sigue adelante con la consulta, el Gobierno tendrá que utilizar los instrumentos políticos y jurídicos que tiene a su alcance, aunque le cuesta mucho creer que el presidente catalán esté dispuesto a hacer algo que es claramente ilegal. "Me cuesta mucho pensar que un dirigente autonómico que le exige a sus ciudadanos el cumplimiento de la ley, pueda ser el primero en incumplirla", aseguró.

En cualquier caso, insistió en que hay muchos tipos de instrumentos, jurídicos, políticos, judiciales y todos se pueden utilizar por parte del Gobierno. "ESPAÑA NOS ROBA"

Para Cospedal, la confesión de Jordi Pujol sobre la cuenta bancaria que su familia tenía en el extranjero, ayuda a desmontar esa idea del "España nos roba". Pero no sólo por eso, sino porque "es falso", porque el resto de España también ha sido muy solidaria con Cataluña.

En este sentido recordó que actualmente una parte de las pensiones a los jubilados de esa región se pagan gracias a la solidaridad de todo el Estado. Además citó las inversiones en enclaves estratégicos de Cataluña, como el aeropuerto de Barcelona, los puertos, el AVE y otras infraestructuras. Asimismo, recordó que Cataluña ha sido la autonomía más beneficiada por el Plan de Proveedores o el Fondo de Liquidez Autonómica. "Por lo tanto, decir que Cataluña se ve despojada de todo por parte del Estado, es una falacia que se está empezando a desmontar y evidentemente la confesión de Pujol, ayuda", aseguró.

Cospedal recordó que Pujol ha sido "precursor y en cierto modo alentador", de la actual deriva de CiU y del Gobierno catalán. En este sentido añadió que "hay que hacer una análisis de por qué muchas reivindicaciones han tenido realmente lugar".

Insistió en que cuando alguien se define como un patriota y un defensor de su país, la mejor manera de hacerlo es siendo un ciudadano más, cumpliendo con la ley y con hacienda.

Preguntado si este asunto hace creíble la denuncia del cobro de comisiones del 3 por ciento que en su momento hizo Pascual Maragall, la secretaria general del PP contestó: "Lo vamos a ver si es así en la instrucción judicial. Estando en manos de la justicia, lo que tenemos que hacer es confiar en ella y que vaya hasta donde tenga que ir".

EFECTOS SOBRE EL INDEPENDENTISMO

Para Cospedal, la confesión de Jordi Pujol ha servido para "romper ese intento de identificación absoluta del pueblo de Cataluña con un determinado partido político". "Lo que se ha sabido estos días sí ayuda a romper de una vez por todas ese intento de identificación y que es el propio de aquel que quiere un partido único para controlar de manera indefinida el poder".

Preguntado si este asunto puede provocar una radicalización del independentismo, contestó que puede ocurrir así, pero también que se incremente el voto moderado por el temor de muchos catalanes a que esta "deriva irresponsable y suicida", sitúe a Cataluña aislada comercial y financieramente y fuera del ámbito de la UE.

Cospedal admitió que los sucesivos gobiernos han podido cometer errores en el sentido de que el Estado ha perdido presencia en Cataluña, aunque los intentos de separación siempre han sido propiciados por el nacionalismo, frente a la vocación de los ejecutivos centrales de intregar a Cataluña con el resto de España.