Cospedal llama a Rubalcaba "vicezapatero" de la "peor crisis"

Avisa contra la "ley de la gravedad socialista" de que "todo puede empeorar"

El candidato socialista pide "amnesia" a los españoles en vez de confianza

Dice que el Gobierno de Rajoy supondrá el fin de reuniones en gasolineras para "asuntos privados"

nacional

| 07.10.2011 - 13:25 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La presidenta del PP de Castilla La Mancha y secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha asegurado este viernes que España está sufriendo la "ley de la gravedad socialista", según la cual "todo puede empeorar" más de lo que está y ha calificado al candidato del PSOE Pérez Rubalcaba, a quien no menciona por su nombre en ningún momento, de "vicezapatero" de la peor crisis económica y social de la España democrática.

Cospedal, quien ha intervenido ante el plenario de la Convención programática que su partido celebra en Málaga, ha enfatizado que Mariano Rajoy es condición sine que non del cambio y que esta palabra en boca de Rubalcaba le convierte en el primer votante del PP.

La dirigente popular ha subrayado que en los últimos años muchas veces se ha pensado que en España no se podía ir a peor, pero ha dicho que sí ha ocurrido debido a la existencia de una ley que se cumple en España de forma "inexorable y matemática". "Una ley física, económica, social y política que se llama la ley de la gravedad socialista: Todo puede caer más, todo se puede hundir más y todo puede ir a peor mientras haya un Gobierno socialista", ha precisado antes de lamentar que esa sea una ley "inmutable, perpetua y que no encuentra límites en la naturaleza".

Cospedal ha advertido de que la palabra idea en el diccionario del PSOE significa subir impuestos a las clases medias, como cree que demuestra Rubalcaba "cuando dice que no hay que ahorrar".

La también presidenta de Castilla-La Mancha ha asegurado que el candidato del PSOE ya no sabe de qué disfrazarse para ocultar que ha sido el vicepresidente del peor Gobierno de la democracia. Un cargo que, a su juicio, le hace "viceresponsable de la mayor destrucción de empleo, viceimpulsor de los mayores recortes sociales, viceculpable de la congelación de las pensiones, viceautor del recorte del sueldo de los funcionarios, vicecausante de la subida del IVA, vicepromotor de la eliminación de las ayudas a las familias, viceinspirador de la supresión de ayudas a la vivienda y vicerealizador del recorte de presupuestos de sanidad y educación".

En definitiva, ha dicho, un "vicezapatero" que pide la "amnesia" de los españoles y que, en vez de hacer campaña, pretende protagonizar una "desmemoria electoral".

EL FIN DE LAS IMPROVISACIONES

Cospedal ha asegurado que Rajoy es el único cambio posible y que su llegada al Palacio de la Moncloa no traerá automáticamente que acabe la crisis, pero sí el principio de su fin. Y traerá también, según ella, el fin de las improvisaciones, el fin de los recortes sociales y el fin "de las reuniones en las gasolineras", alusión a la acusación que ha hecho un empresario gallego al ministro José Blanco en la llamada "operación Campeón".

La secretaria general del PP ha ensalzado las condiciones de Rajoy para hacer frente a todo ello: su templanza, su forma de liderar "persuasiva, generosa e inspiradora", su trabajo "incansable, decidido y coherente", y su personalidad "honesta, integradora y consistente". Con él ha garantizado que volverá el tiempo de los consensos, se recuperará la concordia y la política "volverá a escribirse con mayúsculas".

Cospedal ha hecho referencia al plan que está aplicando en Castilla-La Mancha contra el déficit tras descubrir 169.000 facturas en los cajones, subvenciones concedidas sin cobertura presupuestaria y un agujero oculto de 2.813 millones de euros.

A su juicio, las medidas aprobadas para hacer frente a todo ello sin afectar a las prestaciones sociales de los ciudadanos permiten decir que se ha conseguido "cuadrar el sudoku".

Segun Cospedal el Gobierno de Mariano Rajoy significará el fin de la crisis política que hay en España y eso significará, entre otras cosas, el fin de las reuniones en gasolineras para tratar "asuntos privados".

En su discurso, durante la segunda jornada de la Convención Nacional del PP, la dirigente popular se ha referido así a las acusaciones publicadas en el diario El Mundo, del empresario farmacéutico Jorge Dorribo contra el ministro de Fomento, José Blanco, que presuntamente realizó ante la juez del "caso campeón" y según las cuales habría pagado comisiones al dirigente socialista después de haberse reunido con él en una gasolinera para pedirle que intercediera ante Sanidad por las licencias que pedía su empresa.