Cosidó y Villarejo declaran hoy en la causa del 'pequeño Nicolás'

Las comparecencias están relacionadas con una grabación entre policías y agentes del CNI

Cosidó afirma que desconoce quién hizo la grabación sobre el 'pequeño Nicolás' y se remite a la investigación sobre Villarejo

MADRID.- El juez aplaza la declaración de este "agente encubierto" tras hacer lo propio con el comisario Martín Blas

El juzgado de lo Penal número 25 de Madrid ha condenado a Francisco Nicolás Gómez Iglesias, conocido como el pequeño Nicolás, a 4.320 euros de multa por un delito de calumnias, si bien le ha absuelto del delito de injurias por asegurar que el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) lo espió ilegalmente. El CNI se querelló contra el joven por un delito de injurias graves a los ejércitos, clases o cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado por las declaraciones que hizo en sendas entrevistas en el diario El Mundo y en el programa "Un tiempo nuevo" en Telecinco.

nacional

| 27.06.2016 - 09:54 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, y el comisario José Manuel Villarejo declararán hoy en la causa que investiga a Francisco Nicolás Iglesias, el 'pequeño Nicolás', por una presunta estafa.

Cosidó prestará declaración en calidad de testigo, mientras que el comisario Villarejo lo hará como investigado y acompañado por su abogado. También testificará un tercer policía, que sería el comisario Martín Blasco, según fuentes jurídicas.

Las comparecencias están relacionadas con una grabación entre policías y agentes del CNI en la que se hablaba supuestamente de fabricar pruebas contra el joven.

La reunión entre los policías y los agentes del CNI tuvo lugar el 20 de octubre de 2014. Según la defensa de 'el pequeño Nicolás', en la cita se hablaba de perjudicar a su cliente y se reconocía que intervinieron su teléfono sin autorización judicial. Los abogados de Gómez Iglesias han denunciado que en esta grabación se habla presuntamente de crear pruebas contra su cliente, lo que podría invalidar la causa.

ENFRENTAMIENTO ENTRE COMISARIOS

Los comisarios Villarejo y Martín Blas mantienen un enfrentamiento directo desde hace meses, que tuvo como consecuencia el cese del segundo al frente de la Unidad de Asuntos Internos, que investiga la comisión de delitos por parte de funcionarios policiales. Fue destinado al Consejo Asesor hasta que el juez le requirió para encargarse de la investigación del llamado 'caso Nicolay'.

Estas citaciones se producen después de que el propio Martín Blas remitiese el pasado 20 de mayo un informe al juez en el que le solicitaba la detención de Villarejo, su pareja y el periodista que publicó las primeras informaciones sobre el arresto de 'el pequeño Nicolás'.

Además de estos arrestos, Martín Blas solicitaba la imputación de otras diez personas, entre ellas el director adjunto de la Policía, 'número dos' del Cuerpo, Eugenio Pino, quien se jubila este jueves 23 de junio al cumplir los 65 años. El ex responsable de Asuntos Internos no pedía en cambio la citación de Ignacio Cosidó. El fiscal del caso se opuso a estas diligencias solicitadas por el mando policial.

En el marco de su enfrentamiento, el comisario Villarejo, quien se define a sí mismo como "agente encubierto", llegó a acusar a Martín Blas de haber fabricado pruebas falsas para involucrarle en las investigaciones en torno a las actividades del 'pequeño Nicolás'. En ese momento, ambos dependían jerárquicamente del director adjunto Operativo de la Policía, Eugenio Pino.

COSIDÓ AFIRMA QUE DESCONOCE QUIÉN HIZO LA GRABACIÓN

El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, ha asegurado ante el juez Arturo Zamarriego que desconoce quién realizó la grabación en 2014 en la que miembros de este Cuerpo y del CNI hablaron de fabricar pruebas contra Francisco Nicolás Iglesias, el 'pequeño Nicolás', y ha reconocido que fue Eugenio Pino, por entonces director adjunto operativo (DAO), quien le puso al tanto de la investigación reservada tras las informaciones periodísticas que apuntaban a la presunta implicación del comisario José Manuel Villarejo, han informado fuentes jurídicas.

Cosidó ha declarado en calidad de testigo ante el juez que instruye el 'caso Nicolay' por espacio de 45 minutos. El director de la Policía ha sido el único de los tres citados este lunes que ha comparecido en los Juzgados de Plaza de Castilla, ya que se ha aplazado la de Villarejo y la del otro comisario, Marcelino Martín Blas, en el primer caso sin fecha y en el segundo fijando su nueva comparecencia para el próximo miércoles.

Las citadas fuentes han explicado que el juez se ha interesado por la reacción de la cúpula policial cuando supo de la grabación del 20 de octubre de 2014, filtrada a la prensa, en la que policías y agentes del CNI hablaban de la posibilidad de fabricar pruebas contra el 'pequeño Nicolás'.

Cosidó ha sostenido que no se abrió una investigación sobre la grabación porque el caso estaba judicializado y que supo por Eugenio Pino --que se ha jubilado recientemente, relevándole como DAO el 'número tres' del Cuerpo, el comisario principal Antonio Rodríguez, hasta entonces al frente de la Subdirección General de Recursos Humanos-- que lo que sí se había ordenado era una investigación sobre las empresas privadas de José Manuel Villarejo.

Según han detallado las citadas fuentes, Cosidó ha recordado al juez que aquel informe reservado fue elaborado por el inspector José Angel Fuentes Gago y que, tras el mismo, se concluyó que no procedía abrir ningún expediente disciplinario al comisario Villarejo. El director de la Policía también ha recordado que los sistemas para intervenir grabaciones telefónicas se realizan con autorización judicial.

ENFRENTAMIENTO ENTRE COMISARIOS

Los comisarios Villarejo --que está citado en calidad de investigado-- y Martín Blas mantienen un enfrentamiento directo desde hace meses, que tuvo como consecuencia el cese del segundo al frente de la Unidad de Asuntos Internos, que es la encargada de investigar la comisión de delitos por parte de funcionarios policiales. Fue destinado al Consejo Asesor hasta que el juez Zamarriego le requirió para encargarse de la investigación del llamado 'caso Nicolay'.

Las citaciones de Cosidó y de estos dos comisarios se producen después de que el propio Martín Blas remitiese el pasado 20 de mayo un informe al juez en el que le solicitaba la detención de Villarejo, su pareja y el periodista que publicó las primeras informaciones sobre el arresto del 'pequeño Nicolás'.

Además de estos arrestos, Martín Blas solicitaba la imputación de otras diez personas, entre ellas el exdirector adjunto de la Policía Eugenio Pino. El exresponsable de Asuntos Internos no pedía en cambio la citación de Ignacio Cosidó. El fiscal del caso se opuso a estas diligencias solicitadas por el mando policial.

En el marco de su enfrentamiento, el comisario Villarejo --quien se define a sí mismo como "agente encubierto"-- llegó a acusar a Martín Blas de haber fabricado pruebas falsas para involucrarle en las investigaciones en torno a las actividades del 'pequeño Nicolás'. En ese momento, ambos dependían jerárquicamente de Eugenio Pino.

VARIAS INVESTIGACIONES

La Policía, como ha recordado Cosidó, investigó las actividades privadas del propio Villarejo después de que el diario 'El País' revelase que cuenta con 12 sociedades con un capital que ascendía a 16 millones de euros, pesquisas que se saldaron sin ninguna sanción interna para el mando policial.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, afirmó no tener dudas de que sus negocios se habían realizado conforme a la legalidad al tiempo que destacó los servicios prestados por este mando policial. Fuentes policiales han informado de que Villarejo se jubilará a principios del próximo mes de agosto, pero que recientemente ha comunicado al Cuerpo su intención de pasar a la segunda actividad en la Policía.

El nombre de Villarejo también cobró relevancia en relación con la reunión mantenida con el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, por la que también se abrió una investigación interna que se saldó sin consecuencias. Lo que se investigó concretamente fue la filtración de parte de la charla mantenida con el presidente madrileño y en la que se trató la investigación en torno al ático de Estepona de González.

El entonces presidente madrileño llegó a acusar a Villarejo de haberle chantajeado, razón por la que el comisario denunció al dirigente madrileño ante los tribunales.