Cosidó: la actuación policial en Valencia fue "imprescindible" por los "radicales"

Nuevos datos ponen en duda la "espontaneidad" y causa de las protestas "estudiantiles"

El PSOE reclama que comparezcan en el Congreso el Ministro del Interior y el Director de la Policía

Aguirre considera "incalificable" que el PSOE participe "en hechos violentos"

Gonzáles pide a partidos y sindicatos que tengan "discrepancias" que respeten "la legalidad"

nacional

| 23.02.2012 - 14:54 h
REDACCIÓN

El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, ha defendido este jueves que la actuación de los agentes de la Policía Nacional en la protesta del lunes en Valencia fue "absolutamente imprescindible" porque es "un dato objetivo" que entre los manifestantes, muchos de ellos estudiantes, había "elementos radicales" y porque hubo "agresiones graves a la Policía". Además hoy sabemos que el supuesto origen de las manifestaciones es falso: el colegio "Lluis Vives" sí tenía calefacción y 82.000 euros en caja, suficiente para funcionar de manera normalizada todo el curso. De los 43 detenidos el lunes, sólo uno pertenece a ese centro y la gran mayoría son mayores de edad, varios de ellos con antecedentes. La revuelta corrió como la espuma gracias a las redes sociales y a "#primavera valenciana", un lema acuñado por un partido político, Compromís, la marca de Equo en Valencia, dos días antes incluso de las controvertidas cargas policiales.

"La policía tienen la obligación de aguantar todo el tiempo los insultos pero cuando hay lanzamientos de objetos o un peligro para la seguridad pública la policía tiene que intervenir. Hubo un punto en que resultó absolutamente imprescindible", ha aseverado el director general de la Policía, Ignacio Cosidó en una entrevista en la COPE.

En este sentido, ha explicado que tras "tres días de manifestaciones ilegales" en las que las fuerzas de seguridad no habían actuado por "prudencia", el día de los altercados había "datos objetivos" que demostraban que entre los manifestantes "había elementos violentos" y que "la intervención era necesaria".

"Buena prueba de ello es que de los veintitantos detenidos solo uno es un estudiante de este instituto y que había habido agresiones graves a la policía", ha justificado, para matizar, no obstante, que la investigación abierta por la delegada del Gobierno en Valencia, Paula Sánchez de León, determinara "si ha habido alguna conducta individual".

A pesar de ello, Cosidó ha defendido que, a su juicio, la intervención policial fue, tanto individualmente como en general, "correcta", porque cuando se producen incidentes como los de Valencia, la Policía debe "actuar con la firmeza necesaria para que los incidentes no vayan a más". "No haber intervenido hubiera terminado causando males mayores a la convivencia y la seguridad", ha señalado.

Asimismo, ha reconocido que el jefe superior de la Policía de Valencia, Antonio Moreno, "no estuvo en absoluto afortunado" cuando se refirió a los manifestantes como "el enemigo" en la rueda de prensa posterior a los altercados ya que "la Policía Nacional no tiene enemigos". "La Policía Nacional tiene una misión que es muy importante y difícil que es garantizar los derechos y la seguridad de todos los ciudadanos. Es un equilibrio que muchas veces no es fácil pero tengo plena confianza en la profesionalidad de la Policía", ha defendido.

En esta línea, ha criticado a quienes, a su parecer, están tratando de "magnificar" los incidentes ocurridos en Valencia, los cuales responden, ha aclarado a una situación de "bastante normalidad". "Me duele cuando veo a responsables políticos cuando hacen críticas infundadas a policías. Hay que estar allí, hay que estar a pie de calle y aguantar lo que hay que aguantar. Son criticas muy injustas", ha asegurado, para hacer "un llamamiento a la responsabilidad". "Es un inmenso error equiparar a quien lanza un adoquín a un policía con un policía que tiene la obligación de proteger. Hay veces que hay que utilizar la fuerza. Es muy fácil descontextualizar", ha añadido.

EL PSOE RECLAMA UNA INVESTIGACIÓN SOBRE LAS CARGAS "DESPROPORCIONADAS" CONTRA ESTUDIANTES EN VALENCIA

El PSOE y otros grupos políticos de izquierda insisten en reclamar una investigación sobre las cargas "desproporcionadas" contra los "estudiantes que se manifiestan en la Comunidad Valenciana contra los recortes en Educación". La conclusión es, a juicio del PSOE, que la situación "se le ha ido de las manos" al Gobierno y reclaman por ello la comparecencia del ministro y del director general de la Policía, Ignacio Cosidó ante los grupos parlamentarios.

La exigencia la ha planteado el secretario de Política Institucional y Autonómica del PSOE, Antonio Hernando. Para el dirigente socialista, la posición de Cosidó es "irresponsable" y genera "alarma ciudadana". En lugar de justificar esa actuación violenta, el PSOE ha reclamado al director de la Policía que abra una "investigación sobre estos incidentes" y producto de ella "adoptar las medidas disciplinarias" convenientes.

Por su parte, el exministro de Trabajo Valeriano Gómez ha subrayado este jueves que la presencia de dirigentes del PSPV en las protestas de estudiantes en Valencia no es incompatible con la oposición responsable que el PSOE se ha propuesto hacer esta legislatura. "Naturalmente, ¡hasta ahí podríamos llegar!", ha enfatizado el exministro a la pregunta de si es oposición responsable la presencia en la protesta del miércoles del secretario general del PSPV, Jorge Alarte. "¿Pero desde cuándo en democracia no es posible manifestarse libre. y legítimamente manifestando una opinión, pacíficamente como corresponde en democracia?", se ha preguntado.

Por eso, ha pedido a los 'populares' que, "sin intermediarios", "escuchen a la calle" y se den cuenta de que la actuación de la Policía en la represión de las manifestaciones "no tiene justificación" y que "de una vez" exijan responsabilidades por ella. "Lo hemos visto todos, más allá de quién esté delante o detrás, y ahí no debe haber duda en la actuación del Gobierno", ha añadido.

Las palabras de Gómez defendiendo la presencia de dirigentes y diputados del PSPV en las manifestaciones coinciden con la posición de la dirección federal: "No vamos a hacer oposición en la calle pero no vamos a rehuir la calle", resumen fuentes de Ferraz.

El diputado de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví, ha exigido asismismo la destitución "inmediata" del director general de la Policía, Ignacio Cosidó, por sus declaraciones a la cadena COPE que "demuestran las mentiras reiteradas de la Policía", ya que las imágenes captadas en Valencia ponen de manifiesto que los "únicos elementos violentos iban de uniforme".

AGUIRRE: ES ABSOLUTAMENTE INCALIFICABLE QUE EL PSOE PARTICIPE EN HECHOS VIOLENTOS

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha dicho hoy que es "absolutamente incalificable" que el Partido Socialista (PSOE) "se dedique a tomar la calle cuando pierde las elecciones" y que participe "en hechos violentos". Aguirre se ha expresado así al ser preguntada por los periodistas sobre el tono que están tomando las manifestaciones de estudiantes en Valencia, en Madrid y en otros lugares.

Al referirse a los "hechos violentos" que ha relacionado con el PSOE, Aguirre ha explicado que el pasado martes un cristal de su despacho en la sede del Partido Popular (PP) en la calle madrileña de Génova fue roto con "bolas de acero" , "algo que -ha dicho- no tiene nombre".

"Me parece que los ciudadanos esperan otra cosa de nosotros", ha dicho Aguirre de los políticos; "que tomemos las medias que España necesita para salir de la crisis horrorosa en la que ellos (los socialistas) nos han sumido".

Además, la presidenta de la Comunidad ha agregado que "para calentar el tema (de las manifestaciones estudiantiles) se saca en las redes sociales una fotografía que nada tiene que ver con los hechos de Valencia, sino de un desahucio en Torrejón". Según Aguirre -que no ha precisado de que imágenes se trata-, son fotografías "en las que no aparecen estudiantes, sino políticos socialistas todos ellos con caras muy conocidas".

El martes pasado, más de 2.500 personas, en su mayoría jóvenes, se concentraron frente a la sede nacional del PP, en la calle de Génova, después de iniciar una marcha desde la Puerta del Sol en protesta por la dureza de la actuación policial, el día anterior, con los estudiantes de Valencia.

Por su parte, el vicepresidente y portavoz del Gobierno regional, Ignacio González, ha hecho un llamamiento a los partidos políticos, sindicatos, oposición o cualquier institución que puedan tener alguna "discrepancia" que ajusten sus movimientos y actuaciones al "respeto de la legalidad". "Todo el mundo tiene derecho a manifestarse dentro de los límites de la ley".

"Lo que no tienen derecho es a tomar la calle, a tener actitudes violentas, a atacar a los que no están de acuerdo con ellos, a destruir el mobiliario, a cortar el tráfico e impedir a los demás que ejerzan sus derechos libremente o agredir a las sedes de las instituciones", ha dicho, en referencia a lo ocurrido el pasado martes en la sede del PP de la calle Genova. "Es impresentable, condenable y lo que hay que evitar es que se vuelva a producir", ha añadido.

Cuestionado sobre si la Policía Nacional podría haber evitado estos 'ataques' a la sede de los populares en Madrid, González ha asegurado que "hasta ahora" la Policía en Madrid ha actuado "muy correctamente". "Lo que pedimos siempre al Ministerio de Interior y a la Delegación de Gobierno es que se aplique la ley y el estado de derecho", ha manifestado.

En este sentido, ha acusado al PSOE de "caraduras" y de "irresponsabilidad" por "apoyar unas manifestaciones violentas que nada tienen que ver con el objetivo inicial, al parecer, de una queja de unos chavales de un IES". En este sentido, ha indicado que las protestas responden a lo presumían algunos como él "hace muchos meses: que algunos estaban experimentando algún tipo de movimiento en la calle para tratar de desestabilizar y ponernos palos en las ruedas". "Yo espero que no sea así", ha señalado, para concluir que si así fuera, se confirmaría que se está "intentando desestabilizar en la calle lo que no son capaces de ganar en las urnas legítimamente".