Los independentistas cortan carreteras y vías de circulación en Cataluña

Los autodenominados Comités de Defensa de la República cortaron la A-2 y N-340 en protesta por la detención de Puigdemont

Los Mossos desalojan a los manifestantes de la AP-7 en Figueres tras seis horas de cortes

Cortes también en la Diagonal y la Meridiana de Barcelona para pedir la libertad de los soberanistas

nacional

| 27.03.2018 - Actualizado: 21:25 h

AGENCIAS

Los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR) mantienen bloqueadas carrteras, vias urbanas y protagonizan protestas en la estación de Sants de Barceloona en protesta por el encarcelamiento en Alemania del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont.

Los Comitès de Defensa de la República (CDR) han cortado a lo largo del día diversas carreteras.

Los Mossos han desalojado a las 18:00 horas, tras apartarlos con las porras y los escudos y conducirlos al arcén, a unos 200 manifestantes concentrados desde esta mañana en la A-2, a su paso por Soses (Lleida), y han reabierto la vía en ambos sentidos de la marcha hacia las 19 horas, según el Servicio Catalán de Tráfico (SCT).

Asimismo, la carretera N-340, cortada en una acción de los CDR, también ha estado cortada buena parte de la tarde por un centenar de manifestantes en l'Ampolla (Tarragona) en ambos sentidos de la circulación, por lo que se han habilitado desvíos por la N-235, en sentido norte.

Luego, los participantes han cortado más de dos horas la autopista AP-7 en l'Ampolla, donde han iniciado una marcha lenta a pie en dirección a Barcelona, por lo que la circulación se ha desviado también por la N-235 y se han originado unos 2 kilómetros de retención en sentido Barcelona.

CORTES EN BARCELONA

Por otra parte, la protesta en la Estació de Sants de Barcelona ha provocado el desvío de las líneas 115, V5, H10, 27, 78, 109 y D40 de autobuses, informa Transports Municipals de Barcelona (TMB).

Paralelamente, sendos grupos de manifestantes han interrumpido la circulación del tráfico este martes por la mañana la avenida Diagonal y la Meridiana de Barcelona para pedir la libertad de los líderes independentistas encarcelados. Los cortes se han producido a la altura de la plaza Maria Cristina, en el distrito de Les Corts, y en el cruce de la Meridiana con el paseo Fabra i Puig, a caballo entre Nou Barris y Sant Andreu, respectivamente.

La protesta ha comenzado en la Diagonal sobre las 07.30 horas después de un llamamiento de los Comités de Defensa de la República (CDR) realizado a través de las redes sociales, y se ha extendido luego a la Meridiana. Los manifestantes exhibían pancartas en las que puede leerse 'Hacia la República. Huelga general', 'Libertad presos políticos' y 'Libertad. Os queremos en casa', entre otras consignas.

Según informó Transports Metropolitans de Barcelona (TMB), las manifestaciones obligaron a desviar 16 líneas de autobús que circulan por alguna de las dos vías afectadas.

INTENTANDO PARALIZAR LA CIRCULACIÓN FERROVIARIA

Los Comités de Defensa de la República (CDR) han rodeado la Estación de Sants de Barcelona, pero no han podido tomar las vías y paralizar la circulación ferroviaria, y han cortado y bloqueado las principales carreteras de acceso a Cataluña por Tarragona, Lleida y Girona. Así, los manifestantes en la Estación de Sants de Barcelona se han disuelto sin incidentes ni forcejeos entre ellos y los agentes de los Mossos d'Esquadra desplegados.

Centenares de personas han ido confluyendo en la plaza Joan Peiró, frente a una de las fachadas de la Estación de Sants, donde los concentrados han coreado lemas como "Libertad presos políticos" o "Huelga general" y han exhibido un cartel con el mensaje "Se ha acabado el autonomismo, implementad la república".

Ante la presencia de agentes que protegían los accesos a la estación desde esa zona, los concentrados se han desplazado a la vecina plaza de los Países Catalanes, pero entonces los agentes se han apresurado a vigilar los accesos por ese punto.

El punto de mayor fricción se ha producido cuando han arrojado dos bolas de pintura amarilla a los agentes, desplegados asimismo en el interior de la estación, pero la tensión no ha ido a más.

Finalmente, los manifestantes se han reagrupado otra vez en la plaza Joan Peiró, donde han leído un manifiesto en apoyo a los encausados por la huelga general del pasado 8 de noviembre y "contra la violencia y represión del Estado español".

Tras la lectura del manifiesto, los organizadores de la concentración han anunciado a través de Twitter que la acción quedaba desconvocada y los manifestantes se han ido desmovilizando.

Por último, sindicatos, entidades sociales, deportivas y culturales se han agrupado para crear la plataforma Espai Democràcia i Convivència, y han convocado para el próximo día 15 de abril una manifestación en Barcelona para reclamar la liberación de los políticos independentistas.