Correa entrega su pasaporte en la Audiencia Nacional tras quedar en libertad

(Archivo)

nacional

| 12.06.2012 - 12:22 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presunto cabecilla de la trama Gürtel, Francisco Correa, ha acudido hoy a la Audiencia Nacional acompañado de su supuesto "número dos", Pablo Crespo, para entregar su pasaporte después de que ayer quedara en libertad tras haber abonado una fianza de 200.000 euros. Tras haber pasado su primera noche fuera de la prisión de Soto del Real (Madrid) en casi tres años y medio, Correa ha permanecido esta mañana menos de media hora en el Juzgado Central de Instrucción número 5 de este tribunal y, a su salida, se ha limitado a decir a los periodistas: "Estoy bien".

El supuesto líder de la trama Gürtel abandonó anoche la prisión en la que se encontraba desde febrero de 2009 tras pagar la fianza de 200.000 euros que le había impuesto el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, que instruye el caso.

"Voy a ver a mi familia después de tres años y medio", dijo Correa a los medios antes de introducirse en el vehículo, y ante la pregunta de si estaba contento de volverla a ver, respondió: "¿Usted que cree?"

De esta forma, Correa ha cumplido con uno de los requerimientos que le impuso Pablo Ruz, la de entregar el pasaporte, y deberá además comparecer diariamente en el Juzgado -los lunes en la Audiencia Nacional- y no podrá abandonar el territorio nacional.

Fue el magistrado de guardia de la Audiencia Nacional Fernando Andreu, en sustitución de Pablo Ruz y tras recibir de la madre del acusado el resguardo bancario que avalaba el depósito de la fianza, quien ayer por la tarde dictó un auto en el que hacía constar que el imputado ha hecho frente a la misma.

Esta gestión se logró diez días después de que el juez instructor del "caso Gürtel" levantara el embargo de unos fondos de una cuenta de Bankia cuya titular es la madre de Correa, que asciende a más de 400.000 euros y de los que no pudo disponer hasta las 15.00 horas de ayer.

Ruz adoptó esta decisión después de que la Fiscalía Anticorrupción -a la que se había dado traslado de un informe de la Agencia Tributaria que avalaba el origen ilícito de dichos fondos- le informara favorablemente sobre el levantamiento del bloqueo, ello sin perjuicio de que continúen las investigaciones sobre el mismo.

Correa abandonó la cárcel algo más de tres años después de que estallara el caso Gürtel, y tras pasar por distintos tribunales la causa que investiga la trama de corrupción ligada a cargos del PP continúa abierta en la Audiencia Nacional con casi cien imputados, todos ellos en libertad.