Un brigadista fallece en la extinción de un incendio en Molinaferrera (León)

Las llamas han calcinado ya más de 6.200 hectáreas de terreno forestal en Galicia

(Archivo)

nacional

| 18.10.2011 - 13:12 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Un miembro de una brigada contra incendios de la Junta de Castilla y León ha fallecido hoy cuando trabajaba en la extinción de un fuego en el término municipal de Molinaferrera (León), según ha informado el Gobierno autonómico.

Fuentes de la Junta han indicado que el suceso se ha conocido alrededor de las 14.15 horas y que, al parecer, el fallecido, que pertenecía a la cuadrilla terrestre de La Cabrera, se vio "envuelto por las llamas".

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván, se está dirigiendo a Molinaferrera, municipio dependiente de Lucillo, y se ha movilizado ayuda psicológica del Servicio de Emergencias de Castilla y León para asistir a familiares y compañeros del fallecido.

La Junta ha declarado el nivel 1 de INFOCAL a las 14:55 horas, dado que el fuego puede afectar a más de 30 hectáreas arboladas.

En las labores de extinción están participando dos técnicos, un agente medioambiental, una autobomba, una cuadrilla terrestre, dos brigadas helitransportadas, tres helicópteros de extinción de las bases de Rabanal, Cueto y Valladolid y un bulldozer.

Además, el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino ha aportado un helicóptero bombardero de la base de Tabuyo y un avión anfibio de Matacán.

En total, en la zona se encuentran trabajando 37 personas y se está investigando la causa del incendio, que se detectó en torno a las 4.15 horas de la pasada madrugada.

EL FUEGO HA CALCINADO YA MÁS DE 6.200 HECTÁREAS

Las llamas han calcinado ya más de 6.200 hectáreas de terreno forestal en Galicia, según los datos del último balance emitido por la Consellería do Medio Rural. Varios incendios continúan todavía activos, principalmente en las provincias de Ourense y Lugo.

Entre estos fuegos todavía activos se encuentra el de Manzaneda, el más importante del año y que ha arrasado ya 1.800 hectáreas. Comenzó el pasado jueves y afecta a una zona de gran pendiente, sin que Medio Rural tenga constancia por el momento de que haya afectado a zonas naturales protegidas. Cuenta con reproducciones continuas e incluso se ha extendido a los ayuntamientos limítrofes de Chandrexa de Queixa y Vilariño de Conso.

También sigue activo el incendio que asola Lobios y que, según estimacones todavía provisionales, habría quemado unas 1.000 hectáreas. Las llamas proceden de Portugal, donde hay un gran incendio de varias miles de hectáreas, y llegó en distintos días y a través de varios puntos a Galicia por los vientos de componente sur. Se localiza en zonas pedregosas de gran pendiente, lo que dificulta su ataque con medios terrestres.

El tercer gran incendio activo es el de Maceda, donde los cálculos provisionales hablan de 800 hectáreas arrasadas. Además, este municipio ourensano cuenta con otro fuego activo, con unas 250 hectáreas calcinadas, atendiendo a cálculos también provisionales.

Según el balance del Gobierno gallego, aparte de los ya mencionadas todavía hay fuegos activos en Baltar (con 20 hectáreas afectadas), Teixeira (otras 20), Melón (40), Padrenda (20), Esgos (150) y Montederramo (con 200 hectáreas tras haberse reactivado).

Activos, aunque ya estabilizados, estarían los incendios de Viana do Bolo (400 hectáreas), A Gudiña (150), Avión (228) y A Peroxa (300). Permanece controlado el fuego de Pereiro de Aguiar (80 hectáreas) y han sido extinguidos los de Friol (50), Carballedo (25), Vilalba (250), Monforte de Lemos (50) y O Bolo (100).

La Xunta destaca el papel criminal de la mano del hombre en los incendios que arrasan Galicia, en especial, Ourense. Ésta considera que el 90% de los 400 incendios que han tenido lugar durante el fin de semana han sido intencionados. El conselleiro de Medio Rural ha trasladado parte de la responsabilidad al Estado y ha declarado que "el nivel de delincuencia roza el calificativo de atentado".

Mientras, el secretario general del PSdeG, Pachi Vázquez, ha instado a la Xunta a que constituya un gabinete de crisis para abordar la "dramática" situación que están viviendo cientos de aldeas y una docena de municipios de la provincia de Ourense ante la oleada de incendios forestales de los últimos días.

Pachi Vázquez demandó que se constituya un gabinete, que a su juicio debería estar compuesto por representantes de las consellerías de Presidencia, Medio Rural y Medio Ambiente, y ha exigido que se ponga en marcha como primera medida la puesta a disposición del cien por cien de los medios con que cuenta la Xunta para parar "este drama".

Por su parte, el alcalde de Parada de Sil, Francisco Magide, denunció la proximidad del fuego a las casas en este municipio y destacó que hay varias aldeas en las que el fuego está a menos de cien metros de las viviendas.