Colau apoya ante Artur Mas el "derecho a decidir" de Cataluña

Tacha de "prepotente y arrogante" la actitu del Gobierno español frente a lo que ella considera un derecho fundamental

nacional

| 30.07.2015 - 12:05 h
REDACCIÓN

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, expresó al presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, su compromiso con el derecho a decidir, frente al "bloqueo" del Gobierno español, "prepotente y arrogante" y con "poca cultura democrática" ante lo que para ella es un derecho fundamental. Así lo manifestó en la rueda de prensa posterior al primer encuentro oficial entre ambos mandatarios tras la investidura de Colau el pasado 12 de junio.

La alcaldesa expresó también la "absoluta lealtad institucional" que profesará a la Generalitat en "un contexto complicado" por la crisis económica y por el "bloqueo absoluto" que percibe en el Gobierno español frente a "derechos fundamentales como el derecho a decidir"; un derecho, apuntó, con el que su gobierno municipal está comprometido, como ha dicho en otras ocasiones.

La regidora barcelonesa reconoció que habló con Mas del contexto político del proceso y de las diferentes soluciones que existen, pero afirmó que todas pasan por que la ciudadanía catalana se exprese y decida cuál quiere que sea su relación con el Estado español. No obstante, aseguró que el presidente de la Generalitat no le había trasladado ninguna petición al respecto.

Colau, que confía en establecer un "marco estable de colaboración" con la Generalitat con independencia de que el gobierno municipal sea entrante y el autonómico saliente, celebró dos buenas noticias.

Una de ellas, el acuerdo al que llegó con Mas sobre que la comisión mixta entre ambas instituciones se reúna en la primera semana de septiembre, y otra que el presidente de la Generalitat asumió que ésta tiene una deuda de ocho millones con Barcelona en razón de lo que establece la Ley de Barrios. También avanzó un acuerdo entre ambas partes para impulsar el tranvía en la ciudad.

Por el contrario, la alcaldesa lamentó la falta de acuerdo en cuanto a que Mas se niega a ceder al Ayuntamiento el 100% de la tasa turística, y prefiere mantener los porcentajes de reparto existentes hasta ahora entre la institución autonómica y la municipal.