Cobo afirma que con Urdangarin Madrid 16 podía llegar a miembros de casas reales

nacional

| 13.05.2016 - 11:28 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El exvicealcalde de Madrid Manuel Cobo ha asegurado ante el tribunal que juzga el caso Nóos que la cantidad de 144.000 euros pagada a la Fundación Deporte, Cultura e Integración Social (Fdcis) de Iñaki Urdangarin por la candidatura olímpica Madrid 2016 era "más que razonable".

En su declaración como testigo ante el tribunal de la Audiencia de Palma por videoconferencia, Cobo ha explicado que, desde el punto de vista presupuestario, los 144.000 pagados como donación por labor de consultoría y lobby a la fundación de Urdangarin fue "no relevante" en una candidatura con un presupuesto de 40 millones de euros, cuyo coste ha calificado como "pacato" en comparación con otras como Londres o Río de Janeiro.

"Cuando nos enteramos de este convenio y de las cantidades nos pareció mas que razonable, conociendo que se estaban pagando cantidades muchísimo mayores en otras candidaturas", ha insistido Cobo sobre el momento en que él y el entonces alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, supieron a finales de 2011 por los medios de comunicación de la existencia de ese acuerdo con Urdangarin en 2007.

Cobo ha defendido la idoneidad de Urdangarin para ejercer labores de lobby a favor de la candidatura, por su acceso a los miembros del Comité Olímpico Internacional (COI) que pertenecían a casas reales.

"Urdangarin cumplía de sobra los requisitos para hacer lobby. Es muy difícil llegar a más de 20 miembros del Comité Olímpico Internacional que eran miembros de casas reales y el señor Urdangarin reunía esos requisitos", ha afirmado. "Reúne los requisitos y conoce ese mundo", ha añadido.

Sobre esa labor que llevó a cabo para la candidatura, el exvicealcalde ha añadido que: "Creo que le convenía incluso a él, dada su actividad, tener esa relación con Alberto de Mónaco o con Ana de Inglaterra". Cobo ha indicado que la candidatura realizó otros pagos más elevados, como los 3 millones a una empresa británica de comunicación y, aunque ha admitido que en Madrid no hubo otros para miembros "de Casa Real o Gobierno", ha asegurado que por las funciones de lobby en el ámbito olímpico "se pagaba mucho dinero".

"Lo conocimos después pero si lo hubiéramos conocido antes lo hubiéramos hecho", ha dicho sobre el pago a la Fdcis de Urdangarin, a quien ha descrito como la persona "adecuada", a quien le habían ofrecido dirigir la candidatura antes de optar por Mercedes Coghen porque él declinó.

"Se buscaba un perfil como el de Sebastian Coe y lo más parecido era el señor Urdangarin: jugador de balonmano de élite, campeón de Europa, de la selección española, olímpico, Casa Real, con conocimientos..., lo reunía todo y era adecuada para lo que se paga en ese mundo", ha insistido sobre la donación.

Por esos pagos, en el juicio del caso Nóos está acusada la consejera delegada de Madrid 2016 Mercedes Coghen, para quien la Fiscalía pide 6 años y medio de prisión y Manos Limpias 9. Cuando Coghen explicó esa contratación en 2011, tanto el alcalde como el vicealcalde la consideraron razonable y lógica. "No encontré ningún motivo para sospechar que esto fuera un montaje para sacar dinero", ha precisado Cobo.

El exvicealcalde ha defendido que Coghen no era la responsable en la faceta administrativa de la candidatura, ha señalado que no tenía competencias para decidir acerca de contrataciones y ha recalcado que quien firmó dicho convenio con la Fdcis de Urdangarin fue el entonces director general de Deportes, Miguel de la Villa, ya fallecido.

Ha subrayado que, durante los dos años que duró la candidatura, nadie emitió "ninguna alarma, ningún aviso, ni ninguna prevención" en contra de aquel convenio ni en relación con ningún otro y que la sensación era que "se estaban haciendo las cosas muy bien".

Cobo ha dicho que De la Villa era interventor por oposición y la secretaria de la Fundación Madrid 16, Alicia Sánchez, era directora general de Servicios Jurídicos y además magistrada en excedencia, por lo que había "personas vinculadas" a la candidatura "con conocimientos del mundo del derecho" como para que "cualquier cuestión" se hiciera "de la forma lo más legal posible".

Además de Cobo, en la cuadragésima sexta jornada del juicio de Nóos han declarado hoy otros dos testigos. Se prevé que las declaraciones de testigos finalicen la semana que viene.