CIS: La preocupación por el paro baja cuatro puntos

Sigue siendo la principal preocupación para casi el 78%

Los bancos irrumpen como uno de los problemas de España para el 8,2%

A partir de 2017 en España habrá, por primera vez, más muertes que nacimientos y, en los próximos diez años, la población española se reducirá en 2,6 millones de personas, el 5,6%, lo que situará en 44,1 millones el número de habitantes en 2023.

nacional

| 05.07.2012 - 13:00 h
REDACCIÓN
Más sobre: CISSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La preocupación de los ciudadanos por el paro, que sigue siendo el principal problema para el 77,8 por ciento de los españoles, ha bajado cuatro puntos en el último mes hasta situarse en niveles de hace dos años, según el barómetro del CIS correspondiente al mes de junio. Al mismo tiempo, la inquietud ciudadana por los problemas económicos, que se mantiene en segundo puesto de la tabla, baja 4,7 puntos, hasta el 46,3 por ciento, en una clasificación en la que irrumpen con fuerza los bancos como preocupación de los encuestados, al ser considerados como un problema por el 8,2 por ciento.

El trabajo de campo del muestreo del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) se hizo entre el 2 y el 11 de junio, coincidiendo con la petición al Eurogrupo de ayuda para recapitalizar las entidades financieras españolas con problemas.

La misma estadística revela que la preocupación por "la clase política" y "los partidos" sigue creciendo entre los españoles, manteniéndose en el tercer puesto, con un 24,3 por ciento, de manera que casi uno de cada cuatro españoles tiene una percepción negativa de los políticos.

Aunque la encuesta apunta que ocho de cada diez españoles está preocupado por el desempleo, hay que remontarse hasta el barómetro de julio de 2010 para encontrar un porcentaje similar al registrado el mes pasado; además, desde que comenzó 2011 la cota nunca había bajado del 80 por ciento.

Tras el paro, los problemas económicos y la clase política, el cuarto problema ciudadano según el CIS es "la corrupción y el fraude", que cita el 12,4 por ciento, 3,1 puntos más que en el barómetro de mayo.

Le siguen la sanidad, que baja al quinto puesto al ser mencionada por el 8,6 por ciento frente al 10,6 del mes pasado, y los bancos aparecen como la sexta inquietud, con un 8,2 por ciento, por encima de la educación (7,7 por ciento) y la inmigración (5,0 por ciento).

El concepto "los recortes", que en mayo se convirtieron en la octava preocupación, descienden un escalón y son aludidos por el 4,4 por ciento.

De forma paralela, los españoles también se muestran algo menos pesimistas sobre la situación económica, ya que si en el anterior barómetro el 90,2 por ciento veía la economía peor que nunca, ahora es el 88,6 por ciento el que tiene esa percepción negativa.

Se mantiene en un 0,6 por ciento el nivel de quienes dicen que la economía está "bien" o "muy bien" y sube ligeramente hasta el 10,3 por ciento lo que piensan que está "regular".

Para dentro de un año, la mayoría teme que la coyuntura empeore (el 39,2 por ciento, una décima más que hace un mes), si bien ascienden los optimistas porque el 17,4 por ciento afirma que habrá mejorado (antes el 16,2).

Desde el punto de vista personal, entre los encuestados que trabajan el 69 por ciento cree "poco" o "nada" probable perder su empleo en los próximos doce meses, en tanto que el 20,7 por ciento vaticina como "muy" o "bastante" probable quedarse en el paro.

El pesimismo es grande entre los que ya están en el paro. Según el CIS, el 61 por ciento cree "poco" o "nada" probable encontrar un puesto de trabajo en el próximo año y sólo el 31,5 por ciento lo ve posible. Y la mitad de los españoles (49,3 por ciento) considera su situación económica personal como "regular"; uno de cada cuatro (25,1 por ciento) la ve "buena" o "muy buena" y para el 19,0 por ciento es "mala" o "muy mala".

El barómetro del CIS pregunta también a los ciudadanos por la situación política de España, que es vista como "mala" o "muy mala" por el 66,6 por ciento -1,8 puntos más que en el muestreo de mayo-, y "buena" o "muy buena" por el 4,4 por ciento, frente al 5,6 por ciento anterior.

Un 28,8 por ciento augura que la situación política empeorará en un año y el 15 por ciento espera que mejore; el 41,4 por ciento dice que seguirá igual.

El muestreo del CIS se ha hecho a partir de 2.482 entrevistas personales.