Cincuenta inmigrantes intentan entrar en Ceuta a la carrera y cuatro lo logran

Localizan a un inmigrante que entraba a Melilla oculto en una maleta

Vallas de Ceuta

nacional

| 02.03.2014 - 11:40 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Un grupo de unos 50 inmigrantes subsaharianos ha intentado entrar en Ceuta a la carrera por la frontera norte, lográndolo cuatro de ellos tras arrojarse al mar y llegar a nado a la costa ceutí.

Según han informado a Efe fuentes policiales, el intento de asalto se ha producido por la frontera de Benzú en lugar de hacerlo por la frontera del Tarajal, que es por donde se suelen producir este tipo de intentos de entrada.

Unos 50 inmigrantes subsaharianos pretendían entrar en la ciudad alrededor de las 06,00 horas, siendo todos ellos rechazados por la Gendarmería marroquí que custodia el paso.

No obstante, cuatro inmigrantes lograron burlar los controles fronterizos y lanzarse al mar, consiguiendo alcanzar la costa a nado.

Los cuatro inmigrantes, todos ellos jóvenes subsaharianos, han sido trasladados a las dependencias policiales para su posterior ingreso en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI).

La entrada es la primera que se produce mediante esta táctica desde que el pasado día 6 de febrero lo intentaron unos 250 inmigrantes subsaharianos, falleciendo quince de ellos ahogados.

LOCALIZAN A UN INMIGRANTE QUE ENTRABA EN MELILLA OCULTO EN UNA MALETA

Por otra parte, la Guardia Civil ha localizado en la frontera de Melilla con Marruecos a un inmigrante de origen subsahariano que pretendía acceder a la ciudad autónoma oculto en el interior de una maleta, que portaba un ciudadano marroquí.

Según informa hoy el instituto armado, el inmigrante fue interceptado en el paso fronterizo de Beni Enzar, cuando los agentes de servicio detectaron a un ciudadano que accedía a pie a Melilla con una maleta de grandes dimensiones.

El portador de la maleta la arrastraba con gran dificultad, lo que permitió a los agentes percibir también que el peso de la misma estaba mal distribuido.

Al ser reclamado para la identificación e inspección del equipaje, el individuo continuó su camino sin hacer caso a los agentes en su requerimiento e intentando huir de forma veloz hacia el interior de Melilla, dejando la maleta allí abandonada.

Tras una breve persecución a la carrera, los agentes consiguieron darle alcance, reducirlo y detenerlo.

Una vez abierta la maleta, en presencia de su portador y ante la sorpresa de los agentes, se pudo comprobar que en su interior iba oculta una persona de origen subsahariano, que pudo salir de la maleta por sus propios medios.

El inmigrante oculto es un joven de 19 años, indocumentado, que dice proceder de Mali, el cual ha sido puesto a disposición judicial en calidad de testigo y al que posteriormente se le aplicará la vigente Ley de Extranjería.

La persona que portaba la maleta es un ciudadano marroquí con residencia legal en la provincia de Lleida, N.N., de 39 años, que en calidad de detenido ha pasado también a disposición judicial como presunto autor de un delito contra los ciudadanos extranjeros.