Cinco mujeres y tres hombres integran el nuevo Gobierno de Asturias

El Presidente de Asturias, Javier Fernández, dice que su gobierno es equilibrado, sensato y solvente

nacional

| 25.05.2012 - 18:10 h
REDACCIÓN

El nuevo Gobierno de Asturias estará integrado por cinco mujeres y tres hombres, de los que dos ya tienen experiencia en pasados gobiernos de la Comunidad: el que será consejero de Economía y Empleo, Graciano Torre, y la nueva titular de Fomento, Belén Fernández.

Junto a Torre, que fue consejero de Industria con Vicente Álvarez Areces, y Belén Fernández, que fue viceconsejera de Medio Ambiente, formarán parte del nuevo Ejecutivo el exalcalde de Siero Guillermo Martínez (Presidencia), la economista Dolores Carcedo (Hacienda y Sector Público) y la alcaldesa de Langreo, Esther Díaz (Bienestar Social y Vivienda).

La concejala gijonesa Ana González (Educación, Cultura y Deporte), el médico y exgerente del Servicio de Salud del Principado Faustino Blanco (Sanidad) y la expresidenta de la Junta General del Principado y diputada regional María Jesús Álvarez (Agroganadería) completan el nuevo Ejecutivo.

La composición del Gobierno ha sido dada a conocer esta tarde en rueda de prensa por Javier Fernández, que mañana tomará posesión de su cargo, al igual que harán los integrantes de su gabinete el próximo lunes, día 28.

Entre los ocho consejeros no hay finalmente ninguno de Izquierda Unida, ya que la bases de la coalición rechazaron anoche por un estrecho margen integrarse en el Ejecutivo asturiano.

Fernández ha asegurado que este gobierno aúna "experiencia y juventud" y que a la hora de elegir a quienes le acompañarán en el Gobierno esta legislatura lo ha hecho pensando en que fuera "gente solvente".

Según el presidente electo, se trata de gente sensata que llega al gobierno con ilusión y siendo consciente de la situación que vive Asturias.

EL PRESIDENTE DE ASTURIAS DICE QUE SU GOBIERNO ES EQUILIBRADO

El presidente electo del Principado, Javier Fernández, ha asegurado que las cinco mujeres y tres hombres que le acompañarán en las tareas de gobierno de Asturias integran un Ejecutivo "equilibrado, de gente solvente, con experiencia, que tiene ilusión y que es consciente de la situación que vive la comunidad".

Nada más hacer pública la composición de su gabinete, Fernández ha anunciado que el próximo lunes tiene previsto dirigirse de forma institucional al ministro de Fomento, Cristóbal Montoro, a quien ya ha lanzado por otros cauces mensajes de que su Gobierno necesitará más tiempo para hacer un plan de ajuste que no sea una chapuza.

El nuevo Gobierno dispone de poco más de una semana para presentar un nuevo plan de ajuste de 616 millones de euros en las cuentas regionales ya que el presentado por el Ejecutivo de Francisco Álvarez-Cascos fue desechado en el último Consejo de Política Fiscal y Financiera.

De hecho, la próxima consejera de Hacienda y Sector Público, Dolores Carcedo, ya se encuentra estudiando las cuentas de la administración regional, en la que ya trabajó como asesora en los últimos años del gobierno socialista de Vicente Álvarez Areces.

El presidente electo ha reconocido que ya se ha puesto en contacto con los responsables de la Consejería de Hacienda y que se está poniendo en conocimiento de Carcedo la situación financiera del Principado "en lo que es una transferencia normal de poderes".

Ante el hecho de que IU no vaya a formar parte del gobierno asturiano, al haberlo decidido así en un referéndum los militantes de la coalición, Javier Fernández ha dicho que no puede mostrar nada más que respeto por esa decisión.

No obstante, se ha mostrado convencido de que a partir de ahora seguirán cooperando y "buscando acuerdos necesarios en la Cámara".

De hecho, ha señalado que estuvo "siempre abierto a lo que IU considerara mejor en la búsqueda de la estabilidad" y que a partir de ahora pueden empezar a explorar acuerdos puntuales o un pacto de legislatura para conseguirla.

"Estoy en sintonía con cualquier planteamiento que se haga desde IU para que Asturias tenga un gobierno estable", ha dicho Fernández, antes de insistir en que "cualquier fórmula que permita que gobernar en estabilidad" están dispuestos a explorarla y a conseguirla.