Cinco encuestas dan el triunfo al PSOE-A, lejos de la mayoría absoluta

Podemos y Ciudadanos irrumpirían como tercera y cuarta fuerza política

El análisis de las encuestas da paso a las especulaciones sobre los pactos

nacional

| 15.03.2015 - Actualizado: 22:22 h
REDACCIÓN

Cuando queda una semana para la cita electoral en Andalucía del 22 de marzo, los medios publican un total de cinco encuestas de intención de voto que revelan que, de celebrarse los comicios ahora, el PSOE-A aventajaría al PP-A por entre 4 y 13,8 puntos de diferencia, si bien el partido de Susana Díaz quedaría lejos de la mayoría necesaria para gobernar en solitario -55 escaños-.

En todos los casos, Podemos y Ciudadanos (C's) irrumpirían por primera vez en el Parlamento andaluz como tercera y cuarta fuerza política, respectivamente, lo que relegaría a IULV-CA, hasta ahora en gobierno de coalición con el PSOE-A, a una quinta posición. Así, según las cinco encuestas consultadas por Europa Press, serían cinco partidos los que tendrían representación en la Cámara andaluza.

Según el primero de los sondeos, elaborado por GAD3 para ABC a partir de 1.300 entrevistas realizadas entre el 5 y el 13 de marzo, el PSOE-A obtendría un apoyo del 32,4 por ciento y entre 40 y 44 escaños, frente al PP-A con un 28,4 por ciento y entre 34 y 38 representantes, lo que dejaría una brecha entre los dos partidos mayoritarios de 4 puntos.

La formación de Pablo Iglesias ganaría un 15,5 por ciento de los votos y entre 15 y 18 escaños, C's un 10,9 por ciento y 8 ó 9 diputados, e IU se quedaría con un 7,1 por ciento del sufragio y entre 5 y 7 representantes.

Por otro lado, a tenor de los datos recabados por Metroscopia para El País, el PSOE-A ganaría un respaldo del 36,7 por ciento de los votos, lo que le supondrían 45 diputados, mientras el PP-A se quedaría con el 25,1 por ciento y 29 representantes en la Cámara andaluza; una diferencia entre ambos de 11,6 puntos. Podemos, C's e IU, obtendrían 14,7, 11 y 8,5 por ciento del sufragio, lo que se traduce en 15, 12 y 8 escaños, respectivamente. La encuesta está basada en 3.200 entrevistas hechas entre el 5 y el 11 de marzo.

El sondeo que publica El Correo, elaborado por Deimos Estadística a partir de 1.056 entrevistas entre el 10 y el 13 de marzo, otorga a la formación de Susana Díaz un respaldo del 36,33 por ciento y 45 escaños, cuando a la de Juanma Moreno da un 23,96 por ciento de los votos y 27 diputados. En este caso la diferencia se marca por 12,37 puntos.

Podemos, como tercera fuerza, lograría un apoyo de 16,41 por ciento y 20 escaños, seguido de C's con un 10,29 por ciento y 10 representantes. Por último, IU ganaría un 7,94 por ciento del electorado y 7 diputados en el Parlamento andaluz.

Por su parte, los datos de la encuesta de NC Report para La Razón aportan al PSOE-A un apoyo del 33,1 por ciento y entre 43 y 45 representantes, seguido del PP-A con 26,8 por ciento y 32 ó 33 escaños. Con un apoyo del 15,2 por ciento y 15 ó 16 diputados, Podemos sería la tercera fuerza, antes de la formación de Albert Rivera, que ganaría 11,8 por ciento y entre 10 y 12 escaños. Para el partido de Antonio Maíllo llegaría un 6,5 del sufragio y 4 ó 5 diputados. Este sondeo abarca un total de 1.300 entrevistas realizadas entre el 2 y el 14 de marzo.

Por último, el sondeo que marca la mayor brecha entre el PSOE-A y el PP-A es el elaborado por Celeste-Tel para Diario de Córdoba. Según esta encuesta, basada en 2.400 entrevistas realizadas entre el 9 y el 13 marzo, los socialistas lograría en Andalucía un respaldo del 35,7 por ciento y 50 escaños, y el PP-A un 23,7 por ciento y 29 ó 30 diputados; de manera que les separan 13,8 puntos. Podemos, con el 14,7 por ciento de los votos, ganaría 16 diputados; C's, 11,4 por ciento y 9 representantes; e IU, el 6,2 por ciento de los votos y 4-5 escaños.

ESPECULACIONES SOBRE LOS PACTOS

El análisis de las encuestas conocidas sobre las elecciones andaluzas del 22 de marzo, que apuntan a un triunfo del PSOE, insuficiente para gobernar en solitario, caídas de PP e IU, y el ascenso de Podemos y de Ciudadanos, ha dado paso a las especulaciones sobre pactos postelectorales.

Los dirigentes de las tres formaciones parlamentarias andaluzas: PP, PSOE e IU, y de las dos fuerzas emergentes: Podemos y Ciudadanos, se han cruzado mensajes sobre eventuales pactos en Andalucía, en el último domingo de la campaña electoral.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el candidato del PP a la Junta, Juanma Moreno, han defendido en Roquetas de Mar (Almería) la opción que representa su partido para dar un giro a las políticas en Andalucía frente a las fuerzas políticas emergentes que supondrían "mantener" al PSOE en el Ejecutivo andaluz.

RAJOY: "VOTAR A CIUDADANOS ES UN AVAL PARA APUNTALAR AL PSOE"

Rajoy ha advertido ante unas 2.500 personas de que los andaluces "no pueden tirar el voto dándoselo a fórmulas que lo único que garantizan es la continuidad de los socialistas", ya que esos votos son "avales" para el "inmovilismo" en esta comunidad y para "apuntalar" al PSOE.

Por su parte, Moreno ha pedido a los andaluces que no "hagan caso" de los "cócteles" y "ensaladas" de encuestas y sus resultados, porque es en la calle donde él "palpa" las "ansias de cambio" y ha apostillado: "Todo lo que no sea votar al PP es regalarle el voto a la continuidad del PSOE".

El vicesecretario de Política Autonómica y Local del PP, Javier Arenas, también ha alertado de que PSOE, IU y Podemos "pueden pactar en un minuto" y de que Ciudadanos gobierna con el PSOE en Sanlúcar de Barrameda, mientras que la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, ha tildado a Podemos de "oportunistas" y ha advertido que votarles en Andalucía "es votar al PSOE".

DÍAZ AUGURA UNA VICTORIA SUFICIENTE

La candidata socialista a la Presidencia de la Junta, Susana Díaz, ha mantenido su mensaje de que el PSOE va "a ganar bien" los comicios del 22M y ha dicho tener cada día "más ganas" de que llegue el domingo electoral porque sabe "que va a ganar nuestra tierra, vamos a unir Andalucía y a abrir la esperanza también para España".

Díaz ha augurado al PP, ante unas 1.500 personas en Huelva, que en el 22M va a "recoger" la "derrota" del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y la "victoria" de Andalucía, una "gran victoria para la gente", ha remarcado.

La líder socialista ha vuelto a ignorar a Juanma Moreno, ha centrado sus críticas en Rajoy y ha ironizado sobre la "romería" de miembros del Gobierno en la campaña andaluza que, en su opinión, responde a que "tienen mala conciencia de que no han hecho lo que tenían que hacer en esta tierra, porque han hecho mucho daño".

El candidato de IU, Antonio Maíllo, también ha eludido las encuestas y los pactos, y ha centrado su intervención en Málaga, ante unas quinientas personas, en denunciar que la fuga de cerebros es "una debilidad en la salida de la crisis", y pedir que vuelvan a Andalucía los jóvenes "exiliados" y se vayan "los que se lo llevan calentito con los ERE".

Pero para el coordinador federal de IU, Cayo Lara, tras los sondeos hay "una operación del poder" contra esta formación porque, en su opinión, "con un poquito de poder" en la Junta de Andalucía ha impulsado las leyes "que más han favorecido a las clases populares, las que atacaban al poder real y afectaban a privilegios".

PODEMOS Y CIUDADANOS

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha asegurado en Sevilla, ante unas mil personas, que si no hay un "cambio drástico" de políticas en Andalucía su formación "no tendrá nada de que hablar con ningún partido" que necesite pactar tras el 22M.

Para la candidata de Podemos, Teresa Rodríguez, es un hecho que PSOE y PP ya tienen "firmado" un "acuerdo" que les permitirá gobernar en España y Andalucía.