Siete detenidos en una operación contra el dopaje en Cataluña

Un ciclista que recibió una oferta por Internet destapó la trama de dopaje

El ciclista Jordi Riera, que llegó a disputar un Giro, entre los detenidos

nacional

| 18.02.2011 - 10:19 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Los Mossos d'Esquadra han detenido a siete presuntos integrantes de una red de distribución de sustancias dopantes en una operación realizada en toda Cataluña, según han informado fuentes próximas a la investigación.

La investigación se inició en diciembre después de que un ciclista profesional denunciara que un desconocido le había enviado un correo electrónico ofreciéndole sustancias dopantes. Las detenciones se han practicado en diferentes puntos de Cataluña y se han realizado cinco registros domiciliarios.

Entre las substancias que la policía ha incautado figuran EPO, nandrolona, anabolizantes, hormona del crecimiento y clembuterol. Los siete detenidos en la 'Operación Cursa' se dedicaban presuntamente a importar y distribuir en gimnasios las sustancias dopantes, y tenían un proveedor que les abastecía de EPO.

Las mismas fuentes señalan que es la primera vez que se desarticula una red que ofrecía sustancias a culturistas y a deportistas amateurs de otras disciplinas. Los arrestados, acusados de un delito contra la salud pública, pasarán este viernes a disposición de un juzgado de Olot, que es el que ha llevado la investigación.

EL CICLISTA JORDI RIERA, ENTRE LOS DETENIDOS

El ciclista catalán Jordi Riera, que llegó a disputar el Giro de Italia en 2003 enrolado en el Kelme, figura entre los detenidos en la operación de los Mossos d'Esquadra contra una red dedicada a la importación y venta de sustancias dopantes, han informado a Efe fuentes cercanas al caso.

Riera, de 32 años y vecino de Prats de Lluçanes (Barcelona), está acusado de adquirir las substancias dopantes a otro de los integrantes de la red, el también ciclista federado Miguel Ángel G.B., para posteriormente suministrarlas a varios jóvenes deportistas.

Jordi Riera se integró entre los años 2002 y 2003 en el equipo ciclista Kelme, junto a Aitor González, Alejandro Valverde y àscar Sevilla, todos ellos salpicados por casos de dopaje, y llegó a disputar el Giro de Italia del año 2003, en el que quedó clasificado en el puesto 93. En su palmarés también figura un tercer puesto en una etapa de la Vuelta a Cuba, una victoria en el Memorial Valenciaga, una victoria de etapa en la Vuelta a Palencia, y un segundo puesto en una etapa del Cinturón Ciclista Internacional de Mallorca, todos ellos en el año 2004, cuando ya había abandonado el Kelme y no corría como profesional.

En el año 2006, se enroló en un nuevo equipo profesional, el 3 Molins Rosort, en el que estuvo un año y no obtuvo ninguna victoria. Riera es uno de los siete detenidos por los Mossos d'Esquadra en el marco de una operación contra el tráfico de sustancias dopantes.