Cifuentes plantea que los clubes de fútbol paguen parte del coste de los dispositivos policiales

Cifuentes (Archivo)

nacional

| 18.12.2014 - 12:28 h
REDACCIÓN

La delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, ha planteado que los clubes de fútbol paguen parte del coste de los dispositivos policiales que se montan en torno a los partidos.

En una entrevista en Telemadrid, Cifuentes pide valorar esta posibilidad "porque todas las semanas hay partidos de alto riesgo y se ponen dispositivos de entre 800 y 1.500 policías, que los pagamos todos con nuestros impuestos". "Esos agentes están dejando de realizar otras tareas de seguridad ciudadanos", ha recordado.

Y ha añadido que hay clubes que tienen capacidad económica para financiar ese despliegue. De hecho, ha matizado que hay equipos grandes que podrían asumirlo y otros no. "El ministro dijo algo en este sentido pero hasta el momento no se ha planteado de manera seria pero habría que plantearlo en un futuro", ha apuntado.

DIFERENCIAR ENTRE INSULTO Y VIOLENCIA VERBAL

Preguntada por las nuevas normas para sancionar los insultos e improperios en los campos de fútbol, Cifuentes ha asegurado que la violencia verbal "es la antesala de la física, ya que muchas veces durante los partidos ocurren cosas que terminan cuando salen del estadio en pelea".

Eso sí, la delegada ha pedido delimitar la frontera entre insulto y violencia verbal. "Habría que delimitar un poco porque una cosa es erradicar la violencia verbal y otra que en un campo no se pueda decir nada. Es ridículo porque no va a ver un policía vigilando a cada uno. A veces en los campos se han entonado gritos en contra de las instituciones, monarquía, se ha pitado la bandera, se ha vejado a algún jugador. El asunto va más por ahí", ha afirmado.

Eso sí, la representante del Gobierno central en Madrid no tiene dudas de que hay que acabar con la violencia en el deporte y que la responsabilidad la tienen todos, incluidos "aquellos clubes que en algún caso protegen o dejan hacer a grupos violentos que, amparándose de lo que es el fútbol, se dedican a otras cosas en realidad".

"Estos grupos radicales son delincuentes. Es una pena que haya tenido que haber una muerte para que determinados clubes se concience de que hay que terminar una manera radical de estos grupos que aprovechan los estadios de algo para algo que no tiene nada que ver con el fútbol", ha concluido.