Cientos de universitarios salen a la calle para rechazar las medidas de Wert

nacional

| 27.04.2016 - Actualizado: 17:45 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Cientos de universitarios han cerrado hoy la jornada de huelga en los centros públicos madrileños con una marcha que ha finalizado ante el Ministerio de Educación en la que han exigido la retirada de las subidas de las tasas universitarias y la dimisión del ministro de Educación, Ignacio Wert.

"Nuestra educación no pagará vuestra deuda" ha sido el lema de la pancarta principal de la jornada de protestas del 14M en Madrid, donde los jóvenes han reclamado la unión de todos los estamentos educativos para lograr que el Gobierno dé un paso atrás en sus reformas educativas.

Los manifestantes han acudido a la protesta con las habituales camisetas verdes de la marea de la educación e incluso con casos de ese color.

En el arranque de la marcha, que ha partido de la zona de Nuevos Ministerios en el Paseo de la Castellana, han podido verse pancartas con lemas como "madres por una enseñanza pública de calidad", "sistema de enseñanza, enseñanza del sistema" y "UCM en lucha", entre otras.

Una vez iniciada la protesta, se ha unido a los estudiantes una columna de ciudadanos de los sindicatos CCOO y UGT, que portaban la pancarta "Readmisión de despedidos de la Politécnica" y que en muchos casos eran trabajadores de las universidades madrileñas.

Durante el recorrido, han coreado cánticos como "ya esta aquí, el movimiento estudiantil", "Wert dimisión" y "De norte a sur, de este a oeste, la lucha sigue, cueste lo que cueste".

Al llegar a Colón y a Rubén Darío, se han unido más personas a la columna con una pancarta que rezaba "La huelga es estudiantil, la lucha del pueblo" y han encendido dos bengalas.

Más tarde, en la rotonda de Colón, los manifestantes han mostrado una pancarta que con el lema "instruíos, agitaos, organizaos" y han vuelto a encender bengalas.

Ante el ministerio, han leído un manifiesto en el que han defendido que "hablar hoy de la universidad pública supone un auténtico ejercicio de coraje", ya que esta institución "niega el ascenso a la mayoría y se convierte en una escuela de élite".

La portavoz de la plataforma Toma la facultad, Julia Cámara, ha explicado a Efe que los objetivos de los manifestantes son la retirada del "tasazo", la principal prioridad de los estudiantes, que han reclamado la reducción de los precios hasta que sean gratuitos.

Cámara también ha reclamado la dimisión de Wert, el aumento de los presupuestos para las becas, la retirada de los borradores de la LOMCE, y la paralización de los despidos y la bajada de sueldo del personal de la universidad.

Un estudiante de la universidad Carlos III, Diego Martín, ha explicado que ha acudido a la "lucha social contra los recortes en la educación pública" porque la movilización de alumnos de todos los niveles es el "único camino" que les ha dejado la administración.

Un joven ataviado con un casco de trabajador obrero de color verde, Héctor, ha denunciado el "desmantelamiento" de los derechos públicos.

"Si siguen los recortes solo van a estudiar los ricos, y no los preparados como hasta ahora", ha indicado.

Una de las trabajadoras despedidas en la Universidad Politécnica de Madrid, que ha preferido no dar su nombre, ha pedido "transparencia" a los responsables de la universidad "antes de dejar a 300 familias en la calle".

En el inicio de la manifestación se han producido momentos de tensión entre el grueso de los estudiantes y un grupo de jóvenes reducido que portaban banderas de España y carteles de "Stop PPsoe".

La policía ha separado a este grupo, compuesto por decenas de personas, del resto de manifestantes, para evitar incidentes después de que chicos que portaban banderas de "Castilla Comunera", republicanas y comunistas comenzaron a lanzar latas a este primer grupo, al que gritaban "fuera, fascistas, de la universidad".