Chacón: España está lista para una presidenta y si Zapatero no repite los militantes decidirán

No se descarta para la sucesión y avisa: "No sería lógico que no pudieran opinar los 300.000 militantes"

nacional

| 22.02.2011 - 14:13 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La ministra de Defensa, Carme Chacón, considera una "obviedad" que España está preparada para tener una presidenta del Gobierno y también para que ésta sea catalana, igual que si fuera de cualquier otra comunidad autónoma. Durante su participación en un desayuno informativo de Europa Press, ha dejado claro que ella apoyará al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, si decide optar a un tercer mandato, pero ha destacado que, si éste se retira, para elegir a un sucesor los militantes tendrán la última palabra.

Chacón ha respondido con ambigüedad a si ella estaría dispuesta a dar un paso adelante y presentarse a un proceso de primarias para ser candidata y ha optado por recordar unas palabras recientes del ex presidente Felipe González: "Una cosa es querer, lo primero y lo imprescindible es querer ser candidato, y a partir de ahí te tienen que querer los militantes, tienen que votarte los militantes".

Así, ha subrayado que si Zapatero decide no ser candidato, "para cualquiera que lo deseara una cosa es desearlo y otra cosa es que los militantes lo quieran". "Por lo tanto, ahí estará el deseo de quienes estén y después tendrán que decidir los militantes", ha remachado. Es más, ha subrayado que, en una situación en la que "todo el mundo" está opinando "sobre la sucesión de Zapatero", columnistas, tertulianos, "incluso el PP", "no sería lógico que no pudieran opinar los 300.000 militantes" del PSOE".

"Por lo tanto le responderé de nuevo con la doctrina de Felipe González: primero hay que querer y después la decisión la toman los militantes en un partido como el mío, muy grande pero muy democrático", ha recalcado Chacón.

¿UNA PRESIDENTA CATALANA?

La ministra de Defensa se ha declarado sorprendida del "notición" que se generó cuando hace meses opinó que España está preparada para que una mujer presida el Gobierno --"la noticia hubiera sido que yo hubiese dicho que no"-- y así lo ha recordado ante la pregunta de si el país está preparado para una presidenta catalana. En la misma línea, ha subrayado que nadie piensa "que una mujer no está igual de capacitada que un hombre para ejercer cualquier responsabilidad", de la misma forma que un extremeño lo está igual que un castellano-manchego o un catalán: "Son cosas que son también una obviedad pero que a veces hay que repetir".

Y además, ha dejado claro que respeta plenamente el derecho de Zapatero a decidir cuando quiera: "Yo tengo muy claro que debo respetar su decisión y el momento en el que quiera anunciarla". Incluso ha opinado que el PSOE no está en tensión por la espera, sino que está "tensionado" porque tiene unas elecciones "en ciernes".

ELOGIA LA INTEGRACION Y LAS PRIMARIAS

En su opinión, Zapatero merece ese respeto por su trayectoria, empezando porque ganó un Congreso --"no hace falta que les cuente cómo estaba el PSOE en aquel momento"-- y fue "muy generoso, y lo ha seguido siendo", con los que no le apoyaron. Para Chacón, Zapatero ha sido siempre un "hombre de integración y de unidad" y ello contribuyó a que el PSOE ganara las elecciones en 2004.

Acto seguido, ha subrayado que en su primera legislatura Zapatero "consiguió una verdadera revolución en derechos civiles y sociales" y que en la segunda, con la crisis "más profunda" de los últimos 80 años, "con la misma valentía y la misma fortaleza está acometiendo, con mucho desgaste personal, las reformas que España necesita".

La ministra de Defensa ha hecho también una defensa de las primarias al hilo de la reciente elección de Jordi Hereu como candidato del PSC a la alcaldía de Barcelona. Así, se ha declarado "firme partidaria de la democracia", también en el seno de los partidos, y ha calificado este mecanismo como una "fantástica fábrica de crear legitimidades y entusiasmo militante". "Creo firmemente en ellas", ha incidido.