CC.OO y UGT tildan de "burda" la llamada del Gobierno al diálogo

Le dicen que no se retomará el diáologo social hasta que rectifique su política

nacional

| 27.09.2010 - 17:52 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los secretarios generales de CC.OO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, no han escatimado en descalificativos en su último acto público antes de la huelga general al hablar de las llamadas al diálogo realizadas en las últimas horas por el Gobierno, una "táctica" que consideraron "oportunista" e incluso "burda", al tiempo que replicaron al Ejecutivo que no retomarán el diálogo social si no rectifica sus políticas económicas.

En una rueda de prensa, en la que las plataformas y organizaciones de cooperación y solidaridad expresaron su apoyo a la huelga general, ambos líderes sindicales rechazaron así tanto la oferta realizada por el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, en Zaragoza, como la cita a la que les había convocado para mañana el Ministerio de Economía y Hacienda para hablar del proyecto de Ley de Presupuestos para 2011.

Preguntados por este último desencuentro, Toxo ha asegurado que el "plantón" lo ha dado el Gobierno a los sindicatos al no convocarles a una reunión consultiva antes de haber aprobado los Presupuestos en Consejo de Ministros como, ha recordado establece la regulación parlamentaria. Así, el líder de CC.OO. ha tachado la convocatoria de mañana de "paripé".

"Han caído en la cuenta de que no nos habían consultado y deprisa y corriendo han querido montarlo. No, hombre no, después de la huelga, después de cambiar de actitud, nos sentamos todo el tiempo que haga falta", ha puntualizado.

Por su parte, Méndez ha afirmado que "el Gobierno tiene a veces una confusión espantosa con lo que significa el diálogo y sus deberes". Como había señalado Toxo previamente, el líder de UGT ha manifestado que el Ejecutivo "tiene el deber democrático de informar a los sindicatos antes de aprobar los presupuestos".

"La lectura más inmediata es que puede se una táctica oportunista y si la conectas con el llamamiento al diálogo de Zapatero queda algo como un poco burdo", ha añadido el secretario general de UGT antes de apostillar que "el Gobierno tiene que rectificar en profundidad