Cayo Lara manifiesta su disposición a dialogar con el PP, pero cree que es difícil llegar a algún acuerdo

IU quiere abanderar una izquierda alternativa y excluye tantear al PSOE

nacional

| 21.11.2011 - 14:26 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El candidato de Izquierda Unida a la Presidencia del Gobierno, Cayo Lara, ha manifestado este lunes la disposición de su formación a dialogar con el Partido Popular en el Parlamento, aunque ha considerado que "es muy difícil llegar a algún acuerdo".

"Nosotros vamos a estar siempre abiertos a cualquier diálogo que se plantee en el Parlamento de España, pero lógicamente desde los postulados del nuevo modelo económico que estamos defendiendo, y de ahí no nos vamos a mover por una razón sencilla, porque creemos que tenemos la razón de la mayoría, independientemente de que tengamos más o menos votos", ha declarado el diputado electo.

Lara ha hecho estas consideraciones en una rueda de prensa en la sede federal de la coalición, en la que ha realizado una valoración sobre los resultados de las elecciones generales de este domingo, que ha calificado de "magníficos" para la coalición de izquierdas, que ha conseguido once diputados en el Congreso.

Para el coordinador federal de IU, "este país no puede salir de la crisis si no es incorporando más recursos a las arcas de la Hacienda Pública". "Todo los demás es música celestial", ha agregado.

"Salvo que el PP plantee una remodelación de sus propuestas en esta dirección es muy difícil que, por mucha voluntad que le pongamos, podamos llegar a algún tipo de acuerdo", ha explicado, al tiempo que ha reafirmado la disposición de su formación de cara a "cualquier acuerdo que tenga que ver con avanzar en derechos y la resolución social de la crisis".

Asimismo, el líder de IU, se ha marcado como "hoja de ruta" abanderar una izquierda alternativa, de la que, de momento, excluye al PSOE, partido con el que no ve por ahora "ningún tipo de encaje" porque su proyecto es "justamente el contrario" de IU.

Teniendo presente que la mayoría aplastante del PP (186 diputados) deja sin efecto posibles alianzas parlamentarias, Lara ha insistido en que mantendrá con los socialistas una relación similar a la que podría tener con otras fuerzas que han conseguido representación en el Congreso, con acuerdos puntuales si procede.

No ha querido analizar el desastre del PSOE (110 escaños) porque es algo que cree que debe hacer ese partido, pero, a su juicio, detrás de esta debacle está el haberse olvidado de sus siglas socialdemócratas y haber aplicado el neoliberalismo.

Y, precisamente, IU ha recogido buena parte de ese desencanto -ha reconocido el coordinador federal- como también ha recibido el apoyo del movimiento de 'indignados' y de aquellos que se han "rebelado" contra la situación tan difícil que vive el país.