Cayo Lara llama a la rebelión democrática para derrotar al Gobierno

Rubalcaba: Rajoy recibió ayer el "no" de los grupos, del mercado y ciudadanos

Sáenz de Santamaría: No es una cuestión ideológica sino de necesidad nacional

nacional

| 20.07.2012 - 13:03 h
REDACCIÓN

El líder de IU, Cayo Lara, ha llamado a la rebelión democrática "sostenida" para derrotar al Gobierno y sus políticas que tanto "sufrimiento" considera que están causando a los ciudadanos. Lara ha hecho este llamamiento ante el Palacio de la Moncloa, donde se reúne el Consejo de Ministros para aprobar el techo de gasto que servirá para redactar los Presupuestos de 2013, acompañado de un centenar de dirigentes de IU, cargos públicos y simpatizantes de esta fuerza política.

El dirigente de Izquierda Unida ha leído un manifiesto que después ha entregado en el registro del Palacio de la Moncloa y en el que ha pedido a toda la sociedad que se involucre y no ceda ni una sola conquista social y laboral.

Conquistas que considera que están hoy amenazadas por las decisiones de ajustes duros y recortes adoptadas por los Gobiernos del PSOE y del PP. "Es la hora de la resistencia", ha subrayado el coordinador federal de IU, para poner fin a estas políticas "que empobrecen, hacen sufrir a la mayoría de la población y que vienen impuestas por la "dictadura" de las instituciones europeas.

Entre las personas que han acompañado a Cayo Lara han estado el portavoz del grupo parlamentario de la Izquierda Plural, José Luis Centella, el diputado Ricardo Sixto y el eurodiputado Willy Meyer.

Tras la lectura del manifiesto, los dirigentes de IU han coreado frases como "No es una crisis, es una estafa" y han pedido la dimisión del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

El acto ha concluido entonando los concentrados la Internacional.

RUBALCABA: RAJOY RECIBIÓ AYER EL "NO" DE LOS GRUPOS, DEL MERCADO Y DE LOS CIUDADANOS

Por su parte, el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha subrayado que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, recibió ayer "tres noes": el no de los grupos en el Congreso a sus ajustes, el de los mercados, con la prima de riesgo disparada, y el de los ciudadanos, manifestándose en la calle.

En la clausura del curso de verano de la Universidad Complutense sobre "Modelos socialdemócratas frente a la crisis", en San Lorenzo de El Escorial, Rubalcaba ha recomendado "vivamente" a Rajoy que escuche a los españoles en la calle y que cambie su política económica y su forma de gestionar la crisis. A este respecto, ha advertido a Rajoy de que "el ejercicio abusivo de su mayoría absoluta le puede llevar a perder la mayoría social".

También se ha lamentado de que el "rescate bancario" se haya discutido en los Parlamentos de Alemania, Holanda o Finlandia mucho más tiempo que en el español, donde se dedicaron "diez minutos" a este asunto.

Durante su discurso, el líder del PSOE ha sostenido que existe una alternativa socialdemócrata a la crisis, que pasa por impulsar el crecimiento, hacer una consolidación fiscal "más inteligente", resolver el problema de la deuda soberana, plantear una gobernanza económica europea y revisar el conjunto de la competitividad en toda la UE.

SÁENZ DE SANTAMARIA: "NO ES UNA CUESTIÓN IDEOLÓGICA ES NECESIDAD NACIONAL"

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha señalado que el Gobierno "entiende y respeta" que haya ciudadanos que no comprendan las medidas aprobadas pero tiene la "obligación" encomendada "por una gran mayoría de ciudadanos" de sacar a España de la crisis y crear empleo.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la vicepresidenta ha insistido en que el Ejecutivo está asumiendo su responsabilidad. Dicho esto, ha añadido que no se trata de una cuestión ideológica, "sino de necesidad", porque, si no se hace nada, "el país se estanca o profundiza en la crisis".

Según ha afirmado, si no se toman medidas, seguirá empeorando el nivel de vida de los españoles. "A todos los gobiernos lo que les gusta es tener recursos para que la ministra de Fomento pudiera hacer muchas más cosas, el ministro de Hacienda pudiera bajar los impuestos y el Gobierno en su conjunto pudiese tomar medidas agradables de contar y de transmitir, pero este no es el país en que vivimos", ha asegurado.

En la realidad, ha explicado, es imposible cumplir con el objetivo de déficit, bajar los impuestos y no disminuir los gastos. "No estamos aquí para no decir la verdad a los españoles", ha dicho al respecto.

Sáenz de Santamaría ha indicado que sabe que la situación de los ciudadanos es "mucho más difícil que la del Gobierno".

En su opinión, la manera de salir de las dificultades es esforzarse "todos juntos" para que el país "vuelva a estar donde merece estar". La salida de la crisis pasa, ha dicho, por reformas y control del déficit, aunque "no hay resultados sin un esfuerzo inicial y estamos en el momento de los esfuerzos", ha afirmado.