Cataluña quiere un acuerdo propio con el Estado sobre su financiación

Mas ve injusto y desleal el reparto entre Estado y las autonomías para reducir déficit

Mas plantea una consulta en cuatro años y un Estado catalán en la UE con "puentes" con España

El Govern trata de calmar los temores del empresariado ante la independencia

nacional

| 03.10.2012 - 11:51 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente de la Generalitat de Catalunya, Artur Mas, confirmó este miércoles su propósito de excluirse del debate sobre la idoneidad o no de establecer un nuevo modelo de financiación autonómica, al tiempo que pidió al respecto un acuerdo propio con el Estado.

En su primera comparecencia pública para valorar los resultados de la Conferencia de Presidentes que acogió este martes el Senado, Mas afirmó que Cataluña "debe quedar al margen" del nuevo modelo de financiación autonómica, "porque todos querrán exactamente el mismo dinero", y, advirtió, "si quedamos en medio del café para todos , eso no tiene salida para nosotros". En su opinión, Cataluña "debe salir del café para todos, debe tener un sistema bilateral con el Estado, lo que no quiere decir insolidario", aclaró.

Más en concreto sobre el guion de la Conferencia de Presidentes, el presidente catalán enjuició que el evento se hizo "para dar una imagen de seriedad y responsabilidad ante los mercados". En este sentido, indicó, "interpreté que el Estado español quería dar un mensaje de eso" y, en este sentido, apuntó, "cualquier referencia que hubiera hecho fuera del orden del día", en alusión a su propuesta soberanista, "habría sido rápidamente usada para convertir Cataluña en diana de golpes, una vez más", con el mensaje de " ahora vienen aquí los catalanes en este momento y nos colocan este mensaje ".

"Por eso", concluyó este asunto, "decidí no referirme a ningún otro tema", pues tampoco "nadie" trató la cuestión de Cataluña, "ni el Rey, ni el presidente (Rajoy), ni ningún presidente autonómico".

CONSULTA EN CUATRO AÑOS Y UN ESTADO CATALÁN EN LA UE CON "PUENTES" CON ESPAÑA

Artur Mas defiende que en los próximos cuatro años, en el marco de la próxima legislatura catalana, haya una consulta popular sobre la autodeterminación catalana y ha abogado que él defiende que Cataluña se dote de un Estado propio dentro de la UE y del euro, con "puentes" con el resto España.

Mas ha asegurado que aún no tiene claro cuál sería la pregunta que se formularía a los ciudadanos, y que eso se irá concretando en el futuro. Ha asegurado que una Cataluña independiente es "perfectamente viable", asegurando que los 7,5 millones de catalanes generan la misma riqueza que Portugal, que tiene una población superior, de 10 millones de habitantes, y que en cualquier caso, no contempla ni salir de la UE ni del euro.

EL CONSELLER LLAMA A LA CALMA A LOS EMPRESARIOS CATALANES

El conseller de Economía de la Generalitat, Andreu Mas-Colell, ha tratado hoy de calmar la "preocupación" expresada por algunos empresarios ante las consecuencias que podría tener una eventual independencia de Cataluña y ha afirmado que el proceso será "dialogado y ordenado".

En una conferencia en el Círculo Ecuestre a la que han asistido numerosos empresarios, algunos de los cuales han expresado abiertamente su "preocupación" por lo que implica este escenario soberanista, Mas-Colell ha subrayado también que "en ningún caso" se plantean quedarse fuera de la Unión Europea. El debate independentista ha centrado el coloquio posterior a la conferencia de Mas-Colell, y en él el conseller ha defendido la viabilidad de un Estado propio dentro de la UE, al tiempo que ha garantizado una transición "tranquila" hacia el Estado propio.

El conseller, que no contempla que la independencia diera lugar a un boicot comercial del resto de España, ha asegurado comprender "la intranquilidad del mundo empresarial" frente a esta hipotética independencia y ha urgido a normalizar lo más "rápido posible" este debate para eliminar cualquier atisbo de "inestabilidad".En este punto, ha destacado que Escocia y Québec también tienen aspiraciones nacionales y que el Reino Unido y Canadá afrontan cualquier consulta en esos territorios "con normalidad". Si Canadá ha ganado dos referendos en Québec, ha dicho es porque ha afrontado este proceso "no dándole patadas, no insultándoles, no menospreciándoles".