Cataluña dice que se acogerá al fondo de liquidez aunque niega un "rescate"

Se sumaría así a las comunidades de Valencia y Murcia que ya lo han confirmado

Mas-Colell: "Cataluña no tiene otro banco que el Gobierno de España"

Montoro celebra que las Comunidades digan la verdad a los ciudadanos sobre su situación financiera

Aragón estudiará las condiciones del Fondo de Liquidez Autonómico

nacional

| 24.07.2012 - 13:30 h
REDACCIÓN

Cataluña ha dado hoy a entender que pedirá ayuda al Estado para poder financiarse, a través del fondo de liquidez autonómico, lo que la convertirá en la tercera autonomía que lo solicita, después de la Comunidad Valenciana y Murcia.

El portavoz del Ejecutivo catalán, Francesc Homs, ha querido quitar hierro a esta posibilidad y ha rechazado que esta petición sea un "rescate", ya que es una "cuarta línea de crédito ICO" a la que acude la comunidad.

Aunque la decisión "aún no está tomada", ha dicho Homs, porque, entre otros motivos, todavía "no se ha habilitado formalmente", la Generalitat ha recordado que hasta ahora se ha apuntado a otras líneas de crédito similares.

Según el portavoz autonómico, Cataluña irá "recurriendo a todos los instrumentos" que tenga "al alcance desde el punto de vista de la tesorería y la liquidez".

Homs hablaba así después de que el conseller de Economía, Andreu Mas-Colell, en una entrevista en la BBC, declarase que "Cataluña no tiene otro banco que el Gobierno de España. Así es la vida, esta es la situación actual del mercado".

Desde hace días, Cataluña había manifestado que estaba estudiando el mecanismo aprobado por el Ejecutivo, debido a los problemas para conseguir financiación en los mercados y la necesidad de hacer frente durante este segundo tramo del año a vencimientos de deuda por un valor de 5.755 millones de euros, según su plan económico.

La noticia de que Cataluña prevé pedir ayuda al Estado no ha sentado bien en la bolsa y en el mercado de deuda, que han vivido otra jornada negra que ha hundido el selectivo español a niveles de 2003 y ha colocado la prima de riesgo en

los 635 puntos básicos.

Hasta el momento solo la Comunidad Valenciana y Murcia habían hecho pública su intención de adherirse al fondo, dotado con 18.000 millones de euros y al que se pueden unir de forma voluntaria las autonomías que lo deseen hasta el 31 de diciembre.

Precisamente, la Comisión Europea ha valorado hoy la puesta en marcha de este mecanismo y ha considerado "suficiente" su volumen porque, según el portavoz comunitario Antoine Colombani, no cree que las necesidades de las autonomías superen el monto asignado.

Desde el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, se ha recordado que este fondo exige una serie de compromisos como la presentación de un plan de ajuste que incluya una serie de "condiciones", entre las que están la eliminación de entes, sociedades y organismos de poca importancia.

El secretario general de Coordinación Autonómica y Local del Ministerio, Enrique Ossorio, también ha recordado que paralelamente a este mecanismo se ha abierto un proceso para chequear las cuentas de aquellas comunidades sobre las que hay dudas de que cumplan con el objetivo de déficit del 1,5 % del PIB para este año.

"Estamos contrastando la situación de ingresos y de gastos", ha explicado el alto cargo de Hacienda, que ha especificado que se tratan de "mecanismos preventivos", a través de "advertencias", para corregir la situación de desequilibrio presupuestario de algunas comunidades.

Frente a las peticiones de ayuda de la Comunidad Valenciana y Murcia, el presidente de La Rioja, Pedro Sanz, ha afirmado que su autonomía no acudirá a este fondo y seguirá financiándose en el mercado "como lo está haciendo actualmente".

Aunque no solicitará su adhesión, Sanz ha resaltado que se trata de un mecanismo que hay que ver en términos de colaboración y cooperación del Gobierno con las comunidades autónomas para que se financien "de forma más barata que los mercados actuales y puedan dar continuidad a los proyectos territoriales".

A la espera de conocer los detalles sobre las condiciones que se exigirán por solicitar ayuda se encuentra Aragón, que todavía no ha decidido si acude al mecanismo, según su consejero de Hacienda, José Luis Saz.

Aragón, otra de las autonomías cuyas cuentas están siendo revisadas por el Gobierno central, pedirá ayuda "si eso significa obtener financiación más barata".

La Comunidad Valenciana, ha pronosticado, a través de sus consejero de Economía, Máximo Buch, que todas las comunidades autónomas tendrán que acudir finalmente al fondo como ellos, "incluyendo las que se están haciendo un poco las remolonas".

Buch ha asegurado también que los ajustes que está adoptando esta comunidad tendrán "efectos relevantes" el próximo año y, por lo tanto, no serán necesarias nuevas medidas para alcanzar el objetivo de déficit del 0,7 % para el siguiente ejercicio.

Además, Asturias ha dado a conocer que deberá ajustar su presupuesto en unos 300 millones de euros en dos años para adecuarse al nuevo objetivo de déficit del 0,7 % para 2013.

MONTORO: ES POSITIVO DECIR LA VERDAD A LOS CIUDADANOS

Por su parte, el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha celebrado que las comunidades autónomas digan a la verdad a los ciudadanos al reconocer que necesitan asistencia financiera, como ya han hecho la Comunidad Valenciana, Murcia y Cataluña.

"Es positivo decir la verdad a los ciudadanos", ha dicho Montoro en el Pleno del Congreso, donde ha resaltado la importancia de "decir la realidad" de lo que son las cuentas públicas de cada administración. "La realidad a la que se enfrentan los servicios públicos y la propia función pública", ha dicho.

La Comunidad Valenciana fue la primera en admitir que acudirá al fondo creado por el Gobierno para aliviar su financiación. Después lo hizo también Murcia y esta misma mañana ha sido la Generalitat de Cataluña la que ha reconocido que Cataluña tendrá que acogerse al fondo de liquidez.