Catalá: "No he interferido ni interferiré nunca en una investigación judicial"

Nieto: "No me he planteado dimitir porque no hay nada de lo que arrepentirme"

Zoido acusa al PSOE de una campaña de "desprestigio" contra el Ministerio del Interior

Simancas señala a Moix como el encargado de enterrar las pruebas del tamayazo

Moix sobre Lezo: "Nieto no tiene nada que ver con el tema"

nacional

| 10.05.2017 - 11:41 h
REDACCIÓN

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha garantizado este miércoles que no ha interferido ni interferirá "nunca" en una investigación judicial, por lo que ha manifestado que "quien diga lo contrario, miente, miente intencionadamente". "Este ministro jamás ha interferido ni interferirá nunca en una investigación judicial, y quien diga lo contrario, miente, miente intencionadamente, miente con mala fe y miente con una saña, un rencor y una crueldad injustificable en ningún ámbito de la vida, ni siquiera en el de la política", ha dicho Catalá durante su comparecencia ante la Comisión de Justicia del Congreso.

Además, ha subrayado que "en ningún momento, jamás, se ha intentado paralizar ninguna investigación en relación a la 'operación Lezo', por lo que "todas las medidas solicitadas por los fiscales del caso fueron practicadas", ya fueran registros como detenciones.

Y, en este sentido, Catalá ha garantizado que "jamás se ha cesado ni se ha apartado de la investigación al fiscal encargado" del caso, Carlos Yáñez. "Es más, fue el propio fiscal jefe --Manuel Moix-- quien solicitó la renovación de su plaza en comisión de servicios en la Fiscalía Anticorrupción, renovación que fue aprobada por la Fiscalía General del Estado", ha explicado.

Por esto, el ministro se ha preguntado "a quién le interesa alimentar los bulos y las falsedades que se lanzaron en su día sobre este tema", y ha afirmado que "nada hay más insidioso e injusto que lanzar acusaciones precipitadas sin tener pruebas".

Catalá ha insistido, como en otras tantas ocasiones, en que el Gobierno no puede dar ninguna indicación a la Fiscalía porque no hay ninguna norma en este sentido. "No hay quien levante un teléfono para decirle a un fiscal lo que tiene que hacer", ha añadido.

Del mismo modo ha defendido el trabajo de la Fiscalía Anticorrupción y del fiscal jefe de este departamento, Manuel Moix, que "actúa en el más estricto cumplimiento de su estatuto orgánico".

PIDE PRUEBAS A QUIENES LE ACUSAN DE FILTRAR INFORMACIÓN

Esta mañana, en la sesión de control, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha exigía "pruebas" a quienes le acusan de filtrar información relacionada con el caso Lezo --que investiga presuntas irregularidades en el Canal de Isabel II--, y ha reiterado su respaldo al fiscal Anticorrupción, Manuel Moix, pues considera "bastante incierto e injusto" cuestionar su experiencia.

Así ha respondido el ministro cuando el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, le ha achacado filtraciones sobre esta operación que se instruye en la Audiencia Nacional y de haber paralizado la acción de la Fiscalía. "`Por Dios! En una democracia lo que se prueba es la culpabilidad así que tendrá que demostrar esos datos", ha respondido el ministro al diputado de Ciudadanos, que ha cuestionado su capacidad para seguir al frente del Ministerio de Justicia.

La diputada socialista Isabel Rodríguez, ha ido más lejos y ha asegurado que si no dimite el partido socialista propondrá su reprobación en la Cámara Baja. "Estos fiscales que usted nombra son los que impiden y hacen que el resto se encuentren con trabas. Esperamos su dimisión o reprobación", ha dicho.

Al hilo, ha precisado que su formación registró una interpelación urgente del ministro antes de que comparezca esta tarde en la Cámara Baja porque considera que debe dar respuesta sobre la 'operación Lezo', la cual tiene que ser, ha dicho, "el último capítulo en la injerencia del Ministerio Fiscal en los casos de corrupción".

Catalá, que se ha limitado a responder que va a seguir trabajando para cumplir sus obligaciones en el Ejecutivo, ha tenido que hacer frente este miércoles a tres preguntas de la oposición en el Congreso sobre la actuación de su Ministerio y de la Fiscalía en relación con investigaciones de corrupción. "¿Ustedes se creen que el señor Zaplana dice qué fiscales se nombran? Si se lo creen no conocen bien las instituciones", ha alegado en referencia a unas conversaciones telefónicas entre el exministro de Trabajo y el expresidente de la Comunidad de Madrid y presunto cabecilla de la trama, Ignacio González, hablando sobre la idoneidad del nombramiento de Manuel Moix como fiscal Anticorrupción.

"LOS HECHOS DESMIENTEN LAS INSIDIAS"

"Los hechos desmienten las insidias que están intentando demostrar. Esa persona que tenía interés de que fuera fiscal Anticorrupción está en la cárcel", ha alegado el ministro en referencia a la prisión incondicional dictada para González por el magistrado instructor de la causa, Eloy Velasco, a petición, ha recordado, de Anticorrupción, que "tiene un comportamiento ejemplar".

El diputado socialista Rafael Simancas ha sido el primero de los tres en preguntarle por el "tratamiento institucional" que hace el Gobierno del Partido Popular en los últimos casos de corrupción conocidos y le ha afeado que su conducta en los mismos está "socavando" el crédito de las instituciones, en referencia concreta al mensaje telefónico que Catalá envió a González tras ser nombrado ministro en el que le dijo que esperaba que "ojalá" se cerraran pronto "los líos".

Respecto a la elección de Moix, el parlamentario le ha preguntado sobre los "aspectos de su currículum que le convencieron" para proponerle como fiscal Anticorrupción. "¿Acaso fue su atrevimiento de actuar contra el juez de Miguel Blesa o porque archivó hasta tres veces las denuncias por presuntas irregularidades en el Canal de Isabel II o es asiduo a los cursos de FAES? Me temo que sabían muy bien por qué convenía su nombramiento", ha dicho Simancas.

En respuesta, Catalá ha recordado que el fiscal Anticorrupción lo propone la Fiscalía General del Estado y que poner en cuestión el conocimiento de Moix al frente de la Fiscalía "es al menos bastante incierto y bastante injusto".

ZOIDO RESPALDA A NIETO Y AFIRMA QUE EL ESCRITO DEL FISCAL "NO CAMBIA NADA"

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha avalado al secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, y ha asegurado que sus explicaciones sobre el caso Lezo han sido "oportunas, suficientes, exhaustivas y razonables" y que el escrito de los fiscales conocido ayer "no cambia nada".

Zoido se ha pronunciado así en el pleno del Congreso en su respuesta al diputado socialista Jesús Sicilia, quien le ha advertido de que, o cesa a su número 2, o la "sospecha" de que avisó a Pablo González, hermano del expresidente madrileño Ignacio González, de las pesquisas del caso Lezo dejará de recaer sobre Nieto para pasar a "las espaldas" del ministro.

La pregunta se ha producido después de que la Fiscalía Anticorrupción diera a conocer ayer un informe en el que se opone a la puesta en libertad del expresidente madrileño Ignacio González por el caso Lezo y en el que se alude a "la presunta investigación 'chivada' del secretario de Estado de Seguridad".

NIETO: "NO ME HE PLANTEADO DIMITIR PORQUE NO HAY DE LO QUE ARREPENTIRME"

El secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, ha subrayado hoy que no se ha planteado dimitir ni teme acabar investigado por la reunión que mantuvo con Pablo González, en prisión por el caso Lezo, pues el encuentro se produjo por "mala suerte" pero no ocurrió "nada" de lo que arrepentirse. "Tengo la tranquilidad de que sé lo que ocurrió en esa reunión y no hay nada de lo que de lo que tenga que arrepentirme. Lamento la mala suerte de que se produjera", ha zanjado Nieto antes de comparecer en la Comisión de Interior del Congreso sobre el polémico encuentro con el hermano del expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González el pasado 8 de marzo.

Preguntado por el documento en el que ha pedido a Anticorrupción que le aclare si está o no implicado en la Operación Lezo después de que los fiscales del caso hablaran de una "presunta investigación 'chivada' del secretario de Estado de Seguridad", Nieto ha respondido que estos "deben actuar como deban actuar". "Tienen la libertad y la independencia para hacerlo con todas las consecuencias, actúe quien actúe y le pese a quien le pese", ha asegurado para hacer hincapié en que está "dispuesto a asumirlo", si bien su conciencia está "tranquila" y está "convencido de que cuando acabe esta investigación todo va a volver a su cauce".

Otro aspecto que lamenta el número dos de Interior es el efecto que este asunto está teniendo en su "familia, amigos y entorno" y el que pueda generar en el Gobierno, por lo que ha mostrado su deseo de que poco a poco "se vayan aclarando las dudas, las conjeturas y los planteamientos que sean poco transparentes" para que "todos podamos estar en las mejores condiciones".

Nieto se ha reafirmado en las explicaciones que ya dio el pasado 28 de abril en el Congreso, cuando atribuyó a una "cacería" la polvareda levantada por un encuentro que calificó de "tergiversado y manoseado" y del que "nada se ha ocultado". "Confío en la Justicia, en los jueces, en que el tiempo nos permita ir conociendo el sumario y que todo nos lleve a la auténtica verdad", ha subrayado para recalcar que no teme acabar imputado porque "no hay ningún hecho" constitutivo de delito que se le pueda atribuir. En todo caso, ha añadido, "si hubiera alguna duda o algún error" estará en todo momento "a disposición de la Justicia para poder aclararlo".

Por todo ello, Nieto no ha pensado en dimitir, aunque su cargo está "desde el primer minuto" a disposición de su superior, Juan Ignacio Zoido, y así seguirá siendo mientras esté al frente de la Secretaría de Estado de Seguridad.

PSOE LE URGE A DIMITIR

El PSOE ha urgido al secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, a que dimita por su "intolerable" interferencia en la Fiscalía Anticorrupción, tras enviar ayer un comunicado en el que pedía aclaraciones sobre si está implicado en el caso Lezo. Así se lo ha exigido en la Comisión de Interior el portavoz socialista, Antonio Trevín, quien le ha sugerido que, si quería explicaciones por parte de esta Fiscalía especial, se hubiera personado en la causa que ha llevado al expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González a la cárcel. "Su dimisión es ya imprescindible", le ha espetado el diputado, que ha tachado de "intolerables" los términos en los que Nieto se ha dirigido a Anticorrupción tras conocerse que los fiscales de Lezo apuntaban a una "presunta investigación 'chivada' del secretario de Estado de Seguridad".

Trevín ha lamentado que Nieto aún no haya aclarado la reunión que mantuvo el pasado 8 de marzo con Pablo González, hermano de Ignacio González y también en prisión, y que las explicaciones que ha ofrecido al respecto solo han dejado "clara una cosa, su altanería".

A esa petición se han sumado Gabriel Rufián, de ERC, e Ione Belarra, de Podemos, que le ha pedido asumir "su responsabilidad" y decir "la verdad" rompiendo la "ley del silencio" que impera en el PP.

Por parte de Ciudadanos, Luis Miguel Salvador se ha limitado a preguntarle su opinión sobre "los conflictos que están surgiendo y el papel de las fiscalías", al igual que el Grupo Mixto, cuyo portavoz, Feliu Guillaumes, también le ha solicitado explicaciones ante "la gravedad del asunto".

MOIX SOBRE LEZO: "NIETO NO TIENE NADA QUE VER CON EL TEMA"

El fiscal jefe Anticorrupción, Manuel Moix, ha dicho hoy en Sevilla que el secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, "no tiene nada que ver con el tema", en relación al posible "chivatazo" a Ignacio González sobre las investigaciones del caso Lezo. Preguntado por los periodistas sobre si el número dos de Interior podría resultar imputado en el caso, el fiscal jefe Anticorrupción ha declarado: "el señor Nieto no tiene nada que ver con el tema".

Sobre el caso Lezo, Moix ha añadido: "me remito a lo que dijo ayer la Fiscalía General del Estado, lo que comparto plenamente".

Manuel Moix se ha reunido hoy con la fiscal jefe de Sevilla, María José Segarra, y con varios fiscales anticorrupción que trabajan en Sevilla en casos como los ERE.