Castilla La Mancha acuerda iniciar el procedimiento de sanción a los farmacéuticos

nacional

| 12.08.2011 - 19:25 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha ha acordado iniciar los procedimientos sancionadores a los farmacéuticos que ayer cerraron sus farmacias para reclamar el pago del dinero que les adeuda la Junta de Comunidades, que asciende a 125 millones de euros.

Así lo ha indicado la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, al término del Consejo de Gobierno que se ha celebrado esta tarde en Ciudad Real, que ha aprobado la iniciación de los procedimientos sancionadores correspondientes "a los colegiados que en el día de ayer siguieron el cierre de oficinas de farmacias en Castilla-La Mancha".

Cospedal ha justificado la medida porque según ha indicado: "lo que tiene que hacer el Gobierno es cumplir con su obligación y nosotros tenemos la obligación de hacer cumplir la Ley".

Ha añadido: "vamos a comenzar el procedimiento sancionador y lo que se derive del procedimiento sancionador se aplicará, que es un expediente contradictorio donde se les dará audiencia, como exige y garantiza la ley nacional y la ley en vigor en Castilla-La Mancha".

En este sentido, el consejero de Sanidad, José Ignacio Echániz, ha advertido que el Ejecutivo autonómico aplicará "con toda la firmeza y con todo el rigor, como no puede ser de otra manera como autoridad sanitaria" la Ley de Farmacias nacional, y la Ley de Ordenación Farmacéutica de Castilla-La Mancha aprobada por el anterior Gobierno autonómico en el año 2005.

Echániz ha avanzado que para su aplicación "se abrirán las diligencias pertinentes, a través de los inspectores de farmacia, para realizar este procedimiento administrativo".

Cospedal, en su primera comparecencia pública tras sus vacaciones, ha dicho a los farmacéuticos que secundaron el cierre (gran parte de las farmacias de las provincias de Toledo, Cuenca, Ciudad Real y Guadalajara y algunas de Albacete, provincia ésta que colectivamente decidió no sumarse a la convocatoria), que "no se pueden conseguir soluciones" a través del "chantaje, la fuerza o la presión".

La presidenta regional ha aseverado que el Gobierno regional "está trabajando desde que llegó" para resolver el problema de los impagos a todos los proveedores y ha recordado a los farmacéuticos que "tienen soluciones encima de la mesa".

Se ha referido así a la solución propuesta por algunas entidades financieras de la región, que pasa por el adelanto del pago de las facturas sin que conlleve aval patrimonial.

"Hay muchos que se han acogido a las soluciones negociadas por este Gobierno, hay otros que podrían haberlas acogido también" ha dicho Cospedal, que ha considerado que la posición adoptada por estos farmacéuticos es "tremendamente injusta para el resto de la población y el resto de compañeros titulares de farmacias".

En este sentido, ha agradecido a los farmacéuticos que abrieron ayer (556 farmacias de un total de 1.274, de las cuales 221 estaban de guardia, según datos de la Consejería) y ha destacado su "sensatez".