Casado solicita formalmente un debate con Sáenz de Santamaría | Telemadrid – Radio Televisión Madrid

Casado solicita formalmente un debate con Sáenz de Santamaría

Asegura que Andalucía es "fundamental" en su proyecto político

nacional

| 08.07.2018 - Actualizado: 21:19 h

EFE

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La candidatura de Pablo Casado ha presentado hoy formalmente una solicitud para que el comité organizador del XIX Congreso del PP convoque un debate entre los dos aspirantes a la presidencia del partido, para que ambos "puedan confrontar sus ideas" antes de la celebración del Congreso.

Ignacio Cosidó, como representante de la candidatura de Casado, propone en la carta remitida al Comité que el debate entre Soraya Sáenz de Santamaría -ganadora de la primera vuelta de las primarias- y Pablo Casado se celebre en la sede nacional del PP y se ofrezca señal a todos los medios de comunicación.

El debate, se expone en la solicitud, "no solo favorece el contraste de ideas", sino que es consecuencia "del propio funcionamiento democrático de los partidos", además de que "favorece la ejemplaridad del proceso".

Cosidó destaca, asimismo, que las dos candidaturas han pasado a la segunda vuelta de las primarias "prácticamente con un empate técnico", por lo que "es importante" que haya un debate donde cada aspirante "ofrezca su proyecto de partido, de país, y las reformas que considera necesario emprender".

ASEGURA QUE ANDALUCÍA ES "FUNDAMENTAL" EN SU PROYECTO POLÍTICO

El candidato a presidir el PP, Pablo Casado, ha dicho hoy que para su proyecto político Andalucía es "fundamental" y ha buscado el apoyo de los compromisarios, al tiempo que ha defendido que su iniciativa es ganadora e integradora "en la que todo el mundo cabe".

Casado, que ha participado hoy en un acto público con militantes en el municipio malagueño de Fuengirola, ha insistido en que ahora "entramos en otra etapa en la que sí hay que contactar con todos los compromisarios y ganar su confianza".

"Yo si creo que los compromisarios tienen derecho a decidir en el congreso porque hay que respetar las normas del partido para que la dirección nacional que salga tenga la mayor representación del partido, incluso de las candidaturas que no superaron el corte", ha sentenciado.

Ha mantenido que para el PP que él quiere "Andalucía es esencial", por lo que quiere contar con muchos andaluces en la dirección nacional, y ha reivindicado que "la dirección nacional se vuelque con esta tierra para recuperar aquellos ayuntamientos que tuvimos antes de las elecciones 2015 y para alcanzar aquellos municipios y la Junta, donde nunca hemos gobernado".

Respecto a si en Andalucía se ha guardado neutralidad en la campaña de la primera vuelta de las elecciones primarias del PP, donde ha ganado la candidatura de Soraya Sáenz de Santamaría, Casado ha reconocido que "la neutralidad no ha existido" y ha precisado que no lo decía él sino que "lo ha dicho el presidente regional, Juanma Moreno, y varios presidentes provinciales".

Casado, que ha admitido que las primarias en Andalucía ha arrojado "unos resultados no tan uniformes", ha explicado que el sistema de las primarias es "como si tuviéramos la primera parte del partido de fútbol en el que no podemos irnos a los vestuarios a amañar resultados y que hay que salir a la segunda parte al campo".

Para el aspirante a liderar el PP, el proyecto de partido que quiere es "ganador, integrador, en el que todo el mundo cabe", pero también en el que tienen que "enarbolar principios y valores con los que ganamos elecciones".

En este sentido, ha alegado que "no podemos ser el socialismo de derechas en Andalucía sino el Partido Popular, el que transforme la sociedad, el que deje claro que cuando gobernamos la gente ya no cambia, la gente nos prefiere porque hacemos las cosas mejor y creamos empleo".

Preguntado sobre si se ve ganador, Casado cree tener "muchas posibilidades de ganar" las primarias en la segunda vuelta y también de "convencer con nuestro proyecto a los más de tres millones de personas que dejaron de confiar en el PP y volver así a los once millones de votantes para que el PP pueda gobernar sin ningún tipo de acuerdo ni moción de censura".