Cañizares: "Los bienes de la Iglesia son de los pobres"

Solicita el apoyo de los "empresarios católicos" para los colectivos necesitados

Sostiene que los cristianos deben "estar en el medio de la cosa pública. No se puede arrinconar la fe"

nacional

| 19.02.2015 - Actualizado: 00:29 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, ha insistido en que la Iglesia tiene que estar a la "vanguardia de la caridad" y ello implica que "piense" dónde están sus bienes.

"Sus bienes son de los pobres, y eso no es hacer demagogia ni populismo, es decir quiénes son sus propietarios", ha afirmado. En una conferencia en el Club Siglo XXI, Cañizares ha alertado del reto de la Iglesia aludiendo a su última carta pastoral -que ha sido "tergiversada" por algunos, según él-, que ha resumido con la idea de que 2015 tiene que ser el año para la caridad, el evangelio y la eucaristía. "No podemos inhibirnos los cristianos y ser la cofradía de los ausentes, hay que estar en el medio de la cosa pública. No se puede arrinconar la fe", ha defendido.

El cardenal arzobispo ha reclamado mayor "creatividad en la caridad" y ha recordado algunas de sus propuestas recientes en favor de los más pobres de la sociedad, incluyendo la dedicación de un diezmo de las diócesis a los más desfavorecidos o la venta de "algunos bienes patrimoniales" de la Iglesia.

Cañizares también ha recordado que su última carta pastoral aboga por "estudiar la manera adecuada" para dedicar bienes a la ayuda de mujeres embarazadas que no quieran abortar, solicitando el apoyo de "empresarios católicos" para este y otros colectivos necesitados, como es el caso de inmigrantes, refugiados o los cristianos perseguidos en otros países.

En declaraciones a los medios de comunicación después de su conferencia, Cañizares ha especificado que algunas de sus medidas, como la venta de bienes de la Iglesia, están actualmente en estudio. También ha aclarado que no ha comentado esta cuestión directamente con el papa Francisco, aunque sí con alguno de los obispos españoles, que se han mostrado interesados por este tipo de iniciativas al existir "unanimidad" en la preocupación de atender las necesidades de los más desfavorecidos. "Que los pobres sean evangelizados, se sientan atendidos, queridos, es ineludible", ha enfatizado.

El cardenal ha resumido su compromiso con la Iglesia en la idea de estar "siempre al servicio del hombre". Como "obispo que ama a su patria", ha añadido que ve "preocupante" la situación social y económica de España, y en concreto de su diócesis valenciana. "España lo que necesita es levantarse, ponerse a andar, labrar un nuevo futuro, con esperanza, con un proyecto juntos", ha sostenido.

Cañizares ha lamentado la ausencia de proyectos que "aúnen". En este sentido, ha recordado el centenario de Santa Teresa de Jesús para subrayar el papel de la Iglesia como la depositaria de una "nueva humanidad". "La Iglesia está para traernos a Dios. No existe para sí misma, existe para los demás enteramente", ha concluido.