Cándido Méndez tiene "confianza a carta cabal" en Pastrana dice que sus gastos son "absolutamente justificados"

nacional

| 24.04.2013 - 15:14 h
REDACCIÓN

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, defiende al responsable del sindicato en Andalucía, Manuel Pastrana, después de conocerse que éste habría realizado gastos a cargo del sindicato y ha señalado que tiene "confianza a carta cabal" en el andaluz y que está convencido de que esos gastos están "absolutamente justificados".

En una rueda de prensa este miércoles junto al secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, para presentar los actos del próximo 1 de mayo, Méndez ha defendido que Pastrana es "una persona honrada y austera".

"Estoy absolutamente convencido de que los gastos son absolutamente justificados, racionales y de que en el procedimiento abierto quedará claro que son legales, legítimos, racionales y ajustados a motivos verificables".

NIEGA PAGOS CON LA VISA

Al respecto de la tarjeta de crédito empleada para pagar algunos gastos, Méndez ha negado que se haya utilizado de manera "excepcional" ni en pagos que no se puedan justificar y, sobre las cantidades de las que se ha hablado, ha dicho que "nada tienen que ver con la realidad".

Así las cosas, ha lamentado que se haya montado una "campaña de descalificación sobre el total de la organización" por ese asunto y ha recalcado que da fe de la "honorabilidad" del responsable andaluz.

Sobre la denuncia de los miembros del sindicato por los despidos en UGT-A, el líder sindical ha dicho que, si bien no ha leído "con nombres y apellidos el testimonio de ningún trabajador, en cualquier caso, todo lo que tiene que ver con ese Expediente de Regulación de Empleo lo resolverán los tribunales y resplandecerá la verdad.

En ese sentido, Méndez ha insistido en que hay quienes -"y no son los trabajadores"- utilizan determinadas informaciones "para desacreditar nuestra organización en esta situación tan difícil".

"Ya llueve sobre mojado, hay una estrategia mediática más que evidente porque para algunos somos una organización incómoda", ha concluido.