Canarias y Asturias votan en contra del objetivo de déficit y Andalucia y Cataluña ni acuden al Consejo

El Gobierno fija el objetivo de deuda para las CCAA del 15,1 % del PIB en 2012

Madrid asegura que está estudiando el fondo de liquidez y que aún no ha decidido si adherirse a él

Madrid remarca que, con 1.000 millones menos, en 2013 tendrá que "seguir haciendo ajustes"

nacional

| 31.07.2012 - 07:39 h
REDACCIÓN

El Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) se reúne esta tarde para fijar los objetivos de de déficit y de deuda de cada autonomía para los próximos años. La cita se produce un día después de que el presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, se reuniera con los "barones" territoriales de su partido para analizar la situación económica de España y de las comunidades y lanzar un mensaje unitario ante las medidas de ajuste puestas en marcha por el Ejecutivo.

OBJETIVO DE DEUDA DEL 15,1% PARA LAS CCAA

Madrid, 30 jul (EFE).- El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha anunciado hoy que el Gobierno ha fijado para las comunidades autónomas un objetivo global de deuda del 15,1 % del PIB para 2012 y del 16 % para 2013.

Montoro ha presidido esta tarde la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) que ha fijado los objetivos individuales de cada autonomía en materia de déficit y deuda para los próximos años.

Según el ministro, esta novedad se ha adoptado dentro de la ley de estabilidad presupuestaria y supone "traducir" a las comunidades su objetivo individual de déficit, introducirles un techo de deuda y dar "seguridad" a la evolución de la deuda del conjunto de las administraciones públicas.

El secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, ha explicado que para 2015 el objetivo global de deuda queda en el 15,45 %. Canarias y Asturias han sido las únicas que han votado en contra, mientras que Andalucía se levantado de la reunión por considerar inasumible su objetivo y Cataluña no ha asistido por estimar que no iba a haber negociación.

Esto supone una mayoría "aplastante" para Montoro, quien ha dicho no estar preocupado por las negativas de esta tarde, ya que una cosa es la posición política y otra el cumplimiento de la ley.

Al respecto, ha añadido que a las dos comunidades les interesa cumplir con los objetivos porque así se gana reputación y credibilidad, como al resto del conjunto de España.

"Son posiciones políticas puras y duras", ha reiterado Montoro, quien ha descartado que esté preocupado por ese rechazo.

ANDALUCÍA ABANDONA A LA MEDIA HORA

La consejera de Hacienda de la Junta de Andalucía, Carmen Martínez Aguayo, ha abandonado la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera, que esta tarde se celebra en Madrid presidida por el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro.

Martínez Aguayo se ha marchado apenas media hora después del comienzo de la reunión, a la que no asiste la Generalitat de Cataluña al entender que se quiere imponer a las autonomías las decisiones sin diálogo.

A su llegada al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, la consejera andaluza se ha mostrado perpleja por la información que le habían transmitido por la mañana el grupo de trabajo del Consejo porque, de confirmarse, plantean para la comunidad "unos objetivos de deuda que son, si cabe, más restrictivos que el de déficit".

Ya en la anterior reunión del Consejo, celebrada el pasado 12 de julio, Andalucía votó en contra de los objetivos de déficit marcados por el Gobierno para los próximos tres años.

SIN CATALUÑA

Pocas horas antes del encuentro Cataluña ha anunciado que no acudirá ningún representante de la Generalitat a la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) que se celebra en Madrid. En la rueda de prensa posterior al Consell Executiu, el portavoz del Govern, Francesc Homs, ha indicado que el consejero de Economía y Conocimiento, Andreu Mas-Colell, se ha dirigido por carta al Ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, pidiéndole una "rectificación" en sus políticas.

En la rueda de prensa posterior al Consejo Ejecutivo, el portavoz del Ejecutivo catalán, Francesc Homs, ha indicado que el consejero de Economía y Conocimiento, Andreu Mas-Colell, se ha dirigido por carta al Ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, pidiéndole una "rectificación" en sus políticas.

Según Homs, si las instituciones europeas han modificado su postura ante la deuda del Estado durante las últimas semanas y acordaron rebajar el objetivo de déficit para 2013, lo mismo debe hacer el Gobierno porque la situación financiera de las autonomías es insostenible. Homs ha expresado su confianza que pese al plante catalán, no haya "represalias" por esta actitud por parte del Gobierno central.

"DECISIONES UNILATERALES"

Cataluña votó en contra del objetivo de déficit del 0,7 por ciento de Producto Interior Bruto (PIB) para las autonomías, y el Gobierno catalán atribuye su plante al malestar que le genera un Gobierno que toma "decisiones unilaterales" sin consenso. "Se nos propone que asistamos a una reunión donde todo está decidido. Se decidió el lunes en una reunión en la sede del PP" de sus 'barones', ha agregado Homs.

Homs ha recordado que Cataluña ha sido pionera en recortar y tomar decisiones impopulares, que el Gobierno de la Generalitat ha apoyado medidas difíciles adoptadas por Rajoy, "por lo que no se puede permitir ir a una reunión sin diálogo". "Lo que ha permitido Europa para las administraciones españolas no se permite para las autonomías y además se les obliga a realizar un esfuerzo complementario, lo que es un sinsentido", ha asegurado Homs. "Se toman decisiones unilaterales que se imponen arbitrariamente y sin planificación" a las autonomías de régimen común, todas salvo las forales, Euskadi y Navarra.

En la anterior reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera, el Ministerio de Hacienda amonestó a varias comunidades por no cumplir con los objetivos previstos en sus planes económico-financieros y se aprobaron las previsiones de déficit autonómico hasta 2015.

El titular de Hacienda, Cristóbal Montoro, no cedió a las peticiones autonómicas de flexibilizar el calendario para que cumplieran su objetivo de déficit y dos comunidades gobernadas por el PP, Castilla y León y Extremadura, se abstuvieran en la correspondiente votación. Además, Galicia (también gobernada por el PP) se quejó igualmente en esa reunión de los planes de Hacienda, aunque votó finalmente a favor de los mismos, mientras que lo hicieron en contra Cataluña, Andalucía, Asturias y Canarias.

Aunque Bruselas relajó en un punto, del 5,3 al 6,3%, el límite de déficit para las administraciones públicas españolas este año, aplazando a 2014 el 3% obligatorio para todos los países de la zona euro, Montoro se mantuvo firme, sin compartir ese punto de "relajo".

Para 2013, y a pesar de ese mayor margen de maniobra que gracias a Bruselas tendrá el Gobierno central, las comunidades tienen que llegar a la meta del 0,7% de déficit, dos décimas por encima de lo previsto en el Plan de Estabilidad 2012-2015 que España remitió a Bruselas en primavera. Para 2014, Hacienda quiere que el déficit autonómico no supere el 0,1% y que en 2015 se produzca un superávit del 0,2%.Ese 0,1% supone un endurecimiento de dos décimas respecto al objetivo remitido a Bruselas.

El Fondo de Liquidez Autonómico, creado recientemente por el Gobierno y dotado con 18.000 millones de euros, planeará, previsiblemente, sobre la reunión. Las comunidades preguntarán por las condiciones y contrapartidas por su posible adhesión, que hasta ahora solo han anunciado que pedirán Cataluña, la Comunidad Valenciana y Murcia.

CON 1.000 MILLONES MENOS, EN 2013 MADRID TENDRÁ QUE "SEGUIR HACIENDO AJUSTES"

El consejero de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid, Percival Manglano, ha manifestado este martes que la reducción de las transferencias del Estado, cifrada en 1.000 millones menos para el año que viene, va a generar que "evidentemente" se tengan que seguir haciendo ajustes en 2013 para cumplir los objetivos de estabilidad presupuestaria. Asimismo, ha subrayado que "es una prioridad absoluta" la provisión de los servicios sociales básicos y, en este apartado, que el Gobierno regional ha dedicado 9 de cada 10 euros para asegurar la financiación de estos servicios esenciales y que en 2013 "va a ser igual".

Por otro lado, ha incidido en que Madrid presenta un saldo "desequilibrante" entre los recursos recaudados en la región mediante los impuestos de IVA, IRPF y tributos especiales (65.000 millones de euros) y las transferencias económicas que recibe la Comunidad (11.500 millones en 2013), por lo que exigirá una relación "más directa entre lo que se recauda y lo que finalmente se transfiere".Así lo ha manifestado Manglano tras visitar la empresa Grupo Raga y preguntado por los medios de comunicación por la postura de la Comunidad de Madrid en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) que se celebra esta tarde.

En este sentido, Manglano ha subrayado que el Gobierno regional acude al Consejo con el compromiso de cumplir los objetivos de déficit marcados para el presente ejercicio y para 2013, si bien ha reiterado que, como en otras ocasiones, pondrá de manifiesto la necesidad de "avanzar" en reformas estructurales que aseguren a las Comunidades estar en disposición de poder cumplir los límites marcados.

MADRID ESTUDIA ADHERIRSE AL FONDO DE LIQUIDEZ

El consejero de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid, Percival Manglano, ha asegurado este martes que su gobierno aún está estudiando el fondo de liquidez aprobado para las autonomías y que, por lo tanto, no ha decidido todavía si adherirse a él.

"Estamos estudiando el fondo, las condiciones en las que está constituido. A fecha de hoy no hemos tomado la decisión de adherirnos a él", ha explicado Manglano en declaraciones a los medios antes de la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF).

En el que es el primer encuentro de este foro tras la aprobación del fondo de liquidez, el consejero ha añadido que el Gobierno madrileño verá "en el futuro qué opciones" tiene, si bien ha reiterado que "ahora mismo" no se siente "en la obligación" de adherirse.

Por otro lado, Manglano ha explicado que la Comunidad de Madrid acude a la reunión del CPFF para expresar su "compromiso" con el objetivo de déficit para este año y el que viene, "insistiendo una vez más en que el cumplimiento va a estar ligado siempre a las reformas estructurales que ha empezado a hacer el gobierno y que tienen que profundizarse todavía más".