Cae una red que robaba a ancianos tras acercarse con la excusa de ayudarles

Los seis detenidos, de origen rumano, residían en La Rioja

nacional

| 15.06.2011 - 11:53 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Policía Nacional ha detenido a seis personas que integraban una banda dedicada a robar a ancianos que acababan de retirar dinero del banco, y a los que abordaban con la excusa de ayudarles, según ha informado la Dirección General de la Policía. "Lo siento muchísimo, le acabo de manchar", "¿Le ayudo con la bolsa?", "Le acompaño al ascensor, que hoy en día hay muchos peligros"..., eran algunas de las frases que los ladrones, que actuaban en Castilla y León, País Vasco, Navarra y Cantabria, empleaban para entablar contacto con sus víctimas.

Los seis detenidos, de origen rumano, según un comunicado policial, residían en La Rioja, pero se desplazaban a otras regiones para cometer hurtos "al descuido" y robos. La investigación se inició en Pamplona con el caso de un robo a un anciano que regresaba a su domicilio tras realizar un reintegro bancario.

Las pesquisas llevaron a los agentes a averiguar que la banda cometía hurtos al descuido, aunque en ocasiones desembocaban en robos con violencia o intimidación, y que se caracterizaba por una gran movilidad geográfica, ya que sus integrantes habían actuado en Pamplona, Burgos, Santander, Bilbao, Vitoria, San Sebastián, Miranda de Ebro y Calahorra.

A la hora de "trabajar", los integrantes de la banda se dividían entre el interior y el exterior del banco que seleccionaban. En el interior elegían a la víctima y observaban dónde guardaba el dinero que acababa de sacar. A continuación facilitaban esa información a los miembros de la banda que estaban fuera del banco, y que seguían al "objetivo" hasta su casa, en cuyo portal le distraían con cualquier excusa para lograr la sustracción del dinero.

La Policía ha detenido a dos integrantes en Pamplona y a otros cuatro en Logroño, a los que se atribuyen diez hechos delictivos, aunque la operación sigue abierta para averiguar su han participado en otros sucesos similares. Entre lo intervenido a los detenidos hay 2.300 euros en efectivo, una treintena de teléfonos móviles y varias cámaras de fotos