Cae una red internacional de narcos con 53 detenidos y 3.500 kilos de hachís

(Álvaro Santos)

nacional

| 03.01.2012 - 11:41 h
REDACCIÓN
Más sobre: narcosSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Policía Nacional ha detenido a 53 personas de una red internacional de narcotraficantes que transportaba droga procedente de Marruecos a través de España en camiones y luego la distribuía por diferentes países europeos, al tiempo que se ha incautado de 3.500 kilos de hachís. La Dirección General de la Policía ha informado hoy de esa operación, que ha tenido lugar en varias fases y que ha permitido desarticular una banda que actuaba desde Barcelona, Terrassa y Sabadell, y contaba con colaboradores en Sevilla, Almería, Málaga y Denia (Alicante).

El primer eslabón de la cadena estaba en Marruecos, de donde procedía la droga, introducida en España por la costa levantina para su custodia y posterior transporte por carretera en camiones que tenían dobles fondos. Al frente de la red estaba un ciudadano marroquí, que contaba con el apoyo de un español que disponía de una flota de camiones en los que era transportada la droga. Otra persona, afincada en Denia y ayudada por otros miembros del grupo, facilitaba los almacenes donde ocultar el hachís en esa localidad y otras limítrofes.

La investigación empezó en mayo pasado y ha tenido su ramificación en Francia, donde han sido detenidas cuatro personas, según la Policía. Las pesquisas permitieron saber que estaba en marcha la distribución de un importante alijo que iba a ser trasladado por carretera desde El Ejido (Almería) a la provincia de Barcelona.

Los agentes interceptaron en la autopista A-7, a la altura de Benidorm, un camión TIR que transportaba una tonelada de hachís. El vehículo iba precedido de una furgoneta que hacía de "lanzadera" con la misión de alertar de una eventual presencia policial. En la operación fueron detenidos los conductores de ambos vehículos. Pocos días más tarde hubo cuatro detenciones más en Terrassa, con el decomiso de más de media tonelada de hachís.

A principios de julio la Policía tuvo constancia de que otro de los miembros del grupo investigado iba a viajar a Marruecos a bordo de un vehículo con una importante suma de dinero. Fue interceptado y detenido en Villajoyosa (Alicante) y en su coche se hallaron casi 420.000 euros en efectivo.

Con posterioridad un nueva actuación policial contra esa red, que tuvo lugar en Sagunto (Valencia) acabó con la detención de seis personas en el momento en que precedían a entregar un vehículo cargado con 450 kilos de estupefaciente. A estos resultados se añadió la detención en Barcelona de un ciudadano italiano que transportaba 250 kilos de hachís a su propio país.

En agosto fue detenido el responsable del grupo en Sevilla, así como otras cuatro personas encargadas del transporte de la droga a Terrassa, a quienes se les intervinieron 575 kilos de hachís. Unos días más tarde fue detenido el principal responsable de la cadena de distribución del estupefaciente en Terrassa, un ciudadano marroquí. Las investigaciones se centraron entonces en localizar al principal responsable del entramado, que fue finalmente detenido a finales de octubre en Barcelona.

En el operativo -desarrollado en Barcelona, Cádiz y Sevilla- fueron detenidas otras dieciséis personas, encargadas de ejecutar las directrices del cabecilla del grupo en lo referente a la custodia y transporte del hachís en España. Otras siete detenciones por blanqueo de capitales fueron realizadas en noviembre en Alicante, a las que se sumaron las de otros cinco miembros del entramado de narcotraficantes en Algeciras (Cádiz), y en las localidades granadinas de Salobreña y Motril. Además, la Policía francesa, capturó en Brethmas a cuatro españoles con 167 kilos de hachís ocultos en el interior de un camión con matrícula española. En total han sido intervenidas 3,5 toneladas de hachís, cuarenta vehículos, un millón de euros en efectivo y más de doscientos teléfonos móviles.