Cae una banda que reventaba estancos y vendía después el tabaco en máquinas

nacional

| 12.04.2012 - Actualizado: 14:22 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Policía Nacional ha detenido a veinticuatro personas pertenecientes a una organización especializada en el robo de tabaco y su inmediata introducción en el mercado. Los detenidos, en Madrid y Valladolid, asaltaban varios estancos de zonas rurales, trasladaban el botín hasta la capital y lo vendían a reponedores de máquinas de tabaco y otros comerciantes. Según informa Interior en un comunicado, a los arrestados se les imputan 25 robos cometidos en 13 provincias, entre ellos también el de una joyería en Pozoblanco (Córdoba) de la que sustrajeron 300.000 en joyas. Entre los detenidos, catorce son integrantes de la organización y diez receptadores que derivaban el tabaco a su venta al público

Desde que comenzaron a actuar y hasta su arresto se estima que habrían obtenido unos beneficios de 1.800.000 euros, lo que representaría unos 200.000 al mes. La investigación se inició en el mes de julio de 2011 a raíz de informaciones obtenidas por los agentes acerca de este grupo organizado. Sus objetivos principales eran estancos ubicados en pequeñas poblaciones en zonas rurales, aunque en ocasiones también se decantaban por joyerías, supermercados o salones recreativos.

La estructura del grupo se dividía en subgrupos o células compuestas por 4 ó 5 personas. Cada célula actuaba por separado, pero siempre coordinadamente para conseguir la mayor efectividad posible a la hora de cometer los robos con fuerza. Durante la misma madrugada, el grupo llegó a cometer hasta tres robos con fuerza en diferentes provincias y, apenas unas horas después, lo robado estaba ya en Madrid y en manos de los distribuidores. Esta coordinación, unida a una gran movilidad, hizo que perpetraran los robos a lo largo de todo el país, en establecimientos comerciales de Cáceres, Toledo, León, Avila, Ciudad Real, Alicante, Cantabria, Orense, Vizcaya, Oviedo, Teruel, Córdoba y Madrid.

El centro neurálgico de las actividades delictivas de este grupo era un trastero situado en la localidad madrileña de Torrejón de Ardoz, donde se dirigían todas las células tras cometer los asaltos. En este punto, los cartones de tabaco pasaban de inmediato a los encargados de ponerlos en circulación a través de máquinas expendedoras en cafeterías y otros tipos de comercios. De esta manera, el grupo cometía los robos y transformaba el botín en dinero en efectivo en cuestión de horas.

16 REGISTROS DOMICILIARIOS

Las investigaciones han culminado con el arresto de 24 personas -21 en Madrid y 3 en Valladolid-, 14 integrantes del grupo a los que se les imputan 25 robos con fuerza y 10 receptadores que les compraban lo robado. Los agentes han recuperado objetos provenientes de los robos como numerosos cartones de tabaco, valorados en más de 165.000 o piezas de oro y relojes que fueron robadas en una joyería de Pozoblanco (Córdoba), donde el grupo se hizo con 300.000 en joyas. También se han intervenido radiales y mazas utilizadas para forzar cerraduras, cajas fuertes o atravesar paredes.

Los 16 registros domiciliarios se han practicado en: siete en Torrejón de Ardoz (Madrid), cuatro en Madrid, dos en Valladolid, uno en San Fernando de Henares (Madrid), en Villanueva del Pardillo (Madrid) y en Alovera (Guadalajara).

La investigación ha sido desarrollada por agentes de la UDEV Central de la Comisaría General de Policía Judicial y de la UDEV de Jefatura Superior de Policía de Cantabria, con la colaboración de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Valladolid, la Comisaría de Torrejón de Ardoz, la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana de Madrid y la Comandancia de la Guardia Civil de Cantabria, la Policía Municipal de Madrid y la Agregaduría de Interior de la Embajada de Rumanía.